Lloyd Llewellyn

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Piensen en un cómic que tiene como protagonista a un detective privado que acumula todos los ingredientes propios de un personaje así. Añadan las inevitables chicas (fatales, bellas, tontas, monumentales, cariñosas, inteligentes, astutas o lo que sea, pero señoritas) de un cómic costumbrista. Una vuelta de tuerca más. Sumen seres extraterrestres, situaciones que hacen de la realidad un juego de niños.
Pues eso en lo que están pensando es el trabajo de Daniel Clowes. Divertido, sarcástico, crítico y lleno de frases insolentes, inrreverentes y todo lo ue empiece por i.
En el volumen titulado Crímenes, marcianos y mujeres muy, muy salvajes, se integran las historietas editadas entre 1986 y 1988 por este autor.
Es posible que no sean las mejores (son las más antiguas), pero son buenas y marcan la evolución del autor.
Los personajes son estupendos, estereotipados, escandalosos y todo lo que quieran añadir que empiece por e. Sí, algo estúpidos también. Pero están rematados con acierto y cierta profundidad.
El dibujo es sencillo aunque sugerente. La expresividad de los rostros es notable y, muchas veces, se acerca a la caricatura. Cosas del costumbrismo. El nivel de detalle es el adecuado.
Daniel Clowes es un autor muy interesante al que hay que seguir la pista. Como si fuésemos el mismísimo Lloyd Llewellyn.

Calificación: Muy divertido.
Tipo de lectura: Entretenida.
Tipo de lector: Desde los 15 años en adelante. Amantes de la novela negra y las series B de cualquier cosa.
¿Dónde puede leerse?: En un bar de mala muerte.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


Comentarios cerrados.