abr 17 2012

Salomé en la literatura

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Y entrando la hija de Herodías, y danzando, y agradando á Herodes, y á los que estaban con el á la mesa, el rey dijo á la muchacha: pídeme lo que quisieres, que yo te lo daré.
Y le juró: Todo lo que me pidieres te daré, hasta la mitad de mi reino.
(Marcos, 6, 21-29)

Sobre este juramento insensato se levanta una de las piezas cruciales de la historia de la literatura, de la música, de la pintura, del cine. Un mito que recibe su potencia generadora de la complejidad psicológica de sus protagonistas, de la implacabilidad de un gesto interpretable.
Oscar Wilde creó la más destacada de sus transfiguraciones literarias para el teatro, construyéndola con repeticiones que la convierten en un trance hipnótico, en su Salomé, la Luna es causa y es efecto en una historia llena de presagios.
Flaubert eligió Herodías para titular un relato corto, grandioso y sugestivo, evocador de atmósferas exóticas; y Mallarmé sublimó a Salomé en su Herodiada, un poema simbolista compuesto con metáforas sobrecogedoras, un discurso enigmático que recoge como un néctar solo instantes decisivos del drama.
El poeta luso Eugenio de Castro –sensual y sicalíptico- envuelve la historia en velos modernistas y la arroja a un final sorprendente, también Apollinaire, que  se interna en lo burlesque en su poema Salomé, que es absurdo y carrolliano.
Cinco criaturas soberbias. Tienen en común la voz profética, la presencia ominosa de la Luna en casi todas, el juego de seducción.
A ellas se une una nueva, la de Cansinos-Assens. El inclasificable escritor novecentista editó todos esos textos bajo el título de Salomé en la literatura, tradujo algunos por primera vez al castellano; los precede con un estudio exegético desbordante de erudición que parte de los evangelistas Marcos y Mateo, se lanza a recrear el contexto histórico-religioso en la Palestina del tetrarca, y culmina en una elaboración de Salomé como destino. Los amores son el episodio, ella es el destino, escribe.
Rafael Cansinos-Assens es excesivo, brillante, culterano; habla –sobre la Herodiada- de la noche desmesurada de una torre astrológica –y la vemos-, se detiene en análisis de una profundidad infrecuente que consiguen ocultar la reiteración de ciertas ideas. Un ensayo descomunal que acompaña con un apunte sobre La noche de san Juan y con Dos palabras sobre el hermetismo de la decapitación, que convierten este volumen –raro- en algo único.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Algo intenso.
Tipo de lectura: Intensa.
Argumentos: Multiformes.
Personajes: Complejos.
¿Dónde puede leerse?: En lo alto de un zigurat.
¿Dónde encontrarlo?: Es una edición rara, en libreros de lance o en www.iberlibro.com


abr 15 2012

Ciudad de cristal

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Ciudad de cristal es una novela de Paul Auster. Pero, también, es un cómic. Paul Karasik y David Mazzuchelli adaptaron el texto de Auster hasta convertirlo en una novela gráfica maravillosa. Lo más importante de esta adaptación es que la esencia de la novela original queda intacta. Y eso es muy difícil de conseguir.
El trazo es cuidadoso aunque sencillo. Y no interfiere nunca con lo dicho. Por otra parte, los textos son precisos y fieles al original. En ese sentido el cómic es impecable. Sorprendente.
Ciudad de cristal inauguraba la famosísima Trilogía de Nueva York de Auster. Plantea el autor un mundo dual, un mundo en el que todo tiene su reflejo perfecto o imperfecto, un mundo en el que el lenguaje se nombra a sí mismo rey. Por eso la ciudad es de cristal. En el vidrio todo puede reflejarse con exactitud o deformado. Los personajes de la novela se duplican (uno es y el otro es lo que podría haber sido), las iniciales son las mismas para unos y otros, las familias que se han perdido aparecen en casa de otros que ni siquiera son lo que deberían.
El existencialismo inunda la narración, también Don Quijote (obra admiradísima por Auster), y el surrealismo que llega desde un lenguaje que se convierte en imagen aunque esta no exista. Si la novela era maravillosa en todos los sentidos, el cómic también lo es. La idea de que todos somos los mismos todos queda en el lector como invitación a la reflexión, como el germen de algo nuevo guiado por el lenguaje al que tanto apego tenemos y tanto desconocemos.
El comienzo se enmarca en la novela detectivesca y progresa hacia la investigación del mundo entero.
Todo aficionado al cómic, a la buena literatura, debería leer este libro. Un reto para cualquiera que pisa este mundo.

