sep 30 2012

Las desterradas hijas de Eva

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Durante la época franquista, España fue un verdadero infierno para cientos de miles de personas. Pero el premio gordo se lo llevaron las mujeres. Adultas, jóvenes, niñas. No se salvó ni una sola salvo que fueran las esposas, hijas o novias de hombres cercanos a la ideología fascista, al gobierno franquista.
El mundo se redujo para las mujeres a ser una excelente ama de casa, al amor casto y puro. Al menos eso es lo que se intentó, siempre, desde el poder establecido.
Las desterradas hijas de Eva es un libro que denuncia parte de lo que pasó durante más de cuarenta años. La vida dentro de los preventorios, la vida dentro del aparato del siniestro Patronato de Protección a la Mujer, los desbarajustes que se produjeron en las maternidades españolas; infiernos que tuvieron que transitar muchas mujeres españolas.
Robos de bebés, maltratos y vejaciones a niñas que apenas tenían cinco años, humillación y secuelas que siempre quedaron.
El ensayo de Consuelo García del Cid Guerra es un buen documento para que el lector se haga una idea de lo que representó todo aquello. Son muchos los testimonios de personas que vivieron esa época y quisieron que todo se supiera.
Tal vez sea algo reiterativo en algunas zonas puesto que los relatos de las víctimas son muy parecidos, pero suficiente para conseguir el efecto que se busca. Denuncia sin paliativos de una época oscura, de un momento histórico que causó muerte, dolor y falta de horizonte.

Calificación: Bueno.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Fácil. Algo repetitiva. A mitad de capítulo el lector puede tener la sensación de saber lo que le van a contar.
¿Dónde puede leerse?: En casa, cerca de un ordenador para echar un vistazo en internet y saber algo más.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


sep 25 2012

Mansfield Park

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Concebida como una piedra de granito de omnisciencia cargada de vetas modernas, la escritora decimonónica de novelas de género romántico, Jane Austen,  nos adentra en la historia de Fanny, una niña de extracción humilde que va a parar con sus huesos a la mansión de los Crawford, unos primos lejanos de quienes aprende no sólo correctos hábitos de lectura y una admiración por el teatro representado, sino a conocerse a sí misma.
Se dibuja con lienzo preciso el carácter de la muchacha desde el borrón en el papel, pasando por el impresionismo y terminando en el hiperrealismo a la vez que se construye una trama muy escultórica donde nada parece moverse, y todo lo hace desde dentro. Intimismo, deben llamarle.
Ambientada en una campiña de rasgos tradicionales y donde los Crawford y los Grant comparten residencia al menos durante parte del año, la autora juega con el encanto y crueldad de su personaje, primero desde la necesidad de encontrar pareja de sus dos primas Ana e Isabel, después desde la admiración del más manirroto de los hermanos, que le lleva a sentir un amor que sabe imposible y por último mediante el exquisito trato con William y Edmund, un amigo que se deshace en atenciones con ella sin aparente intencionalidad.
Más sugerente como potenciadora de imágenes fijas que en movimiento; tal vez en esta novela encontremos el germen a través de un primer trazo de lo que estaba por venir en el siglo XX, desde la concepción de un mundo, al menos, más flexible leído hoy.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Todavía algo paciente.
Tipo de lectura: Entretenida.
Argumento: Inseguridades y certezas en la vida de una chica que empieza a saber lo que quiere.
Personajes: Bien.
¿Dónde leerla?: Cerca de Covent Garden, en Londres.


