El hombre que vino del cielo

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Este es un tebeo que encierra una buena historia y una buena técnica narrativa.
La historia habla de un astronauta que regresa a la tierra. Su país ha dejado de serlo. Se ha convertido en los siete estados capitales (superbia, avaritia, eira, gula, perezia, invidia, luxuria). Ada, la mujer a la que ama, tampoco está. En realidad, casi nada está. El protagonista Yuri recorrerá en compañía de quien le rescató cada uno de los territorios intentando que su regreso sirva para algo.
La técnica se hace fuerte con el tratamiento que el autor, Infame & Co. , hace de la gama de grises. Las continuas modificaciones y rupturas espacio temporales se explican con esos tonos que corresponden a situaciones concretas y, en el caso del tiempo pasado, a la claridad con que ese recuerdo se hace presente. Creo y espero. Porque siendo así el cómic gana mucho.
Por otra parte, podría parecer que la trama tenga una alta dosis moralizante. No lo creo. Es más la reconstrucción que hace Yuri de sí mismo, en solitario y a través de la presencia de Ada en el recuerdo, lo que importa. Desde el prisma del lector es así.
El hombre que vino del cielo reposa sobre un dibujo muy correcto. Pero, sobre todo, aparece en un formato poco utilizado y que el autor maneja con gracia. Por ejemplo, cuando utiliza una de las páginas cuadradas (ese es el formato) para dividir una sola imagen en nueve viñetas. Con ello la imagen toma fuerza y las ideas con ella.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Muy agradable. Exigente aunque no lo parezca en principio.
Tipo de lector: Jóvenes y adultos. Los jóvenes con este libro en la mano y alguien que les explique si es necesario son candidatos a leer cómic por mucho tiempo.
Argumento: El regreso imposible a lo que fue.
¿Dónde puede leerse? En la terraza, mirando al cielo.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


Comentarios cerrados.