jun 10 2012

Tú me has matado

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

En España tenemos un buen número de dibujantes que apuntan excelentes maneras. Uno de ellos es David Sánchez. Buen trazo y guiones que hacen al lector traspasar esa línea tan fina que separa el bien del mal, lo bello de lo horrible, lo sensual de lo sórdido; en definitiva, el lado amable del mundo y su opuesto.
Tú me has matado es un tebeo que descoloca en un primer momento y que deja cada cosa en su sitio (incluido al lector) al finalizar. David Sánchez elige una narración circular para decir lo que quiere. Al menos, esa es la sensación, porque, aunque la figura del círculo aparece finalmente, lo que hace es abrir el compás y señalar la forma sin una continuidad narrativa clara. Esto aporta al tebeo un ritmo muy interesante que no se pierde en ningún momento. Los personajes se van construyendo desde la maldad, desde la violencia. Los que no comienzan en ese punto acaban en él. Porque todos son culpables de que el mundo sea una pocilga, de que todos matemos a todos. Todo se mezcla para dar como resultado la misma cosa. Dios, la muerte, sexo, depravación, falta de comunicación, justicia, abusos. La conversación entre Alonzo y un psiquiatra (este termina dejándose ver como asesino de niños) no tiene desperdicio. La conclusión es que el final es uno sólo y que nada puede hacerse en una situación como la que enseña el autor.
David Sánchez suma una zona surrealista, casi onírica, que aporta una buena dosis de credibilidad a  la narración. Sin esa duda sembrada en los lectores (a través de sus personajes que, también, dudan sobre lo que es y no es) lo contado sería muy difícil de sostener. De este modo, la cosa aguanta bien.
El autor se encarga del color. Otro de los aciertos del cómic. Las gamas van modificándose a medida que el relato lo va demandando y el lector tiene una agarradera narrativa para seguir el hilo sin problemas.
En definitiva un buen cómic de un buen autor al que habrá que seguir la pista.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Fácil aunque el tebeo exige volver a él.
Tipo de lector: El que se atreva con cosas diferentes.
Argumento: Entre Dios que no aparece y los hombres y mujeres que sí que están, el mundo es un desastre.
Personajes: Episódicos. Se explican unos a otros.
¿Dónde puede leerse?: En la Ruta 66 mientras tomas café en un bar de carretera.
¿Dónde puede comprarse?: En la feria del libro de Madrid. O en cualquier librería.


jun 8 2012

El enigma

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Jan Morris es una octogenaria escritora galesa, prestigiada en el ámbito anglosajón por sus crónicas de viajes y por una trilogía histórica sobre el Imperio Británico.
Nació varón, desarrolló una interesante carrera profesional, se casó y tuvo cinco hijos, formó parte de la última gran expedición imperial, la ascensión al Everest de 1953.
En la década de 1960 comenzó con el proceso que le llevaría al cambio de sexo.
El viaje de un cuerpo a otro.
En éste libro intenta desvelarse y desvelarnos El enigma de su identidad y describir el proceso de su transexualidad. Es un trabajo admirable como su vida, y valiente como solo puede serlo una persona destinada a emprender un camino sin retorno, contra la naturaleza, a través de los anhelos más íntimos, del miedo y de los prejuicios.
El enigma es un estudio de las complejidades del género y de la identidad, pero por encima de todo es el relato de la vida de un ser humano, un relato tibio, optimista y testarudamente positivo. Y El enigma es que lo cuente en ausencia de dolor y que omita por respeto hacia sí misma muchos momentos de angustia y desesperación.
Asistida por unas circunstancias vitales favorables al desarrollo de su carrera y de su personalidad, acompañada en ese viaje por un amor a toda prueba, el de su esposa Elisabeth, y tolerada por un ambiente que nos debería producir admiración, la excéntrica y civilizada sociedad británica, Jan Morris pudo permitirse escribir de ésta manera sanadora y amable, reservando incluso la ironía para los momentos más terribles.
Y dejar el testimonio único de alguien que, como Tiresias, ha vivido como hombre y como mujer y tiene, por tanto, mucho que enseñarnos. A tod@s.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Cualquiera, interesados en los estudios sobre el género.
Tipo de lectura: Amena e interesante.
¿Dónde puede leerse?: En Llanystumdwy.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en Berkana, www.libreriaberkana.com