sep 24 2012

El caballo amarillo

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Boris Savinkov fue un terrorista ruso, participó en el atentado contra el gran duque Sergio, gobernador de Moscú, después de la revolución se enemistó con el gobierno de los bolcheviques y deambuló por París, donde se mezcló con los intelectuales.
El caballo amarillo es una novela, con apariencia de diario, en la que unos terroristas  preparan el asesinato del gran duque Sergio, y en la que hay también una incidental historia de amor.
Albert Camus, que conoció a Savinkov en París, escribió sobre ese mismo molde una obra de teatro, Los justos; y el Mersault de su novela emblemática El extranjero, participa de características similares a las que tiene el protagonista de El caballo amarillo: una frialdad de acción y de pensamiento que lo deshumanizan, la inteligencia diáfana, una visión de la belleza que le rodea que se expresa en las descripciones -del agua, del viento, de los árboles, de la nieve- como si los viera por primera vez y desde fuera del universo que forman, en una especie de panteísmo al que él es ajeno; una voz curiosa, persuasiva y cortante, atractiva, pero que se hace antipática a algunos lectores.
Con la serenidad de un Ángel Exterminador.
La escritura es concisa, diáfana, reveladora; se recrea en una hermosa distancia de sí misma.
El caballo amarillo sale del Apocalipsis: y el que cabalgaba sobre él se llamaba muerte; y de ese y otros escritos de Juan –y de Marcos- se acumulan las citas, creando con resonancias bíblicas un tono implacable.
Porque Savinkov, proyectado en narrador, actúa como Némesis, la diosa griega de la justicia distributiva, la venganza y la fortuna, decidiendo sin titubeos lo que hay que hacer y lo que no. Quien debe morir.
Por algo Apollinaire se refería a Boris Savinkov como notre ami l´assassin.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Precisa.
Argumento: Inquietante.
Personajes: Perfectamente dibujados con dos trazos.
¿Dónde puede leerse?: En Moscú.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o, por ejemplo en www.lafugitiva.com


sep 23 2012

La carta robada

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Franco Maria Ricci y Jorge Luis Borges idearon una Colección de lecturas fantásticas que en España editó Siruela. Uno de los volúmenes se dedica a Edgar Allan Poe, gran maestro de esa literatura, y recoge cinco cuentos.
La carta robada es un juego de ingenio, de prestidigitación. Los más célebres autores de novela de misterio intentarían imitarlo siempre con mayor o menor fortuna.
En el segundo relato lo terrible viene del mar y se prolonga en lo desconocido, sabemos de ese horror por El manuscrito encontrado en una botella, en el que lo fantástico se expresa por contradicción con una voz narrativa cabal, envuelta en un fulgor de pesadilla.
Gran parte de la literatura de Poe investiga la frontera entre la vida y la muerte, los recovecos de la conciencia humana, todo ello se condensa en La verdad sobre el caso de M. Valdemar; y en El hombre de la multitud se unen el espíritu de la gran ciudad y las muchedumbres que la forman en sus soledades. Es un cuento circular, que finaliza donde comenzó.
Pero quizás sea el último cuento, El pozo y el péndulo, una de los más decisivos relatos del escritor americano. Nos aterra porque nos introduce en un laberinto donde se encuentran los miedos más arraigados en el ser humano: sima, oscuridad, tumba, lo desconocido, el abandono y la tortura, toda la arbitrariedad de las maquinaciones inquisitoriales está aquí. Este cuento adquiere nuevas lecturas tras los horrores que produjo el siglo XX –sus hombres- en el cono sur de América.
Poe murió el siete de octubre de 1849 en circunstancias misteriosas, acosado por los mismos delirios que vomitó en sus obras. Los hechos que precipitaron su muerte nunca fueron aclarados.

