Los cachorros. Los jefes

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Los cachorros es un relato breve que Mario Vargas Llosa escribió en 1965, como avanzadilla de su reconocida y extensa obra literaria. En ese grupo de adolescentes, de cachorros, el escritor baliza el espacio físico y social del barrio limeño de Miraflores en el que transcurrió parte de su juventud, y retrata unos jóvenes dorados (y ciegos para lo que ocurría en el inmenso país de hambrientos que era el nuestro, escribirá en un prólogo). Es un tema sobre el que trabajará en sus primeras novelas. En este relato, una vida y una sociedad son construidas y destruidas sobre un silencio. Declara el escritor haber luchado sin tregua por conseguir una voz narrativa que cuajara la historia; el lector, ajeno a ese trabajo ímprobo, disfruta de un viaje a un lugar que sabe cierto.
Los seis cuentos que se publican bajo el título de Los jefes, son relatos que Vargas Llosa escribió en su juventud, reconoce la influencia de numerosos autores, de Hemingway, de Faulkner o de Bowles. Hay una voluntad academicista de investigar con la estructura del relato, de profundizar en las descripciones de tipos y de paisajes hasta apoderarse de ellas para el lector, de mantener la tensión hasta la última página con el recurso al suspense.
En Los jefes está ya el hombre político que fue siempre el escritor de Arequipa, asoma el idealismo en un conflicto donde aparecen por primera vez en su obra los perros como símbolo. El desafío se resuelve con un truco algo burdo que no desencanta al lector, y es el mismo que utiliza en El hermano menor, y en Un visitante, que son historias de frontera, de un mundo antiguo y agreste que choca con la razón y que se rige por principios ancestrales, mundo parecido al de los gauchos y los malevos de Borges, en los que el único brillo sobre un territorio salvaje es el de las cachas de un revolver o el filo de una navaja que hiere.
Día domingo es una historia de superación que llevó en hora buena a su autor a París, y le acercó a una merecida vida de trabajos y gloria literaria; y en El abuelo, se lo juega a lo enigmático y lo siniestro.
La lectura de los cuentos primerizos de Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de literatura, confirma a un creador esforzado, coherente y de recorrido largo, y apunta una voluntad pertinaz, enamorada de la literatura.

Calificación: Los cachorros es muy bueno, los que se recogen en Los jefes, desiguales pero interesantes.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Salvo en el caso de El abuelo, diáfana, aunque engañosa.
Argumentos: Lineales sin dejar de ser atractivos.
Personajes: Muy bien compuestos, excepcionalmente en Los cachorros.
¿Dónde puede leerse?: En uno de los interminables recorridos en autobús por el Perú de Vargas Llosa.
¿Dónde encontrarlo?: En tu librería de nuevo o de viejo en diferentes selecciones y ediciones, como la Suma Literaria de Seix Barral, en la que completan la Conversación en La Catedral.


Comentarios cerrados.