R G (Riyad – Sur – Seine)

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Hay escritores convencidos de la importancia que tiene una gran capacidad de fabulación, una trama desbordante, imaginativa y original. Puede ser que la importancia de eso sea alta, pero sin otros ingredientes la cosa se queda en contar historietas y de literatura tiene poco. Los nuevos escritores tienen que aprender que este oficio no es el de contar historias sino el de ordenar el universo desde esa trama.
Frederik Peeters parece saberlo muy bien. Lejos de alejarse de la realidad para inventar un mundo de ficción que no aporta nada, se queda pegado a lo que sucede cada día y, con la ayuda de Pierre Dragon, agarran lo cercano y lo convierten en una excelente novela gráfica.
El texto es muy bueno. Arrastra la complejidad de los personajes y matiza mucho y bien el dibujo. Esta vez, Peeters, presenta su cómic a color y maneja el trazo sencillo con maestría. Trazo sencillo y detallista al máximo. No dejamos de ver París es su esplendor, los gestos de los personajes llenos de sentido, los silencios dibujados con un detalle.
R G (Riyad – Sur – Seine) es una novela gráfica espléndida. Nos sumerge en el día a día de los agentes secretos franceses, en su vida privada y en su pasado (que arrastran como cualquiera de nosotros). Terrorismo internacional, contrabando, lujos, sexo. Todo lo tenemos en un cómic que trata de ser casi codicioso con su objetivo. Objetivo que, por otra parte, consigue más que de sobra.
Pierre Dragon es agente de los servicios secretos franceses. Obsesionado con la realidad y con que quedase reflejada en la obra. Peeters es uno de los mejores dibujantes actuales. Y ese punto provocador que ya conocemos lo asoma sin recato desde la primera viñeta.
Si quieren disfrutar busquen un ejemplar. Y si quiere hacer pasar un rato divertido a su hijo adolescente, ni lo dude.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Muy agradable.
Tipo de lector: Jóvenes y adultos sin distinción alguna.
Personajes: Redondos.
Argumento: La vida de un policía. Y la de los malos.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier lugar, pero de incógnito.
¿Dónde puede comprarse?: En la libraría habitual. No hay que olvidar que las bibliotecas públicas suelen tener buenas comitecas.


Comentarios cerrados.