Calificación: Estupendo.
¿Tipo de lectura?: Desconcertante a veces, ligera otras, difícil. Pero maravillosa.
¿Tipo de lector?: Cualquiera dispuesto a indagar en su propio ser.
Argumento: El lenguaje hace del mundo lo que es. No al contrario.
¿Dónde puede leerse?: En le metro de Nueva York, claro.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


abr 14 2012

Sonetos

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Ciento cincuenta y cuatro piezas únicas escondidas en un cajón durante siglos. Un legado de poemas de amor y desamor, que ante el profuso corpus al que dotó a la Humanidad este universal dramaturgo, William Shakespeare, tal vez le resultase poco conveniente publicar en su día. Eso y una traducción, la de Gustavo Falaquera, que huye del exceso de exhaustividad métrica para convertirnos esta obra en un placer moderno con las palabras y, a la vez, un prodigio de equilibrismo sin igual; tal vez, a pesar de todo, se buscaba una arquitectura que si no vendible, sí consiguiese su propósito. La edición bilingüe permite seguir aprendiendo inglés y comprobar lo poco que se sabe, por más que se sepa. La calidad y el entusiasmo lírico es incuestionable; se consigue en español dar cierto sentido del ritmo, que cambia el marchamo de endecasílabos iniciales por alejandrinos nada opacos, vivaces y limpios, que encuentran su capacidad métrica dentro de los versos.
Comienza el libro advirtiendo la necesidad de abrir corazones con el propósito de que la belleza de los mismos no los marchite, para terminar con la muerte de esta advertencia; existe también una voluntad de jugar con los géneros que llevó a muchos a pensar en que el amor homosexual pudiera estar presente; poemas de desgarros y dulzura, de corazones cerrados y hechos migajas por dentro, y otros (o los mismos) que se muestran en carne viva, sangrando e igualmente indefensos que los anteriores.

Calificación: Estupendo.
Tipo de lector: Aficionado a conocer los recursos de cualquier idioma.
Tipo de lectura: Vivificante y mortífera a partes iguales.
Argumento: El amor y el odio en tiempos donde no estaba Punset.
Personajes: Identificables.
¿Dónde leerlo?: Junto a una copia de Anonymous, para no imaginarnos al Shakespeare de los libros de texto de la LOGSE.


abr 12 2012

Desafíos a la libertad

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Recopilación de artículos publicados durante el primer lustro de los 90 no sólo en España (diario El País), sino también en otros países de Europa y América Latina. Escritos a marchamartillo y con la capacidad de análisis que le da viajar por todo el mundo, Vargas Llosa es capaz en ellos de mostrar un corpus coherente sobre el liberalismo, no sólo desde un punto de vista político, sino también cultural.
Empieza el tomo con un encendido elogio a la gestión Thatcher en Inglaterra, para seguir con una crítica constructiva a De Gaulle; ya desde el principio se nos hace partícipes del pensamiento y la ecuanimidad frente al sentimiento, no obstante, si bien cree demostrado el fatalismo de las izquierdas, se cree que se debe luchar desde el no linchamiento social. Vargas Llosa no es Sampedro, lo que no quiere decir que sea cerril en sus argumentaciones, a sabiendas de que su lector forma parte de un amplio espectro.
Sabe dar a cada uno lo suyo, pero se ciñe al encargo de columnista; cuando habla de terrorismo refiriéndose a Sendero Luminoso, hace ver que no cabe más barbarie detrás. A pueblos oprimidos latinoamericanos sabe acercarse con rigor y también sabe hilar fino en cuanto a conceptos tales como la excepción cultural, idea nacida en Francia y que aquí tiene también tantos detractores como furibundos defensores, y es que considerar igualmente a Jean Luc Godard y Marcel Proust, se antoja cuánto menos pecado, y nada venial. A la vez, el peruano es libérrimo hasta para desdeñar que la creatividad nace del subsidio, y a propósito de esto saca a colación a Buñuel con acierto.

