Las tentaciones de San Antonio

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La Vida de Antonio según Atanasio de Alejandría, el relato de las tentaciones que el demonio le propuso, es uno de los grandes temas de la iconografía; Salvador Dalí, El Bosco, Cézanne, Piero della Francesca, o los Brueghel, son algunos de los artistas que se inspiraron en ese episodio mítico y místico, atraídos por la personalidad del santo y las circunstancias de su vida.
La presencia de lo demoníaco, las metamorfosis del Maligno, las soledades del desierto, la vida eremítica, son sin duda los temas que encandilaron a los pintores.
Gustave Flaubert prefiere el tufo herético de los primeros años de la cristiandad para crear el ambiente de un libro curioso que, con una estructura teatral, prosa poética y cuerpo simbólico, se acerca a lo que conocemos como auto sacramental, una pieza teatral alegórica que se representaba –se tiene que leer- con fines didácticos y moralizantes.
Una obra curiosa por el fondo y por la forma, construida con una serie de visiones, decadentes y lujosas, que tientan a san Antonio en la Tebaida de su sufrimiento espiritual, que provocan  una lucha entre la voluntad y la voluptuosidad, en una orgía gnóstica y orientalista que revela la confusión que asienta al cristianismo.
Distintos personajes legendarios, desde dioses paganos hasta monstruos y heresiarcas, tientan la santidad de Antonio con la riqueza, la lujuria, la fama o el conocimiento y así es como vemos desfilar por las páginas a Nabucodonosor y a la reina de Saba, a Simón el Mago o Apolonio de Tiana.
Es una obra rara, barroca en su concepción, imposible de leer sin un glosario léxico -que casi todas las ediciones incorporan- o una erudición enciclopédica, escasa en este siglo; y cuyo valor máximo es –desde mi lego punto de vista- la creación de una atmósfera onírica que nos acerca a los primeros tiempos de la cristiandad, época de iluminados y de místicos en cuyos oídos resonaban -cercanos pero separados ya por siglos- fragmentos interesados de escrituras, diferentes comprensiones de la lucha entre el bien y el mal, y numerosos sistemas filosóficos corrompidos por el fanatismo.
Un mundo singularmente atrayente.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Un poco intenso.
Tipo de lectura: Extraña.
Argumento: Delirante.
Personajes: Enigmáticos.
¿Dónde puede leerse?: En el Monasterio de Santa Catalina, en el Sinaí.
¿Dónde encontrarlo?: Búscalo en tu librería habitual o en www.libreriamendez.net


Comentarios cerrados.