Corto Maltés

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Muchos no sabíamos leer cuando se publicó el primer relato en el que Corto Maltés nos mostraba un mundo que tenía como centro los mares del sur y sus habitantes. Piratas, brujas, magia negra, hombres y mujeres despojados de toda esperanza, villanos, corruptos y él mismo. El enorme Corto Maltés. Con su gorra marinera, las patillas anchas, una casaca azul y aspecto de tipo duro. Corto Maltés se convirtió, rápidamente, en un icono del arte del cómic. Los que no sabíamos leer estábamos deseando hacerlo para mirar aquellos dibujos sabiendo lo que decían sus personajes.
Hugo Pratt, el autor, desplegó, desde el principio, todo tipo de referencias arrancadas de su propia erudición. Sus cómics son una mezcla perfecta entre un dibujo sobrio, la imaginación de alguien secuestrado por un mundo imaginario y un relato lleno de matices, de secretos por descubrir.
Y hoy, viviendo otro siglo diferente, sus dibujos siguen manteniendo intactas las intenciones y su magia, su inmenso poder de fascinación sobre el lector.
La balada del mar salado es, posiblemente, el título más importante del autor. Pero no es el único. Todo lo que firmó este hombre es de una categoría que roza lo sublime.
Los escritores que quieren serlo tienen en Pratt un ejemplo de lo que significa el oficio de narrar. Pueden echar un vistazo a la trayectoria del autor para saber que escribir no es contar historias, que escribir es algo que lleva a cuestas el autor desde que nace. Los que no quieren ser escritor, pero desean disfrutar con el trabajo de otros, encontrarán en estos cómics una forma de viajar a mundos remotos para conocer a seres irrepetibles entre la exquisitez del dibujo y del texto.
Nadie debería perderse algo así.

Calificación: Extraordinaria toda la obra de Hugo Pratt.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Divertida, profunda, cautivadora.
No sobra ni una sola viñeta.
Argumento: La vida es una aventura constante.
Personajes: Corto Maltés es inolvidable. El resto iluminan al protagonista con luz propia.
¿Dónde puede leerse?: Navegando en un catamarán.
¿Dónde puede comprarse?: En cualquier librería.


Comentarios cerrados.