Calificación: Interesante.
Tipo de lectura: Analítica.
Tipo de lector: Capaz de relativizar.
Argumento: La actualidad de los 90 leída hoy día.
Personajes: A veces desclasados.
¿Dónde leerlo?: En cualquier punto colonial de nuestro planeta.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


abr 10 2012

El reloj

Artículo escrito por: Augusto Prieto

No es demasiado conocido Carlo Levi para los lectores españoles, creo que ésta es la primera traducción en nuestra lengua de El reloj y también es reciente la de Cristo se detuvo en Éboli, que considero una de las novelas más importantes y más desconocidas del siglo XX.
Tomando como símbolo y como guía un reloj que se desbarata, acompañamos a Levi por Italia en los momentos inmediatamente posteriores a la Guerra Mundial. Primero por Roma, una ciudad que se revela más eterna que nunca, tan espléndida que la vida abigarrada en sus calles y la grandeza del pasado transforman el hecho de la miseria y de la desesperación en algo de una belleza insólita.
Es imposible para el lector desvincularse de las imágenes del cine neorrealista: Rosselini, De Sica, Visconti, y casi percibimos el relato en blanco y negro, mientras Levi dibuja tipos excepcionales y sugiere lugares con la enumeración de todo lo que les aporta vida, convirtiéndolos en los retratos en movimiento de un país vencido, desmoralizado y arruinado, pero hermoso.
Decir que El reloj es una novela social o de trasfondo político es quedarse corto, porque hay mucho más: el desarrollo, en una clave humanista pero trascendente, de un pensamiento moral.
Sobre todas las cosas El reloj es una gran verdad por la sinceridad, la implicación del narrador, y los recursos adecuados que utiliza el autor para descubrírnosla.
En muy pocas ocasiones Roma ha sido reflejada como aquí: diferente, oscura, misteriosa, épica.
Y como trasfondo unos políticos distantes que no se ponen de acuerdo. Como siempre.
¿Y cómo iban a poder distinguir con aquel humo y aquella distancia, los rostros de los hombres y las mujeres que se movían en las ciudades, que labraban los campos, trabajaban en los talleres y las fábricas, se disputaban el dinero, comían, hacían el amor?
El reloj marca los minutos en una encrucijada decisiva para la historia de Italia.

Calificación: Extraordinaria.
Tipo de lector: Cualquiera, es más, todos deberían leerla.
Tipo de lectura: Entretenida, amena, remueve todas las emociones y apela a la ética del lector.
Argumento: No es lo más importante..
Personajes: Fellinianos.
¿Dónde puede leerse?: De Roma a Nápoles, en el Pendolino.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en la librería Antonio Machado del Círculo de Bellas Artes de Madrid, www.machadolibros.com


abr 9 2012

El contable hindú

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Srinivasa Ramanujan es El contable hindú, un autodidacta indio que fue considerado por su mentor británico, G. H. Hardy, como uno de los matemáticos más importantes de todos los tiempos, y comparado con Euler, Newton o Arquímedes; ésta novela está basada en las vidas de ambos y situada en los ambientes académicos de Cambridge en el periodo de la Gran Guerra.
El escritor norteamericano David Leavitt ha realizado un trabajo monumental para novelar el momento histórico y encarnar literariamente a un grupo de intelectuales que confluyeron en el tiempo, y que han sido decisivos en la historia del conocimiento, el pensamiento, y la economía: Maynard Keynes, Bertrand Russell, o Lytton Strachey, entre otros. Una reconstrucción notable, basada en numerosas fuentes documentales que utiliza como un esqueleto sobre el que da vida a su ficción, retrotrayéndola a la realidad que fue por medio de astutos detalles, de conversaciones sabiamente elaboradas, con unas voces narrativas y unos personajes creíbles, y una construcción formal de novela ortodoxa y precisa.
Es un planteamiento muy arriesgado porque los razonamientos que se desarrollan en torno a las investigaciones matemáticas en las que colaboraron Hardy, Littlewood y Ramanujan, son imposibles de seguir para alguien que no sea un especialista, y porque las existencias que se cuentan no avanzan con grandes impulsos dramáticos, pero Leavitt consigue que no nos desinteresemos de la historia, que podamos comprender someramente el sentido de los estudios de los protagonistas aun sin conocer nada sobre la materia –la función zeta de Riemann, el teorema de los números primos- y que asumamos las pequeñas tormentas emocionales que van creando unas vidas y unas relaciones difíciles.
El contable hindú es el retrato de una sociedad elitista, edificada sobre unas convenciones estrictas, en la que las relaciones humanas están filtradas por las apariencias y la clase social, pero bajo la que hay otra sociedad, secreta y oculta, de donde fluyen subterráneos comportamientos heterodoxos: homosexualidad, pacifismo, infidelidad, racismo, antipatías, prejuicios sociales; esos son los verdaderos temas de una novela incrustada en el ámbito del poder colonial británico, la posición de los intelectuales ante la guerra, y la dificultad de mantener el mundo del conocimiento ajeno a la realidad, abstraído en una Atenas utópica.

