ene 31 2012

Let’s Pacheco, una semana en familia

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Carmen y Laura son dos hijas de familia burguesa que cada año tienen una cita con sus padres. Editado por Caramba, dedican este cómic a ellos, por la cuenta que les trae. En la vida real y ficticia, una escribe y otra dibuja; una lee ciencia-ficción y la otra hace puzles de más de mil piezas.
Almerienses, Carmen vive en Madrid y es divina a pesar de que para sus maletas no inventaron ruedines y de que la ropa de su maleta está deseando que pase el mal sueño de pasar el fin de año en familia; mientras, Laura no soporta que su hermana sea la favorita de papá, que tiene un carácter tan parecido al de Carmen con el que inevitablemente choca.
Con dibujo sencillo y equilibrado, las hermanas Pacheco hacen abstracción de su vida como hijas trabajadoras de una familia bien que ni se plantea la emancipación, esa idea que brota de lo más hondo del suelo, para hacer saltar chispas.
De fábula minimalista y sin voluntad de cargar en exceso las tintas, este librito habla de lo que supone ser hijo y padre hoy; sin necesidad de cebarse en temas dramáticos, ni demasiado peliagudos, logra un tono de comedia que distando de ser universal, complementa muy bien el oficio de viñetistas de revista de tendencias al que se dedican.
Peterpanes ya talluditas, se muestra el esfuerzo que para la creatividad debe caber en sus vidas y reclaman por lo conseguido, un sitio a la fantasía que les es necesario.
Como una suerte de Tom Sharpe a la andaluza, la historia encuentra en la evitación de los conflictos, su lado más amable y agradable.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Sencilla, con espacios a la reflexión.
Tipo de lector: Modernillos.
Argumento: La vida en familia.
Personajes: Chocados por la incomprensión intergeneracional.
¿Dónde leerlo?: En un loft urbano de quince metros cuadrados.


ene 30 2012

Nueva York de cerca

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La guía de Nueva York que presenta Lonely Planet/Geoplaneta en su colección De cerca se queda muy escasa, adjunta los mapas de los transportes en un formato tan pequeño que no se pueden utilizar y la información -agrupada por zonas- está reducida a la mínima expresión: dos o tres lugares de interés en cada barrio con las mínimas reseñas; y en cuanto a lo demás: propuestas de bares, compras y restaurantes, sin que ninguna de ellas nos parezca excepcional. Lo contrario de lo que ocurre con las Lonely convencionales en sus habitualmente acertadas recomendaciones.
El formato reducido -cabe fácilmente en un bolsillo- y el mapa desplegable de la ciudad que adjunta, la hacen adecuada para los que acudan apresuradamente a Brooklyn o Manhattan por trabajo u otros negocios y quieran contar con ayuda para echar un vistazo en unas horas, plantear un recorrido en los alrededores de su alojamiento, o remitirse a los tres o cuatro lugares emblemáticos, pero es demasiado general para los turistas y los viajeros que quieran profundizar un poco y quedarse con algo más.

Calificación: Regular
Tipo de lector: Viajeros apresurados, turistas ocasionales
¿Dónde puede leerse?: En el metro
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual de viajes, por ejemplo www.deviaje.com


ene 29 2012

El lenguaje de la pasión

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

En su día bajo el lema Piedra de toque, sale en kioskos esta recopilación de artículos del Premio Nobel peruano, Mario Vargas Llosa, escritos entre 1992 y 2000 en el diario El País. Ya desde un principio, el autor advierte que en ellos da parte de lo más impopular en él: su ideología. Una ideología que, rastreada a través de los años, pudiera parecer más liberal que progresista y a otros más conservadora que reaccionaria.
El escritor actúa aquí independientemente de sus novelas y sabe hacerse eco de una actualidad por entonces rabiosa que recorre vidas y conflictos; siempre desde el conocimiento de la intrahistoria que le da estar informado desde diversos prismas, critica el posmodernismo desde Derrida, nos hace partícipes de su amor por todo lo anglicano y desprecia, desde una conciencia de los fallos de las socialdemocracias, todo totalitarismo y dictadura militar (Chávez, Castro, Trujillo…).
Es tanto, en ocasiones, su orgullo por la libertad que en un artículo de defensa a las sectas, y en concreto a Moon, las iguala no sólo a la Cienciología, sino también al Opus Dei; igualmente escribe sobre disciplinas paralelas y muchas veces indisolubles a las de su producción como aquella en la que elogia a Octavio Paz, más a partir de sus ensayos, pero sin minusvalorar su poesía y elogia la pintura impresionista de Monet, tan entregada al sacerdocio de lo efímero.
Al peruano le van, en la vida y en el arte, las personalidades obsesivas en el proceso, no sólo por transportarnos a algo lejano o ajeno a la realidad, sino por saber optar a hacernos mirar hacia nosotros mismos a través de ellas; criaturas con casi un 99% de ficción en sus vidas como esa Señorita de Somerset, que sin tener una gran producción a sus espaldas, vivió por y para lo que soñaba.

