nov 16 2011

Mi madre, in memoriam

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Los escritores de ficción, para construir su obra, arrastran la experiencia propia o la vicaria para poder contar. Disfrazan de ficción la realidad para poder hacer de ese artificio una herramienta útil. No entendemos la realidad; está desordenada. Escribamos una novela, un poema, un cuento, algo que haga imprescindible nuestra labor y que se integre en las consciencias de otros como algo cierto aun siendo una farsa. Ese es el razonamiento de muchos buenos escritores. Nunca el de los que quieren escribir con el objetivo de publicar o ganar dinero.
Pero las cosas tienen su poder. Y ante algunas de ellas no tenemos otra posibilidad que la de un espectacular desnudo intelectual o afectivo. No basta la ficción, no sirve de nada la técnica más depurada de todas. O no apetece. La realidad en forma de sentimientos, de recuerdos o reposando sobre un estado de ánimo imposible de soportar, se imponen a todo.
Richard Ford narra en Mi madre, in memoriam; cómo era esa mujer, cómo fue su vida, cómo ha llegado él a ser lo que es por influencia de la relación entre madre e hijo. Lo hace desde muy cerca intentando, supongo, un homenaje y, de paso, ordenando las ideas. No es un libro de calidad literaria notable, pero si una forma de conocer -cómo no- a Richard Ford. Se trata de una obra breve e interesante. Alejada de la técnica habitual del autor, cercana a la corrección sutil y exquisita de una buena prosa, Ford deja este ejemplo de debilidad que cualquier escritor tiene alguna vez durante su carrera. Los sentimientos profundos suelen arrasar con el pudor de todos. No esperen encontrar frases redonditas sobre el amor del hijo hacia la madre o sobre lo que es capaz de hacer una madre por su hjo. Al fin y al cabo, estamos ante un libro firmado por uno de los grandes escritores de la actualidad.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Huérfanos. O candidatos a serlo. Es decir, casi todos.
Tipo de lectura: Muy fácil y amena.
Persoanjes: Madres e hijos.
Argumento: La vida del autor.
¿Dónde puede leerse?: Cerca del retrato de ella.
¿Dónde puede comprarse?: En la librería habitual.


nov 15 2011

El Paraíso de la reina Sibila

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El lector contemporáneo identificará inmediatamente El Paraíso de la reina Sibila con el Venusberg wagneriano, y la desventura de alguno de sus protagonistas con las del caballero Tannhäuser, y es que parece que en ese Paraíso convergen leyendas que vienen de las tradiciones germánica y grecolatina.
Es un escrito breve, compuesto en 1437 o 1438 por Antoine de la Sale y se tradujo por primera vez en español para la Selección de lecturas medievales de Siruela.
En el prólogo, Marie-Jose Lemarchand considera el relato como precursor de la literatura fantástica porque su autor titubea en el punto de vista, inmiscuyéndose en el relato y opinando sobre la veracidad del mismo, sembrando dudas en el lector. La simbiosis entre crónica, relato fantástico y referencias cultas sobre la memoria de un viaje real, lo convierten en anticipo de la moderna literatura de viajes.
Como todo relato medieval, tiene una importante carga religiosa y simbólica.
La historia de un reino hechizado, de un averno, con caballeros desgraciados y hermosas mujeres encantadas, lo conectan con su tiempo.
Se echa de menos, en un prólogo saturado de referencias, alguna sobre la colección de textos junto a los que se imprimió por primera vez, en París, en 1521, bajo el título común de La Salade.

Calificación: Curioso.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Aficionados a las leyendas y las novelas de caballería.
Argumento: Germinal.
Personajes: Fantásticos salvo el autor que se implica en la narración, algo infrecuente en la literatura medieval europea.
¿Dónde puede leerse?: Al pie del monte de La Sibila, en los Apeninos.
¿Dónde encontrarlo?: intentarlo en www.uniliber.es, es una edición agotada.




