Los muertos no se tocan, nene

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Rafael Azcona, conocido por ser el guionista de obras maestras del cine español de la mano de Berlanga y Bardem entre otros, en una época de posguerra que burlaba como podía la censura, la obra retrata sobre un fresco conocido por el provincianismo de su querido y natal Logroño, una fábula irreverente, llena de humor negro y con mimbres de iniciática por obra y gracia de Fabianito, poeta que suma sílabas de versos para reconvertirlos en de arte mayor y que compagina el amor platónico con una chica de su edad con sus frecuentes masturbaciones pensando en tía Abelarda.
La novela, como la película firmada por José Luis García Sánchez, mayormente dialogada, resulta ser una crítica feroz de lo que suponía y supone cualquier óbito por más que el fallecimiento se dé en alguien ya casi centenario; se critica a las familias que se visten de lo que no son o fingen con teatralidad lo que son, los cotillas que dan palmaditas en la espalda sin saber, el servicio de pompas fúnebres y su implacabilidad (tienen que tener lista la esquela antes del último suspiro),…
Todo ello mezclando juventud y vejez y haciendo ver por un lado que el final, tan presente en la edad adulta, no es más que parte del principio si lo ve un chaval de quince años con una libreta llena de paroxismos y contratiempos y que no está dispuesto a ser avasallado a las primeras de cambio.
Rafael Azcona, a quién también debemos en libro El repelente niño Vicente, sabía de sobra lo que es un buen personaje. Es una pena que en ocasiones se dejase llevar por lo fácil y tentador de determinadas situaciones. En cualquier caso hay genios a los que se les perdona todo.

Calificación: Buena.
Tipo de lector: Familiarizado con el humor negro, pero también con el costumbrismo.
Tipo de lectura: Simpática.
Argumento: El velorio de una eminencia de Logroño y los escarceos de su nieto.
Personajes: Bien trazados.
¿Dónde leerlo?: Junto al féretro de Juan Luis Galiardo, uno de sus últimos actores fetiche.


Comentarios cerrados.