Calificación: Interesante.
Tipo de lectura: Amena, distraída.
Tipo de lector: En busca de aristas ideológicas.
Argumento: La actualidad, a grandes rasgos.
Personajes: Reconocibles a poco que nos hayamos informado.
¿Dónde leerlo?: En cualquier parte.


ene 24 2012

Hamlet-Romeo y Julieta

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Se colacionan estas dos obras de teatro diferentes porque juntas las editó EDAF en una utilísima edición encuadernada en plástico azul, inmune al tiempo, que tiene algunas evocadoras ilustraciones de Teodoro Delgado y cuyas traducciones son -ni más ni menos- que de Leandro Fernández de Moratín y de Marcelino Menéndez y Pelayo.
La primera como es sabido se basa en una fantasmagoría y en su corporeidad: Hamlet, príncipe de Dinamarca, versus Hamlet padre, monarca asesinado. Es una obra muy profunda, anticipadamente psicoanalítica, que estudia los recovecos de la mente humana y la locura como exilio interior, hermosamente escrita, difícilmente comparable con ninguna otra porque pocas veces la dramaturgia se ha revelado como la maquinaria perfecta, perenne y de múltiples lecturas que aún hoy sigue asombrando a lectores y espectadores.
La caracterización de los personajes mediante una modulación infinita de los diálogos y la reflexión sobre aquello que transforma a algunos seres en humanos, convierten esta obra admirable en un prisma de numerosas facetas en cuyas aristas brillan la traición y la venganza. Una obra total que se contiene a sí misma, teatro en el teatro, un estudio sobre la simulación que oscila entre el cinismo y la comicidad, con un telón de odio cubriendo la cuarta pared.
Y después de la oscuridad de ese mundo interior, envuelto en una atmósfera nórdica y tenebrosa, Romeo y Julieta viven eternamente su drama bajo el sol de los cielos meridionales, donde las pasiones emergen inesperadas, salen a la luz y se desbordan.
La composición escénica exige en esta pieza -de las palabras y las acciones- exageración, y a ello se aplican todos los personajes con las consecuencias conocidas.
Romeo y Julieta narran de una forma ideal y devastadora el relato del sentimiento más irracional que posee a las personas, representa –también- un canto a la juventud.
La multiplicación de los prodigios dramáticos (La tempestad, El mercader de Venecia, Macbeth, Otelo…), convirtió a William Shakespeare en inmortal.

Calificación: Imprescindibles
Tipo de lector: Cualquiera, en especial los aficionados al teatro
Tipo de lectura: Interesante y reveladora
Argumento: Hamlet es acumulativo y apasionante mientras que Romeo y Julieta es más lineal
Personajes: Inmortales
¿Dónde puede leerse?: Ante el castillo de Elsinor y en la Arena de Verona, respectivamente
¿Dónde encontrarlo?: Esta edición habrá de buscarse en librerías de lance y no será difícil de encontrar.


ene 22 2012

Españistán: Este país se va a la mierda

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Viendo libros como éste, hasta el más pintado se da cuenta de lo absurda e infantil que resulta a veces la industria del cómic en nuestro país. Nacida como idea más para Internet que para papel, los personajes recorren cinco zonas del Reino de Españistán, trasunto mal encarado de los lugares que Tolkien ideó para El señor de los anillos. Todo en este libro es casposillo y encuentra su excusa en el chiste fácil y la ocurrencia costumbrista. Y es que ser perezoso, marrullero y aspirante a apocalíptico, tiene sus riesgos. El dibujo es simple, más que sencillo y poco simbólico de nada, son garabatos con cierta gracia epatante sin resultado siquiera aparente en ninguno de sus intentos.
Los cinco reinos son: el país de los curritos, la ciudad burocrática, las tierras muertas, la aldea santa y el distrito financiero; todas ellas cargadas de tópicos y clichés son parte del camino del protagonista, que quiere refinanciar una hipoteca que le aplasta. Sus compañeros de viaje son un blogger especializado en Madonna y un mago cutre llamado Gandolfo; a la aventura –por decir algo- se sumará finalmente una secretaria que está harta de su papel de funcionaria y les llevará ante el amo del mundo a Moncloa, que no es el Presidente del Gobierno, y sí más Jordi Hurtado o Jorge Javier Vázquez.
Con malaleche a raudales, Españistán se instala de modo agresivo en el Torrente way of life del mundo del tebeo.
Desconocemos si el autor (Saló)pertenece a la corriente más amarilla de la revista El Jueves, ya saben, aquella que desarrolla más sombra sobre el árbol caído, que verdadera conciencia crítica.

