El mundo del futuro

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El mundo del futuro ya está aquí.
Kenneth Goldstein lo imaginaba en 1969 y se basaba en los adelantos de la técnica que en esa década se sucedían vertiginosos, prediciendo  asombrosos avances.
Lo que ocurre es que ese futuro imaginado ha sido superado, convirtiéndose en un pasado imposible y curioso, impregnado de estética sesentera.
En ese futuro-pasado hay ciudades submarinas desde las que se colonizan los océanos mientras que la conquista de la Luna y de otros astros es una realidad al alcance del ser humano. La gran panacea energética es la fisión nuclear que provee electricidad inagotable, y las ciudades, planeadas como brasilias, ofrecen los más altos estándares de calidad de vida. Los avances médicos son notables aunque ni siquiera se acerquen a los nuestros, y lo mismo sucede con la informática y las comunicaciones.
Hay cosas que se imaginaron, sin prever sus consecuencias: los diarios llegarán a la casa mediante un aparato especial, que procederá electrónicamente a la impresión instantánea (eso sí, la señora elegirá preferentemente las páginas reservadas a la mujer; el marido, en cambio, estará más interesado por los deportes y las materias científicas y culturales); y si el ama de casa tiene problemas con sus compras hechas telemáticamente solo tendrá que llamar a la tienda y exponer el problema a una computadora ya dispuesta para atender y resolver las reclamaciones.
Resolver.
Un mundo feliz, donde ciertas personas se verán en la necesidad de trabajar cuatro días a la semana y, naturalmente, se lamentarán de su situación laboral, porque los demás trabajan menos.
Pero sin duda lo más curioso del libro, lo que muestra los mayores alardes de imaginación y de diseño, son las maquetas fotografiadas y las simulaciones hechas –algunas por la NASA- para ese mundo del futuro que –hoy- nos sorprende.

Calificación: Muy curioso
Tipo de lector: Nostálgicos y futuristas
Tipo de lectura: Divertida y curiosa
¿Dónde puede leerse?: En una nave espacial
¿Dónde encontrarlo?: Intentarlo en www.iberlibro.com


Comentarios cerrados.