jun 6 2012

Mikaël

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Don´t ask, don´t tell.
Durante siglos -incluso hoy en muchos países y en determinados ambientes sociales- la cuestión homosexual se ha mantenido oculta tras un muro de silencio. Callar para sobrevivir. No preguntar lo que no se quiere oír. Porque lo que no se nombra no existe.
Así, para expresar una gran historia de amor, el escritor danés Herman Bang decidió contar sin contar.
Escrita en 1904, Mikaël es, en palabras de Alberto Mira, una de las novelas pioneras de la experiencia homosexual. Quizá por vez primera se utiliza como tema principal, en una novela, la relación entre dos hombres cuya plenitud evidente está en la cabeza del lector.
Una relación desigual, para la que Bang utiliza la obra artística como cifra, en la que están a partes iguales Pigmalión y el Edipo freudiano.
Situada en el ambiente artístico y burgués del París del mil novecientos, Mikaël es un retrato de lo imposible: vivir establecido en la sociedad burguesa incumpliendo sus normas -al tiempo que se reclaman-, vencer a la juventud triunfante y al desamor, compaginar la creación artística -plena, sincera- con los brillos mundanos y la riqueza.
La historia del prestigioso pintor Claude Zoret es antigua como la humanidad y se repite cada día, pero muy pocas veces se ha contado con todos sus matices.
El aliento de la novela es contenido, cercano al naturalismo, aunque no pueda evitar ciertos detalles decadentes que le vienen bien a la ambientación.
Mikaël inspiró la primera película de temática homosexual de la Historia –Vingarne, de Mauritz Stiller (1916)- sueca y muda, perdida en su mayor parte.
La editorial Egales acaba de publicar la novela en castellano.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Sutil.
Argumento: Trágico.
Personajes: Simbólicos.
¿Dónde puede leerse?: En París, en el jardín de las Tullerías.
¿Dónde encontrarlo?: En www.libreriaberkana.com


jun 5 2012

Nadar en agua helada

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Nadar en agua helada es un poemario escrito por Recaredo Veredas. Un buen libro que no trata de ser oscuro ni tendencioso ni un muestrario de recursos colocados para que el lector quede deslumbrado. Es un poemario que trata de decir las cosas como sólo puede hacerse en poesía, esto es, con las palabras exactas. Construido desde el poema en prosa trata de ahondar en la ausencia de quien te acompañó, en la bajada a los infiernos propios para tocar fondo, en el pataleo constante que supone salir a flote. Pero, también, en las ayudas externas a las que recurrimos cuando todo parece perdido, en los recuerdos que si no son domados te devoran, en la soledad que asfixia desde una cama deshecha en la que reposa el desecho de lo que fuiste.
Con un lenguaje limpio y cuidado (tal vez abusa de algunas palabras que se repiten sin una justificación clara) construye una ciudad soportada en el propio yo porque es lo mismo; una fauna compuesta de remordimientos, preguntas sin posible contestación y elementos muertos e inservibles que fueron vida.
La imágenes no son excesivas o exageradas; algunas de ellas ni siquiera brillan; pero es lo que el poemario necesita. Esa tendencia de algunos autores hacia el numerito literario lo controla bien Recaredo Veredas. Dice lo que hay que decir y lo dice bien.
Algunos escritores quieren con su literatura ordenar el mundo para explicarse lo sucedido. Yo no sé si Veredas tiene la intención última de conseguirlo, pero lo que parece claro es que este libro es un vehículo perfecto para hacerlo, para dejar cada cosa en su sitio a modo de exorcismo. Porque el autor, sin apenas dejarse ver (nadie le imagina intentando escribir el poema con la lengua fuera) está en cada palabra escrita. Con el don de la escritura elegante y honda. Porque el mundo, su entorno, se perfila desde la creación de un hombre que tendrá que soportar una realidad dura, fatídica.
Es posible que de los últimos libros de poemas que he leído sea el que mejor sirva para los jóvenes que quieran acercarse a la poesía moderna. Nada de oscuridades queridas, nada de excesos que alejen a los menos entrenados en la lectura. Y, sin duda, es un libro que gustará a todos los que se encuentren con él en las manos.
Buen libro. Buen autor. Habrá que seguirle la pista.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lectura: Amable, exigente y sorprendente casi siempre.
Tipo de lector: Cualquiera que quiera acercarse a la poesía.
¿Dónde puede leerse?: Frente a un espejo.
¿Dónde puede comprarse?: En la feria del libro de Madrid. En estas fechas es el mejor lugar.


jun 5 2012

Tratado sobre la tolerancia

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Abunda y ahonda este pequeño texto en el caso del asesinato de un padre de familia que fue condenado sin que nadie lo supiera por sus ideas religiosas cercanas al luteranismo alemán; con una estructura que incluye la literatura epistolar como mecanismo de casi ficción que hace a las víctimas (su familia) posibles creyentes de que la muerte fue por suicidio, se incluye más adelante el texto jurídico correspondiente a los motivos expuestos por defensa y acusación, para finalmente hacer u alegato trufado de citas bíblicas a favor de la tolerancia. Estamos en el XVI-XVII y la Iglesia ya está desfasada.
Leer este tratado hoy en día probablemente le hace a uno más intolerante, si cabe. No busque el lector más que el esclarecimiento de un caso sangrante y para el que no sólo no hay solución, si no que muchos se reirán de este Calas por ojos del filósofo, pues la intención de denuncia primigenia termina siendo un acto de nadar y guardar la ropa, de tal forma que este problema sólo se solucionaría mediante la hipocresía.
Declararse, por ejemplo hoy, budista podría tener los mismos peligros, sobre todo si el interfecto hace un mínimo intercambio de bienes y servicios en aras de sobrevivir. El individuo moderno (y el antiguo) ha de ser proactivo y lo que indigna desde fuera, enorgullece desde dentro.
Todo ello viene a redundar en el hecho de que el autor con su discurso y selección de citas probablemente esté siendo cuánto menos irónico en sus planteamientos y siente las bases según las cuales, el catolicismo se convierte en otro más de los muchos bienes y servicios a consumir.