Calificación: Infame.
Tipo de lector: No hace falta ni que lo sea.
Tipo de lectura: Aficionados al reconcome de la crisis.
Argumento: Muy tonto, pero ocurrente.
Personajes: Nada.
¿Dónde leerlo?: Mejor vendérselo a tu peor enemigo.


ene 16 2012

Imagina animales

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Xosé Ballesteros y el ilustrador Juan Vidaurre nos entregan un excelente libro (para niños de nueve años en adelante) en el que se descubren animales en los objetos más variopintos de la realidad. La propuesta es encontrar tras cualquier cosa un animal. Lo hacen desde un humor muy fino, una estética deslumbrante y de una forma que sirve para niños y mayores.
Sacar de su entorno los objetos y a los animales provoca en el niño la necesidad de entender y, por supuesto, descubrir más y más.
Lo edita Kalandraka.
Es un estupendo regalo y apto para poder compartir con los pequeños de la casa una lectura inteligente, llena de sorpresas y de imaginación. Los niños pueden leerlo a solas. Y los mayores lo harán sin duda recordando ese tiempo en el que el descubrimiento, el mirar aquí y allí sin parar, era el único objetivo diario.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: Niños de más de nueve años.
Tipo de lectura: Muy divertida y enriquecedora.
¿Dónde puede leerse?: En el campo. En el parque. En casa si el tiempo no acompaña.
¿Dónde puede comprarse?: En la librería habitual.


ene 15 2012

Pizzeria Kamikaze

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

La idea que tenemos del más allá suele ser idílica o, sencillamente, no existe. Pero para el escritor israelí Etgar Keret es algo así como lo que conocemos, pero más aburrido, más cutre y un tránsito más hacia un lugar más aburrido, más cutre y otro tránsito.
Este cómic comienza más que bien aunque se pierde a mitad de camino entre ideas que el autor introduce a base de forzar la máquina y que corresponden a su propia forma de entender las cosas. Y, en cualquier forma de literatura, de lo que se trata es de expresar, de mostrar, el mundo de los personajes. Nunca los del autor. Para eso están las entrevistas, los ensayos y las malas novelas.
El dibujo si es de los buenos. Muy realista, muy cuidadoso y muy preciso. El dibujante es Asaf Hanuka.
Los suicidas tienen su propio más allá. Allí están todos. Con sus orificios de bala en la cabeza, con sus cicatrices en las muñecas, con sus cuerpos destrozados por las explosiones. Aunque no es un más allá distinto del más acá. Es un lugar en el que, incluso, se repiten las mismas cosas. Si son los mismos seres los que pueblan un sitio y otro ¿por qué debería haber diferencias? De esto va, más o menos, la novela gráfica Pizzeria Kamikaze. Adornan la idea principal dos o tres subtramas poco interesantes que no terminan de cuajar bien.
En fin, un cómic más. O menos. Depende de como se mire.

Calificación: Prescindible.
Tipo de lector: Posibles suicidas. Se le pueden quitar las ganas.
Tipo de lectura: Rápida y monótona.
Argumento: Los suicidas se condenan a tenerlo que hacer más veces (lo de quitarse la vida) si no se andan con cuidado.
Personajes: Desdibujados.
¿Dónde puede leerse?: Sentado en el alfeízar de la ventana. Tomando decisiones.
¿Dónde puede comprarse? En la librería habitual.


ene 15 2012

El Gran Gatsby

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano


Existen novelas para todos los gustos, más grandes o más chicas, fatales, pasables, mal escritas o excelentes. Y cada una de ellas es lo que es por algo. No por gusto de los lectores. Eso es otra cosa con la que un escritor debe saber vivir. Las novelas son como son, independientemente del gusto de gente que, quizás, no sabe ni lo que dice. Por ejemplo, El Gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald es una de esas obras que leídas con poca atención podría pasar por una novela más. De hecho, la película que se rodó, con la novela como base, es un desastre total. El director no entendió nada.
¿Dónde está la grandeza de esa novela? En el narrador. Desde el principio intenta ocultar sus armas, un campo semántico entero para procurar que no conozcamos su condición sexual, utiliza figuras retóricas para decir sin decir. El gran protagonista es el lector porque está expuesto a no enterarse si no hace el esfuerzo de añadir lo que de forma explícita no aparece. Una verdadera obra maestra. Si a los elementos técnicos le añadimos una norteamérica alocada, un mundo altamente atractivo para los curiosos, una historia de amor imposible, muertes y fiestas divertidas y disparatadas, tenemos una novela obligatoria en la cola de libros por leer.

Calificación: Excelente.
Tipo de Lector:  Conviene que no sea la primera novela para leer.
Tipo de lectura: Amable aunque exigente.
Engancha muy pronto.
No sobra ni una sola página.
Argumento: Divertido y muy bien resuelto.
Personajes: Lo mejor de la novela.
¿Dónde puede leerse?: Cualquier sitio es bueno.