Mariano Bertuchi, pintor de Marruecos

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Mariano Bertuchi es conocido habitualmente como el gran pintor del Protectorado, Pintor de Marruecos. Su obra es poco conocida porque no es fácil identificar su autoría en los sellos y los carteles. Una de las escasas ocasiones de ver sus pinturas, dibujos y acuarelas -en colecciones privadas en su mayor parte- fue en la exposición de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando del año 2000, y el catálogo de ésta, una de las únicas fuentes de información para acercarse a su trabajo y a la figura de un gran pintor.
Además de las obras de la muestra, agrupada por ejes temáticos –Xauen, Tánger, zocos, ceremonias, oficios, etc.- el libro se abre con unos estudios preliminares; el más interesante es el de Eduardo Dizy Castro, en el que se profundiza sobre la faceta de Bertuchi como maestro de artesanos y preservador del patrimonio tradicional. Maria Dolores Santos Montero hace una semblanza biográfica. El resto de las colaboraciones recorren anécdotas, opiniones personales y el recuerdo de los orientalistas, y se echa de menos que los estudios estén más centrados y mejor articulados entre ellos.
Cabe reprochar también que no aparezca por ninguna parte información sobre los autores, así como las magras notas de catalogación, aunque no en la presentación del catálogo ni en su intención: rescatar a un maestro y el aroma de una época. Mariano Bertuchi dirigió con eficacia la Escuela de Artes y Oficios Tradicionales de Tetuán, dibujó y diseñó los carteles promocionales del Protectorado Español en Marruecos y sus emisiones postales.
Nos dejó el reflejo, con pinceladas de colores y de sombra, de un mundo que todavía no ha expirado, y colaboró en preservarlo para nosotros; éste es su mayor legado y como tal
debemos agradecerlo, acercándonos a su obra con admiración y con respeto. Mariano Bertuchi nació en Granada en 1885 y murió en 1955, en Tetuán.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Aficionados a la pintura, la historia del Protectorado y el orientalismo.
Tipo de lectura: Algo deslavazada.
Personajes: La gente común en su vida cotidiana.
¿Dónde puede leerse?: En la Casa de España de Tetuan, comiéndose unos pescaditos.
¿Dónde encontrarlo?: Es difícil de encontrar y deberá buscarse en www.iberlibro.com


Comentarios cerrados.