Écue-Yamba-Ó

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Solamente Alejo Carpentier puede decir que cuando escribió esta novela todavía no había madurado una técnica ni tenido el tiempo suficiente para forjarse un estilo personal, que adolece la obra de muchos de los defectos que forzaron los movimientos vanguardistas, que no había querido que se volviera a publicar, porque la veía como cosa novata, pintoresca, sin profundidad.
El lector –en cambio- goza de una novela sólida, brillante de experimentos; su tipismo se ha hecho, con el paso del tiempo, el más interesante testimonio de una época.
Carpentier la escribió en una cárcel de La Habana en 1927, la publicó, accedió a hacerlo de nuevo porque circulaban versiones piratas amparadas en el éxito de El siglo de las luces. Entiende el escritor, y el lector comprueba, que cobra valor de documento; es indispensable para entender algunos de los aspectos de Cuba, zonas de su evolución histórica y social, también la obra de Alejo Carpentier en su totalidad.
Écue-Yamba-Ó nos remite a los ritos de iniciación de las sociedades secretas de los negros, el ñañiguismo. Los tres capítulos en los que Menegildo Cué es iniciado, nos transmiten la atmósfera mágica de los rituales, de una gran belleza y complejidad, que eran –y son- herméticos para los profanos. Desconozco que se haya tratado el tema en la literatura de ficción, pero dudo que se haya conseguido con tanto acierto.
Solo por esas trece páginas la novela adquiere una importancia capital. El lector siente el ritmo secreto, el estado de ánimo en el Cuarto Fambá.
Para eso se inventó la literatura.
Lo mismo ocurre con la descripción del Temporal, y con la elaboración literaria de los sones y de los bailes.
Hay voluntad de virtuosismo en el vocabulario y color local, ingenuidad en la secuenciación de la novela a la manera de cuadros, algunos de ellos costumbristas, todo ello, y la fuerza de la escritura, demuestran la juventud del autor, su ansia por escribir, la potencia que demostrará en el resto de su producción.

Calificación: Excepcional.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Amena salvando algunos escollos del vocabulario, aunque se entiende por el contexto sin necesidad de acudir al glosario.
Argumento: Interesante.
Personajes: Reales, tocados por la magia.
¿Dónde puede leerse?: En Cuba, en Prado.
¿Dónde encontrarlo?: En www.iberlibro.com en ediciones antiguas o en  Narrativa Completa I de Alejo Carpentier.


Comentarios cerrados.