nov 14 2011

Dogma y ritual de la alta magia

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Considero Dogma y ritual de la alta magia como una de las obras imprescindibles para entender el ocultismo moderno. Se editó en París, durante el Segundo Imperio, y se convirtió rápidamente –y es- un libro de culto. Sus ediciones posteriores son escasas.
Su autor fue un curioso personaje destinado inicialmente para el sacerdocio.
Louis-Alphonse Constant fue contestatario, herético y librepensador, estudió las filosofías esotéricas y la Cábala; firmó sus obras sobre magia y ocultismo bajo el pseudónimo de Eliphas Lévi.
Su Dogma está definitivamente influenciado por la obra de Emanuel Swedemborg.
Y el dogma -esto es, la explicación del sistema de pensamiento sobre el que sustenta la verdad de la magia- impregna toda la obra, quedando el aspecto ritual como algo -más anecdótico que exhaustivo- cuyas fórmulas e invocaciones salpican la segunda parte del libro.
Eliphas/Alphonse es hábil encubriendo una buena dosis de palabrería con pensamientos e ideas bastante razonables, que mezcla con un corpus hermético de difícil digestión donde están la Cábala y el Apocalipsis, el Petit Albert y la Tabula Smaragdina, los escritos de Paracelso y la obra de Raimundo Lulio.
Como no podía ser de otra manera en un texto publicado bajo ese título, la obra es sentenciosa, con aspiraciones conclusivas, y se desarrolla con fidelidad a su proyecto original:
Hablaré, pues, claramente; lo diré todo y tengo la firme confianza de que sólo los iniciados, ó los que sean dignos de serlo, lo leerán y comprenderán algo.
La idea de fondo no deja de ser atractiva: la magia como una verdadera religión católica –sensu stricto- usurpada por el cristianismo, el mago como heredero de unos conocimientos milenarios que se revelan mediante símbolos y se activan mediante los rituales de la magia ceremonial; reclama, para estos símbolos y rituales el mismo respeto que se concede a los propios de las religiones establecidas; en ese sentido, Constant reacciona claramente –lo escribe- contra los escritos de Volney y de Voltaire, pero asumiendo partes del pensamiento de estos.
Es una obra curiosa. El lector actual viene obligado a reflexionar sobre el momento en el que se escribió, y sobre su influencia en el desarrollo de las ciencias ocultas.
Publicada en dos tomos que generalmente van en un solo volumen, Dogma y ritual de la alta magia no es un libro demasiado extenso pero tiene afán enciclopédico y lo abarca todo: el Tarot, la taumaturgia y la adivinación, los hechizos y la nigromancia, la resurrección de los muertos y la piedra filosofal, las transmutaciones y la numerología. Sus referencias a la magia negra buscan sin duda una provocación encubierta de rechazo.

Calificación: Interesante y curioso.
Tipo de lector: Aficionados a la psicología y las paraciencias.
Tipo de lectura: Entre lo anecdótico y lo filosófico.
¿Dónde puede leerse?: En el interior de Saint-Sulpice, en París, por diferentes razones.
¿Dónde encontrarlo?: Intentarlo en www.iberlibro.es, las ediciones antiguas son muy buscadas por coleccionistas y bibliófilos.


nov 13 2011

¿Qué es la libertad?

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Este es un libro que se encuadra en la colección Súper preguntas de la editorial edebé. Podría parecer excesivo este título para niños de 9 a 12 años, pero no lo es porque las ilustraciones de Fréderic Rébéna ayudan a canalizar la atención con sus colores vivos y lo divertido del gráfico y porque el sistema de preguntas es ameno. Los textos los firma Oscar Brenifier. Se logra la atención del lector a base de plantear asuntos de interés y enseñando a tolerar lo que otros dicen. El libro se distribuye por temas y al final de cada uno de ellos se plantean ideas que deberían servir para que los lectores acomodasen su forma de pensar con criterio. Interrogar a los niños de esta edad sobre si pueden o no hacer lo que quieran o si el resto de las personas les arañan parte de su libertad no puede ser malo. Lo malo es que queramos (los adultos) que un libro forme a nuestros hijos sin nuestra ayuda. Es importante estar cerca e, incluso, compartir la experiencia de la lectura, intentar que comprendan (eso no significa imponer nuestra forma de ver las cosas y menos si se trata de un libro con una finalidad tan alejada de eso). La lógica de los niños no es tan sofisticada como la de los mayores, pero hay que respetar su estructura. No son más listos si piensan como los padres. Sólo son mejores actores o grandes repetidores de frases o viejos prematuros.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Entretenida aunque exige que el lector se centre en lo que está haciendo.
Tipo de lector: Niños de 9 años. Hasta los 12.
Argumento: La libertad personal.
Personajes: El lector.
¿Dónde puede leerse?: Con papá y mamá. En casa.
¿Dónde puede comprarse?: En la librería habitual.