Calificación: Notable.
Tipo de lector: Educado.
Tipo de lectura: Minuciosa.
Argumento: Sólido.
Personajes: Interesantes.
¿Dónde puede leerse?: En Cambridge.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en www.libreriamendez.net


abr 8 2012

Kafka

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Robert Crumb y David Zane Mairowitz firman este volumen que se encuentra a caballo entre la biografía de Franz Kafka y una novela gráfica de pura ficción. Y es eso lo que hace que se vacíe de contenidos que puedan interesar al lector.
El libro hace un repaso por la vida y por la obra de Kafka. A veces con gran acierto, pero a veces con gran desatino. La zona biográfica puede ser, más o menos, interesante; parece estar mínimamente documentada y, aunque con algunos matices algo desproporcionados, podría superar la prueba de un lector conocedor de la vida de Kafka. Pero las zonas dedicadas a la obra del autor son una forma como otra cualquiera de destrozar relato tras relato haciendo lecturas superficiales y casi ridículas. Si alguien lee este cómic sin haber leído antes a Kafka terminará equivocado. Si alguien lee este cómic habiendo leído a Kafka terminará irritado. No acierta David Zane Mirowitz (el autor de los textos). Le interesa más la corteza que el interior por lo que realiza lecturas sesgadas que se dejan detrás lo fundamental. Y tratándose de Kafka eso es un error de bulto. Crumb dibuja con acierto para que los textos se hagan más mayores de lo que son, pero lo hacen poco porque son equivocados.
No obstante, sí que es verdad que el cómic podría ser muy interesante para los que no conozcan la obra de Kafka. Es muy contundente, muy impactante. Esto podría provocar que el lector se acercara a, por ejemplo, La Metamorfosis. Poco más. Aunque el camino debe ser el inverso para evitar confusiones. Porque Franz Kafka fue mucho más que lo que este libro dice. Y su obra mucho más profunda e importante.
Una pena porque si esa esencia del cómic fuera la correcta sería una obra muy a tener en cuenta.

Califcación: Flojo.
Tipo de lector: Mejor los que conozcan la obra de Kafka para evitar equívocos.
Tipo de lectura: Ligera.
Argumento: La vida de Kafka y su obra. Eso es, al menos, la idea de los autores.
¿Dónde puede leerse?: En Praga, claro.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


abr 7 2012

Natalie Barney

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Natalie Barney fue y será para siempre la Amazona de Remy de Gourmont.
Ilustre lesbiana, escritora, poetisa y mecenas, durante más medio siglo su salon en la rue Jacob de París fue el epicentro de la vida intelectual: Colette, Lyane de Pougy, André Gide, Pierre Loüys, Anatole France, Lily Gramont, Paul Claudel, Jean Cocteau, Louis Aragon, Djuna Barnes, Gertrude Stein, Ezra Pound, Ford Madox Ford, Isadora Duncan, Tamara de Lempicka… continuar con esta lista no tiene sentido.
Por encima de todo Natalie fue una mujer libre y una precursora.
Tras un repaso bastante tedioso a los antecedentes familiares –el único reproche que cabe hacer al libro-, Suzanne Rodriguez inicia una tesis detallada sobre la vida de la escritora norteamericana y una vez que se inicia su carrera, el lector se siente incapaz de dejar de leer.
Porque es una buena biografía, excelentemente informada y anotada, atenta a todas las facetas de la vida compleja de su protagonista, que no se extiende en lo escabroso; sobria y bien contextualizada se convierte en un repaso apasionante del siglo XX.
Nos revela una vida que ha permanecido envuelta en la leyenda de un nombre, los detalles de una obra prácticamente desconocida, y una concatenación de relaciones amorosas a las que no cabe poner definición.
Natalie Barney fue una mujer admirable y poderosa. Cierto que una vida ajena a las preocupaciones económicas influyó decisivamente en su libertad personal, pero podía haberla malgastado como otras mujeres de su época y sin embargo la capitalizó, dejándonos el testimonio de una vida convertida en arte, como quiso Montaigne.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: interesados en la historia cultural del siglo XX, lesbianas.
Tipo de lectura: Amena.
Argumento: Increíble.
Personajes: Decisivos.
¿Dónde puede leerse?: En París.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en www.libreriaberkana.com