El tango en sus letras

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

La editorial Losada nos acerca este volumen firmado por Óscar del Priore que recopila un buen número de tangos, milongas y valses. Son más de doscientos.
El prólogo del autor es francamente bueno y detalla aspectos más que interesantes sobre la temática que se trata en las letras. Avisa, con buen criterio, que la letra de un tango se escribió para ser cantada y que sin la melodía nos encontramos ante un tango mutilado. La madre, las flores, la muerte, Buenos Aires o el propio tango se deslizan, página a página, para llegarnos en forma de borrachos, bellas mujeres o el entrañable barrio al que se refieren unos versos que, muchas veces, alcanzan gran belleza. Podemos saber (leyendo este libro) los cantantes mejor colocados por ser los que más temas estrenaron o cantaron, lo que significa cada cosa en las letras, el trato que reciben los diferentes asuntos, cuándo se estrenó cada pieza, dónde fue, quién interpretó la primera vez una milonga y las versiones de cada tema quién las firmó.
A modo de muestra, dejo aquí la letra de una de las piezas más famosas de la historia. Y por la que siento debilidad desde hace muchos años. Escrito por Homero Manzi y compuesta la partitura por Lucio Demare, se estrenó en 1941.

Malena canta el tango como ninguna
y en cada verso pone su corazón.
A yuyo del suburbio su voz perfuma,
Malena tiene pena de bandoneón.
Tal vez allá en la infancia su voz de alondra
tomó ese tono oscuro de callejón,
o acaso aquel romance que sólo nombra
cuando se pone triste con el alcohol.
Malena canta el tango con voz de sombra,
Malena tiene pena de bandoneón.

Tu canción
tiene el frío del último encuentro.
Tu canción
se hace amarga en la sal del recuerdo.
Yo no sé
si tu voz es la flor de una pena,
só1o sé que al rumor de tus tangos, Malena,
te siento más buena,
más buena que yo.

Tus ojos son oscuros como el olvido,
tus labios apretados como el rencor,
tus manos dos palomas que sienten frío,
tus venas tienen sangre de bandoneón.
Tus tangos son criaturas abandonadas
que cruzan sobre el barro del callejón,
cuando todas las puertas están cerradas
y ladran los fantasmas de la canción.
Malena canta el tango con voz quebrada,
Malena tiene pena de bandoneón.

Calificación: Curioso.
Tipo de lectura: Se puede leer como un libro de poemas. Muy entretenida.
Tipo de lector: Amantes del tango, claro.
¿Dónde puede leerse?: En Buenos Aires, desde luego, pero, si le pilla retirado, cualquier sitio es bueno.
¿Dónde puede comprarse?: En la libraría habitual te lo encontrarán.



Comentarios cerrados.