nov 13 2011

El futuro robado

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Elegir un libro para una persona de doce años o algo más comienza a ser una tarea difícil. De alto riesgo. El número de títulos que encontramos en el mercado es desproporcionado. Y si fallamos podemos estar condenando al lector a dejar de serlo. Además, de todos esos títulos candidatos, son pocos los que merecen la pena. Los que escribimos en este blog no nos explicamos por qué algunos autores dedican tantos esfuerzos a tratar como tontitos a sus posibles lectores, por qué los autores quieren contar (siempre) más de la cuenta.
El futuro robado es un libro para chicos de doce años en adelante. Lo firma Ramón Caride. Y es un buen libro de aventuras en el que se indaga sobre asuntos que llenarán el espacio del ser humano muy pronto. La ecología se lleva el premio gordo en este volumen que reúne las seis novelas breves que protagonizan Sheila y Said, dos hermanos huérfanos que viven con su abuelo en el año 2075. Para más señas en Galicia. El relato se llena de viajes en los que los protagonistas intentan evitar desastres ecológicos. El relato se estructura alrededor de la ciencia ficción y esto significa un mayor aliciente para que el lector deje que la imaginación acompañe su lectura. Y el relato, el diario de los hermanos, va y viene en el tiempo para que conozcamos el pasado y entendamos qué está pasando.
Es un buen libro que, en principio, no debería aburrir a un lector de la edad para el que está escrito. Eso sí, son muchas páginas al tratarse de la fusión de la serie. 470 páginas. Pero llevadero por entretenido.

Calificación: Bueno.
Tipo de lectura: Divertida. Se puede leer en seis partes intercalando otras cosas.
Tipo de lector: Los que tengan doce años o algo más. Aunque una buena opción es leer antes que ellos (los adultos) para compartir.
Personajes: Bien diseñados.
Argumento: Las aventuras de cualquier niño con una nave espacial a mano.
¿Dónde puede leerse?: En el sitio que apetezca. Los preadolescentes siempre necesitan esa ventaja.
¿Dónde puede comprarse?: En la librería habitual.


nov 12 2011

No me dejes nunca

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

No es de extrañar que este cómic de Jason fuera elegido mejor novela gráfica de 2006 por Entertainment Weekly, fuera premio Eisner 2007 a la mejor obra extranjera o que fuera nominado al mejor guión en Angoulême 2006. No es de extrañar porque es una obra sensacional.
El autor ubica la trama en París. Durante los años 20. Los escritores que se mueven por allí ahora son autores de cómics. Son James Joyce, Hemingway, Scott Fitzgerald o Ezra Pound entre otros. Viven como cualquier escritor vivió mientras miraba el mundo buscando un escape para su capacidad creativa. Y deciden hacer algo que les aleje de esa forma de sobrevivir. Sin embargo, las vías de escape siempre fueron nulas para los artistas de una época. Nada puede cambiar las cosas que una realidad terca impone desde que el mundo es mundo.
Jason utiliza una técnica narrativa exquisita con la que centra la acción primero, para que los personajes aparezcan con fuerza y claridad una vez que el desarrollo les lleva a situaciones extremas. Vuelve al mismo lugar, una y otra vez, modificando el protagonismo aunque dejando el punto de vista intacto. Como debe ser. Y utiliza sus textos con maestría. Ni una palabra de más. Ni una palabra de menos. No hace falta decir que el dibujo es preciso, que el aire en cada página se distribuye con exactitud, que los detalles no abundan porque no son necesarios. El color de Hubert marca tiempos y estados de ánimo. En fin, una maravilla de cómic.
Son muchos los que me preguntan qué libro pueden recomendar a sus hijos para que desarrollen el hábito de la lectura. Y casi todos esperan escuchar el nombre de una gran novela y de un gran autor. Chèjov, Salinger, Carver o Dickens. Vidas Cruzadas, La Corista, Grandes esperanzas o El Guardián Entre el Centeno. Eso se traduce en algún fracaso que otro. El que no lee no lo hace por algo. Casi siempre porque no ha descubierto la literatura. Hace mucho tiempo que recomiendo los cómics para que el joven vaya habituándose a la lectura. ¿Hay alguna forma mejor de conseguirlo que invitando a la diversión sin que falte la profundidad, el sentido o el texto bien diseñado? Pues ya saben. No me dejes nunca. Jason. Todos terminan con otro tipo de libros en la mano.