Calificación: Extraordinarios.
Tipo de lector: Aficionados a la novela de terror y de misterio.
Tipo de lectura: Aterradora.
Argumento: Terribles.
Personajes: Lúcidos en sus pesadillas.
¿Dónde puede leerse?: En una noche de tormenta.
¿Dónde encontrarlo?: La edición de Siruela es difícil de encontrar pero existen otras recopilaciones. Intentarlo en www.iberlibro.com


sep 15 2012

Viaje a Italia

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Entre 1786 y 1788, Goethe atravesó Italia, mantuvo estancias en Venecia, Nápoles y Palermo, recorrió Sicilia y se demoró largamente en Roma que en ese momento era la capital universal del arte y de la cultura.
En esos años el escritor alemán estaba en la plenitud de su vida, y este viaje supuso la revisión de algunas de sus obras y cierto retorno al clasicismo.
Con el título de Viaje a Italia se publicaron sus anotaciones en diarios, y cartas que demuestran las impresiones de ese gran intelectual del Norte al encontrarse, en el Sur, con el Sol, el Arte y la Belleza. Con la Vida.
Destaca como buen observador, sabio humilde, interesado por la Historia Natural, apasionado por conocer las técnicas de la pintura. Hay reflexiones, casi pequeños ensayos, sobre arquitectura, pintura, música, teatro y costumbrismo que demuestran perspicacia y penetración en sus juicios de valor.
Pero sobre todo, Goethe quiere aprender, hacerse con un bagaje emocional y de conocimiento que le acompañe toda la vida.
El Viaje a Italia está impregnado de la alegría meridional y ofrece en algunos momentos una mirada íntima.
Destacan por su interés documental las crónicas, los encuentros con otros personajes, el impacto producido por ciertas obras de arte, y en este sentido, son especialmente vívidas tanto la descripción de los desordenados carnavales romanos, como la visión dantesca de Mesina, asolada por un seísmo.
Envidiable es, para cualquier escritor, esa capacidad de síntesis en la impresión de los paisajes, la precisa descripción de las ciudades, y la elegancia en la narración de las anécdotas.

Calificación: Curioso.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Agradable.
¿Dónde puede leerse?: En un Viaje por Italia.
¿Dónde encontrarlo?: Búscalo en tu librería habitual de viaje, como www.orixa.com


sep 13 2012

El amor en los tiempos de cólera

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Alguien ha dicho que solamente el choque de la lengua española contra la exuberancia de las selvas americanas podía haber alumbrado la catarata inagotable de la literatura latinoamericana, que en la segunda mitad del siglo pasado se derramó en una generación de escritores, de entre los cuales el colombiano Gabriel García Márquez es quizá el más conocido por que es el más accesible al lector común.
Utilizando una mezcla de materias, fantástica y real, la prosa de García Márquez es un chorro de lenguaje de una desmesura tropical y muestra una imaginación tan prodigiosa que cuesta creer que más allá de estructuras, planificaciones o artificios, no haya una genialidad congénita e inigualable.
El amor en los tiempos de cólera, habla sobre la vida y la muerte, sobre el proceso inevitable del envejecimiento y el sustento de las ilusiones en un mundo amargo pero mágico. Es la historia de una gran pasión atenazada por el desdén, que pone toda su esperanza de sobrevivir en la longevidad y las fidelidades.
Un relato cataclísmico que apenas si necesita de los diálogos para desarrollarse y que crea, mucho más allá de lo que podría esperarse, una maravillosa historia de amor.
Los encuentros y desencuentros de Florentino Ariza y Fermina Daza son el pretexto para devanar una saga que se ramifica en personajes excepcionales, en historias rocambolescas que arrancan en el tiempo de la colonia y persisten previsiblemente hasta el presente; son también la clave para perfilar una sociedad criolla, que con sus enormes desigualdades, sus pretensiones sociales y sus eternos enfrentamientos civiles configuran un retrato de lo que es América Latina y ayudan a entenderla.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Entretenida.
Argumento: Una historia de amor.
Personajes: Extraordinariamente dibujados en sus matices.
¿Dónde puede leerse?: En un largo viaje por uno de los ríos americanos o en Cartagena de indias.
¿Dónde encontrarlo?: Búscalo en tu librería habitual o, por ejemplo en www.libreríamendez.com