Calificación: Lúcida y, por tanto, contradictoria.
Tipo de lector: Acostumbrado a manejar ideas.
Tipo de lectura: Flemática.
Argumento: El señor Calas y la  libertad religiosa.
Personajes: Ante todo, individuos.
¿Dónde leerlo?: No tan lejos de unos grandes almacenes.


jun 4 2012

Nueva York

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Es una pena que debido a la esencia misma de su concepto, las guías Traveler de ciudades se queden obsoletas. Porque son buenas. La relación de hoteles, clubes, shoping y restaurantes es cuidada y excepcional, los criterios de selección acertados; pero las modas en las grandes ciudades giran vertiginosas y lo más trendy no resiste la palabra impresa y rueda en la virtualidad.
Pero los artículos temáticos son muy interesantes y soportan la frivolidad de la guía (no se busquen connotaciones peyorativas al adjetivo), bien planteados, informativos, entretenidos de leer y muy diferentes en su concepto unos de otros, ofrecen un panorama amplio y variado de Nueva York, la ciudad que nunca duerme.
Bien maquetada, con fotografías cuidadosamente seleccionadas, sobran –por supuesto- los espacios publicitarios. Un croquis del metro bastante eficaz, listas de lugares con direcciones y pequeños planos de zona con señuelos; y un mapa esquemático pero efectivo con los lugares más destacados, la convierten en una guía muy útil una vez que se acostumbra el viajero a manejarla, y es ideal para leer a ratos en un café, en un parque o en la bañera del hotel después de un largo día de visitas y ante una noche prometedora.
Mucho más completa que algunas guías serias, e indispensable para una semana de compras en Nueva York.

Calificación: Muy buena.
Tipo de lector: Frívolos, compradores compulsivos, turistas y viajeros.
Tipo de lectura: Dinámica y amena.
¿Dónde puede leerse?: En la sala de espera del balneario de Guerlain, en el Waldorf =Astoria.
¿Dónde encontrarlo?: Suelen tenerla en www.deviaje.com


jun 3 2012

La baronesa de Greenwich Village

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Defrauda la lectura de éste libro porque se nos vende como lo que no es.
Gato por liebre se llama eso.
No es una reconstrucción biográfica de la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven como podría deducirse de la reseña de la guarda, de las fotografías del interior y de la portada. No es vibrante la descripción del Berlín de principios del siglo XX o el Nueva York dadaísta en el que triunfan Man Ray y Marcel Duchamp.
Superada la decepción inicial nos encontramos con una novela.
Cuenta la vida de una mujer cuya excentricidad bordea la locura sin que exista una auténtica investigación literaria ni psicológica sobre ese mundo particular que se nos intenta transmitir.
Desde mi punto de vista, no está bien creada la personalidad, ni conseguidas las atmósferas de las ciudades, ni los momentos en los que la protagonista las habita, quizás porque no se han empleado los recursos adecuados. Y es inevitable que sobrevuele todo el tiempo por la mente del lector la colusión entre una realidad que fue cierta, la de una persona que –entre líneas- nos parece interesante; y una ficción que descarta muchas posibilidades y se desliza hacia la monotonía.
En favor de la autora hay que destacar la dificultad que plantea novelar con éxito la vida de una persona real, el importante esfuerzo en la recreación, y el rigor de la nota final que desvela el método utilizado para su obra. Todo esto es meritorio. Pero el resultado es lineal, falto de pulsión, demasiado explicativo para una novela en la que no está el conflicto emocional que hemos de ver expuesto en una biografía o simulado en una ficción.
René Steinke demuestra, en narradora, una gran simpatía por la protagonista y me parece un error; como lo es que la creación de la bohemia se quede en una sucesión de lugares comunes.
Elsa fue una provocadora, poetisa y artista multidisciplinar; existe su autobiografía editada y un trabajo biográfico de Irene Gammel, ambos titulados Baroness Elsa.
En la novela solo vemos una triste mujer extravagante, ingenua y desgraciada. Algo no funciona.
Un lector que no sea demasiado exigente podría conformarse, porque el estilo de la prosa no es malo, y está bien articulada ésta novela en la que René Steinke se limita a fantasear sobre la vida de La baronesa de Greewich Village.

Calificación: Flojo
Tipo de lector: No demasiado exigente
Tipo de lectura: No es terrible, un poco aburrido
Argumento: Lineal
Personajes: Faltos de chispa
¿Dónde puede leerse?: En el Village neoyorquino
¿Dónde encontrarlo?: Por ejemplo en www.unapalabraotra.org