Calificación: Magnífico.
Tipo de lectura: Asombrosa, muy divertida.
Tipo de lector: No se me ocurre quién podría dejar a medias un libro así.
Personajes: Perfectos.
Argumento: El mundo es como es y nada lo puede cambiar.
¿Dónde puede leerse?:  En Montparnasse. Si pilla lejos puede ser en el sillón de casa.
¿Dónde puede comprarse?: En la librería habitual.


nov 9 2011

Flor del mal

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Un regalo es Flor del mal.
Quien encuentre una edición antigua -1924- puede sentirse agasajado por lo inesperado del hallazgo.
La edición moderna, de 1999, es no venal y acompaña la edición de un libro de Luis Antonio de Villena, El ángel de la frivolidad y su máscara oscura, sobre la vida y la obra de su autor, Álvaro Retana; De Villena siempre ha reivindicado su figura y prolongado sus temas canallescos.
Todos encontrarán la novelita inesperada.
Porque Flor del Mal es un relato libertino, un entremés, se desarrolla en una sucesión de situaciones sofocantes, provocadoras, en una villa de Madrid frívola y descocada.
Y lo que encierra es un juego de paradojas y de equívocos que desborda la trama, precipita anticipadamente en la simulación de prólogo que firma Artemio Precioso, y se convierte en paradigma de la vida y la obra de su autor (y de ahí la oportunidad del regalo).
Un juego de las transformaciones en el que todos simulan ser lo que no son, sabiendo que no van a ser creídos por nadie. Porque quien se excusa, se acusa. Y aquí se excusan todos: Precioso de su pupilo y de la edición que se dispone a perpetrar; Álvaro Retana, en su recreación como personaje, renegando de su perversidad y de la de sus partenaires: una Gloria Fortuny que niega tanto ser depravada, como Rafael Delgado –el tercero en la discordia- un rufián.
Todos reniegan de sus desviaciones y creemos que todos mienten.
Álvaro Retana terminó mal, lo refiere De Villena en su libro, encarcelado, empobrecido y humillado. Por rojo y por maricón.
Sus novelas decadentes se convierten, por contraste, en el retrato de esa sociedad peligrosa que se esconde detrás de los censores y de las sotanas. Ayer como hoy, mañana quizás no, depende de cómo nos apliquemos la lección.
En cualquier caso Flor del mal es un canto a la libertad, una novela inmoral barnizada de moralina, un salto mortal.
La edición moderna reproduce la original con fotografías del autor e ilustraciones de Guillén.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Decadentes, para los perversos de hoy será pecata minuta.
Tipo de lectura: Embriagadora.
Argumento: Chocante.
Personajes: Indecentes.
¿Dónde puede leerse?: En unas jornadas de la juventud (después te confiesas).
¿Dónde encontrarlo?: Se puede intentar en www.iberlibro.com o encontrarla adjunta a la biografía de Retana por De Villena.


nov 6 2011

Castillo de arena

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

¿Recuerdan la película de Luis Buñuel en la que los personajes permanecen encerrados en una casa sin poder salir? Exacto, El ángel exterminador. Pues Castillo de arena, cómic firmado por Frederik Peeters y Pierre Oscar Lévy, indaga ese mismo territorio. Con elegancia, ironía y golpes certeros asestados desde el relato en el lector que no puede quedar indiferente ante esta historia ni ante un dibujo cuidado y detallista.
Un grupo de personas llegan a una playa. Encuentran un cadáver y, a partir de ese momento, todo se convierte en un cuadro surrealista. El paso del tiempo se distorsiona, los personajes comienzan a moverse por ese micromundo sin saber qué rumbo tomar, la vida se convierte en algo inservible e inexplicable. Todo queda debajo de una soledad tan temida por el hombre como omnipresente desde que el mundo es mundo.
La historia es excelente. Bien trenzada, sin una sola frase que sirva de explicación al lector, con un ritmo perfecto. Los dibujos también lo son. Igual de buenos que el relato. Y con esa unión, el cómic que nos llega es, francamente, bueno. Surrealismo que se explica por sí mismo; viñetas que sirven de antesala al resto sin que sobre una de ellas.
No es casualidad que Frederik Peeters sea una de las firmas que mejor se coticen en el mundo editorial.

Calificación: Muy Bueno.
Tipo de lector: Jóvenes y adultos. Dispuestos a descubrir mundos diversos y reales.
Tipo de lectura: Muy amena.
Personajes: Muy bien diseñados y con el desarrollo que se merecen.
Argumento: Todo puede cambiar aunque la esencia es inmutable.
¿Dónde puede leerse?: Lejos de una playa.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.