Dogma y ritual de la alta magia

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Considero Dogma y ritual de la alta magia como una de las obras imprescindibles para entender el ocultismo moderno. Se editó en París, durante el Segundo Imperio, y se convirtió rápidamente –y es- un libro de culto. Sus ediciones posteriores son escasas.
Su autor fue un curioso personaje destinado inicialmente para el sacerdocio.
Louis-Alphonse Constant fue contestatario, herético y librepensador, estudió las filosofías esotéricas y la Cábala; firmó sus obras sobre magia y ocultismo bajo el pseudónimo de Eliphas Lévi.
Su Dogma está definitivamente influenciado por la obra de Emanuel Swedemborg.
Y el dogma -esto es, la explicación del sistema de pensamiento sobre el que sustenta la verdad de la magia- impregna toda la obra, quedando el aspecto ritual como algo -más anecdótico que exhaustivo- cuyas fórmulas e invocaciones salpican la segunda parte del libro.
Eliphas/Alphonse es hábil encubriendo una buena dosis de palabrería con pensamientos e ideas bastante razonables, que mezcla con un corpus hermético de difícil digestión donde están la Cábala y el Apocalipsis, el Petit Albert y la Tabula Smaragdina, los escritos de Paracelso y la obra de Raimundo Lulio.
Como no podía ser de otra manera en un texto publicado bajo ese título, la obra es sentenciosa, con aspiraciones conclusivas, y se desarrolla con fidelidad a su proyecto original:
Hablaré, pues, claramente; lo diré todo y tengo la firme confianza de que sólo los iniciados, ó los que sean dignos de serlo, lo leerán y comprenderán algo.
La idea de fondo no deja de ser atractiva: la magia como una verdadera religión católica –sensu stricto- usurpada por el cristianismo, el mago como heredero de unos conocimientos milenarios que se revelan mediante símbolos y se activan mediante los rituales de la magia ceremonial; reclama, para estos símbolos y rituales el mismo respeto que se concede a los propios de las religiones establecidas; en ese sentido, Constant reacciona claramente –lo escribe- contra los escritos de Volney y de Voltaire, pero asumiendo partes del pensamiento de estos.
Es una obra curiosa. El lector actual viene obligado a reflexionar sobre el momento en el que se escribió, y sobre su influencia en el desarrollo de las ciencias ocultas.
Publicada en dos tomos que generalmente van en un solo volumen, Dogma y ritual de la alta magia no es un libro demasiado extenso pero tiene afán enciclopédico y lo abarca todo: el Tarot, la taumaturgia y la adivinación, los hechizos y la nigromancia, la resurrección de los muertos y la piedra filosofal, las transmutaciones y la numerología. Sus referencias a la magia negra buscan sin duda una provocación encubierta de rechazo.

Calificación: Interesante y curioso.
Tipo de lector: Aficionados a la psicología y las paraciencias.
Tipo de lectura: Entre lo anecdótico y lo filosófico.
¿Dónde puede leerse?: En el interior de Saint-Sulpice, en París, por diferentes razones.
¿Dónde encontrarlo?: Intentarlo en www.iberlibro.es, las ediciones antiguas son muy buscadas por coleccionistas y bibliófilos.


4 Respuestas en “Dogma y ritual de la alta magia”

  • gilvergg ha escrito:

    Gabriel, una pequeña rectificación:la carrera de psicologia està ubicada en Ciencias de la salud,no tiene nada que ver con magias y similares.Todo es interesante, pero creo importante diferenciar las dos cosas. ¡Saludos!

  • admin ha escrito:

    ¿Y cuando se escribió la obra? ¿Qué era la sicología en ese momento? Creo que eso sí que es importante a la hora de hablar de un libro como este.

  • augusto prieto ha escrito:

    Si el comentario viene por la recomendación de su lectura a los aficionados a la psicología, insisto en que lo considero adecuado.
    No porque confunda la magia con la carrera de Psicología, sino porque este libro en concreto me parece interesante para las personas que estudien, analicen o se interesen por “la conducta o el comportamiento humano y los procesos mentales”(definición wikipedia) en lo que se refiere a influenciabilidad, construcción y asunción del discurso dogmático, empatía emocional e identificación; tanto por parte del emisor (el autor) como del receptor (lector/acólito).
    Y los psicólogos, claro, podrán estudiar muchas cosas más que a mí, lego en la materia, se me escapan.

  • romendo ha escrito:

    jajja eres un vulgo que cree que no sabe lo que dice hayn algo mas esta vida comprendelo y estudia algo mas