El topo Grabowski

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

El libro es un objeto fundamental para entender el mundo en el que vivimos. En esos objetos están recogidas todas las ideas, la sabiduría,los tratados, las ficciones o los poemas (esto es sólo un ejemplo) que han contribuido de forma esencial al progreso del hombre.
Las nuevas tecnologías han llegado al mundo del libro. El papel está condenado a ir desapareciendo aunque confiamos en que nunca sea del todo. Son libros al fin y al cabo. Y habrá que ir adaptando las costumbres a los nuevos formatos. Por otra parte, se cortarán menos árboles y eso es una estupenda noticia.
Pero el libro, sea como sea, no puede desaparecer. No debe desaparecer. Será fundamental que los niños sigan acercándose a esos objetos prodigiosos para que su futuro (el de libros y niños) esté garantizado.
El topo Grabowski es un libro para los más pequeños de la casa. Ilustrado y escrito con acierto por Luis Murschetz, cuenta las fatigas del protagonista cuando descubre que unas máquinas inmensas comienzan a hacer agujeros (tal y como hace el mismo) en la tierra. La diferencia está en que lo que unos y otras hacen es muy distinto. Los textos son escasos y sencillos (lógicamente al tratarse de un libro para niños menudos que no entenderían en absoluto grandes ideas). Los dibujos muy ilustrativos. De hecho, siguiendo la secuencia de imágenes puede entenderse la historia en su totalidad. El mensaje de un asfalto destructor y de una civilización invasora está claro de principio a fin.
Está editado por Anaya en la serie Sopa de cuentos.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Muy divertida.
Tipo de lector: Niños pequeños que apenas leen.
Argumento: El mundo está en peligro, pero hay solución.
¿Dónde puede leerse?: Junto a un adulto o a solas. Es lo mismo.
¿Dónde puede leerse?: En tu librería habitual.


Comentarios cerrados.