Místicos y magos del Tibet

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Por fin, en el año de 1924, después de un recorrido vital alucinante y un viaje largo e intenso, disfrazada de peregrina mendiga, salmodiando mantras, Alexandra David-Néel atisba las paredes del Potala. Será la primera mujer occidental que penetre el misterio de la ciudad de Lhasa, en el Tibet, vedada a los extranjeros.
De esa vida en busca de las verdades del budismo y las filosofías orientales nos dejó su testimonio en varios libros curiosos, destacadamente el relato del Viaje de una parisiense a Lasa.
Místicos y magos del Tibet es otro de ellos, un documento etnográfico de gran valor.
Nada hay que nos conduzca a dudar de sus experiencias, porque la viajera francesa lanza una mirada racionalista y demuestra con sus juicios una gran penetración. Refiere sus experiencias en torno a las prácticas de adiestramiento psíquico, sus contactos con la brujería, interpreta para nosotros las reglas, jerarquías y rituales del budismo tibetano que profesó, analizando con detenimiento las bases chamánicas prelamaistas de los rituales mágicos y los fenómenos considerados milagrosos.
Pero lo que más nos conmueve de su escritura es el ansia por saber, el sacrificio, su amor a la verdad y el conocimiento, la búsqueda de la verdad y la iluminación, la exploración de los límites de la mente y del cuerpo humano con una mirada científica y filosófica que nos resulta cercana, porque quien nos habla es, al fin y al cabo, una mujer occidental ¡que estudió la lengua y los libros sagrados del Tibet y convivió con el misticismo durante trece años!
Con una vida tan contemplativa, –escribe sobre la reclusión- el espíritu y los sentidos se afinan, observando y reflexionando continuamente. ¿Se convierte uno en visionario o, más bien, ha estado ciego hasta entonces?

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Viajeros e interesados en las filosofías orientales.
Tipo de lectura: Amena.
¿Dónde puede leerse?: En el encierro de un templo lamaísta.
¿Dónde encontrarlo?: Intentarlo en www.uniliber.com


Comentarios cerrados.