sep 12 2012

Libro del cielo y del infierno

Artículo escrito por: Augusto Prieto

De la misma manera que el hombre creó a dios a su imagen y semejanza, también creó un Cielo a la medida de sus aspiraciones de gloria, y un Infierno adecuado a su soberana maldad.
(Para los negros de Benín el Infierno estaba en el mar: desde el mar arribaban a Benín los navíos de los negreros)
Los escritores argentinos Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares recogieron una selección de fragmentos, procedentes de todas las literaturas, que componen una interesante cartografía de ambos espacios y una muestra de hasta dónde puede llegar la imaginación humana.
Gran parte de ellos provienen de escritos considerados sagrados por las distintas religiones, de sus catecismos y sus interpretaciones; otros en cambio son obra de escritores o de filósofos.
Algunas son descripciones serias y concienzudas, pero las hay creadas desde la mordacidad y lo contradictorio.
Así en el paraíso del Valhalla se combate eternamente;  en el naraka, refiere la baronesa de Servus, el voluptuoso es arrojado a los brazos de una estatua de mujer, enrojecida en el fuego; y en el Ulises de C. G. Jung, el Diablo atormenta a los réprobos haciéndoles esperar.
Las leyes del Cielo y el Infierno de Silvina Ocampo son –sin embargo- versátiles; y tan inquietantes son los infiernos imaginados por Emmanuel Swedemborg, como astutos los análisis de Gibbon sobre el asunto.
El libro del Cielo y del Infierno es un libro de citas (algunos paraísos son una casa de citas) y un divertimento.

Calificación: Curioso.
Tipo de lector: Curioso.
Tipo de lectura: Entretenida.
¿Dónde puede leerse?: En el Cielo, o en el Infierno, claro; que habrá tiempo.
¿Dónde encontrarlo?: en tu librería habitual o en www.libreriamendez.com


sep 11 2012

La noche del aguacero

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Lúdica y de declarado temple costumbrista, es esta una novela divertida por lo disparatado de ciertas situaciones. La mitad del dúo Gomaespuma es además capaz de dar pinceladas precisas sobre un ambiente, el de las tabernas flamencas de antaño y de siempre, que lindan con lo surreal y patafísico de una forma más que correcta. Su afición por Juanito Valderrama y Enrique Morente le lleva a convertirlos en fantasma y homenajeado por gracia divina de sus composiciones. Eso y el sur, esa Andalucía ennegrecida y corajuda, también nos es mostrada a pesar de que el bar que cierra sus puertas por las traiciones y desmanes de don Miguel esté en el centro de un Madrid decadente, donde las fundas de las guitarras sirven para guardar las monedas que permiten ir tirando y los ceniceros tienen la marca de Cinzano borrada de tanto aplastar cigarrillos sobre ella.
Cuando además uno se encuentra con esa ligereza y frescura, que entra tan bien para estos calores como la manzanilla, uno agradece el intento y la labor realizada.
De Despeñaperros al foro, pasando antes por Córdoba, Granada o Sevilla, sin ser estos escenarios más que sugeridos, en ella se habla de amores y desencuentros, de embrujos y galanterías, de algo que es como un cuento y que sin embargo se parece demasiado a la vida, explotando una vía surreal que va de la sátira al dibujo preciso y sostenido, algo que al autor no se le da nada mal, gracias sobre todo al diálogo cómico y distendido que va más allá del chiste.
Ignoramos si el Mirabrás realmente llegó a existir, pero se vive su presencia y desaparición con la alegría y la melancolía propias que da el paso del tiempo, soñando que las criaturas que lo poblaban en algún momento no fueron tan golfos como aquí se les pinta, cosa que nunca fue así.

Calificación: Divertido.
Tipo de lectura: Desenfadada.
Tipo de lector: Aficionado a mirar lo español como algo cutre.
Argumento: La desaparición, a pesar del empeño de los personajes, de un lugar emblemático y necesario en sus vidas.
Personajes: Estupendos.
¿Dónde leerlo?: Lejos de un Starbucks.