La lección del maestro

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La selección es parte decisiva de la actividad editora, la reunión en un mismo libro de relatos, pequeñas piezas teatrales o ensayos que guardan relaciones indirectas entre sí son afortunadas porque potencian el valor de lo impreso.
Los libros del mirasol editó en argentina tres relatos cortos de Henry James: La lección del maestro, La muerte del león y La próxima vez, la conjunción es extraordinaria porque son, las tres, historias que reflexionan sobre la labor del novelista y la naturaleza de su obra, muy cercanas –lo sabemos por sus diarios- a la manera de elaboración minuciosa del escritor americano. Todas profundizan en la soledad del escritor.
Son tres acercamientos diferentes, trabajando desde un engaño astuto y moroso, en el cuento que abre el volumen; la lástima y la empatía, en el segundo de ellos; o la importancia de la crítica y la percepción subjetiva de la propia obra, en la pequeña novela que cierra la colección.
Como en todas las obras de Henry James la información está condensada y ordenada; destaca la penetración psicológica en cuanto a la consciencia de los personajes sobre sí mismos, esto es una de las más destacadas aportaciones de Henry James a la literatura, al margen de su habilidad como constructor de ficciones y su elegancia como articulador de una literatura basada en los aspectos técnicos de la novela y el cuento. Los diálogos se usan compensadamente para definir a los actores, y se convierten en duelos verbales, haciendo de cada conversación un tour de force que hace avanzar la trama.
Hay en La muerte del león una crítica a lo periodístico, a lo mediático diríamos hoy; y en los tres relatos una referencia continuada al vampirismo de la vida social, esa sociedad que el escritor frecuentó  –y también sus escritores de ficción frecuentan-; ese contacto indispensable con el gran mundo cuyas maneras y costumbres debe reflejar en sus libros y que hacen antipática la literatura jamesiana a muchos lectores. Vemos también, sobre todo en La próxima vez, emerger un humor ácido, escéptico y despiadado que desconocíamos en James.
En lo técnico, en la mirada sobre el oficio, en el placer que provoca en el lector una trabazón literaria tan minuciosa, reconocemos indudablemente –recibimos- La lección del maestro.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: Cualquiera, aficionados a James y la novela psicológica.
Tipo de lectura: Un poco ardua en el desarrollo de los pensamientos.
Argumento: Escaso.
Personajes: Perfectamente diseccionados.
¿Dónde puede leerse?: En un gran interior antiguo, un gran café sofocado de terciopelos en cualquier capital europea.
¿Dónde encontrarlo?: La edición de Los libros del mirasol en librerías de lance, agrupadas en www.iberlibro.com y www.uniliber.com


Comentarios cerrados.