Buen amigo (Bel – Ami)

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Guy de Maupassant, escritor francés, vivió en la segunda mitad del siglo XIX.
Se le puede considerar realista en lo literario, siguiendo la estela de Gustave Flaubert que fue maestro y amigo suyo.
Y realismo es aquí la objetividad aparente, la introducción de cada personaje en la novela con el detalle de una fotografía nítida, es incrustarlo en un interior o en un paisaje descritos minuciosamente, una sola vez quizás, pero con una fuerza tan poderosa que el lector lo recrea después, por su mera mención, a lo largo del relato; es también retratar lo que Balzac quiso dejar definido como comedia humana, las ambiciones, comportamientos y pecados de una sociedad reconocible; Maupassant tuvo perspicacia para detectar los detalles de la personalidad de la época y vestir con ellos a sus seres de ficción.
Bel-Ami es la historia de un ascenso social y de un descenso moral, con ella el escritor llegó todo lo lejos que podía en el camino del escándalo, recogió las inquietudes morales que flotaban en el inicio de la Tercera República Francesa, se mostró antirreligioso y anti burgués.
Bel-Ami es una historia de pequeñas decepciones, hoy nos puede parecer tibia con sus frases ambiguas, decentes y complicadas, bajo cuyas palabras hay sentidos ocultos y que expresan todo lo que uno quiere decir con sus reticencias bien calculadas –palabras con las que intenta dar Georges Duroy, su Bel-Ami, para expresarse-; ayer sentenció a una clase social, delatando su hipocresía.
El retrato de ese Bel-Ami, poderoso por su belleza, despiadado con las mujeres, cínico y vividor se ha convertido en un arquetipo de la literatura.
María Teresa Gallego Urrutia, ha usado de su oficio para traducir el apodo del protagonista que da nombre a la novela -Buen amigo- en vez de mantenerlo en el francés original, rompiendo una larga tradición, descontando que el lector debería tener interiorizados los matices de ese sobrenombre legendario; en algunos momentos esto no funciona. Sustituirlo también en la portada ha sido osado y discutible, por eso sospecho que el editor le ha enmendado la plana incluyéndolo entre paréntesis.
En 1945, Isabel O. de Palencia lo tituló, en una edición mejicana El buen mozo. No iba descaminada.
Se dice que Toulouse-Lautrec retrató a nuestro Bel-Ami bajo los rasgos de Monsieur Louis Pascal, y sabemos que se avecina una versión cinematográfica de la novela, protagonizada por el vampírico Robert Pattison, que seduce a Kristin Scott Thomas, Uma Thurman, y Christina Ricci; la ha dirigido Declan Donneland y parece que el actor se desnuda en el filme, no es el único que lo hace en Bel Ami.

Calificación: Buena.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Amena.
Argumento: Interesante.
Personajes: Apasionados y ambiciosos.
¿Dónde puede leerse?: En París.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual o en www.libreriamendez.net


Comentarios cerrados.