Kabul Disco (Cómo no fui secuestrado en Afganistán)

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Primer tomo de Kabul Disco firmado por el dibujante Nicolas Wild en el que se narra su estancia en Afganistán.
En plena crisis creativa y económica encuentra una oferta de una sociedad dedicada a las actividades culturales y publicitarias de ese país y accede a viajar. Una estancia que debería llegar a tres meses se dilata en el tiempo y las experiencias de Nicolas Wild van tomando forma y hondura.
Recuerda mucho, este cómic, a la serie en la que lleva trabajando algunos años Guy Delisle y es, tal vez, excesivamente deudora de la misma. Pero el trabajo de Wild es excelente y toma personalidad propia desde la primera viñeta.
Adaptación al entorno, disfrute del mismo, enfrentarse a una cultura diametralmente opuesta, los amigos que son expatriados, el ritmo de trabajo endiablado y una ironía finísima acompañan la narración. Una narración con buen ritmo que se desplaza con un aprovechamiento del papel muy inteligente que hace resaltar lo importante, sugerir lo esencial y mostrar los detalles de un viaje iniciático espléndido.
El trazo del dibujo es sencillo aunque no deja escapar nada importante. Un blanco y negro que juega con los tonos y las sombras es un acierto artístico indudable. Y el guión es muy divertido.
Este es un trabajo que gustará a todo tipo de lectores. Incluidos los amantes de la novela gráfica. Merece la pena.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lectura: Muy divertida. Fácil.
Tipo de lector: Cualquiera.
Argumento: Sobrevivir en cualquier parte del mundo no es un milagro.
Personajes: Muy bien perfilados.
¿Dónde puede leerse?: Afganistán está lejos. sería lo suyo, pero, dadas las circunstancias, en casa, con tranquilidad y un café cerca, es suficiente.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual. Que para eso están.


Comentarios cerrados.