Un acto de amor

Artículo escrito por: Carmen Neke

Curioso el cambio del título en la traducción de esta novela de Howard Jacobson, del original “El acto de amor” (The Act of Love) al español Un acto de amor. Como si la novela tratara de un caso concreto, de la forma peculiar en la que Felix Quinn experimenta el amor hacia su esposa, y no del acto de amor en general. Felix intenta convencer al lector durante toda la novela de que el suyo no es un caso aislado, la mayor diferencia entre él y la mayoría de los otros hombres sería que él tiene el valor de enfrentarse cara a cara con sus fantasmas y actuar de manera proactiva para satisfacer sus ansias masoquistas morales. Los celos van a ser el combustible del amor masculino, afirma, sin ellos la chispa acabará apagándose.
No me ha gustado nada este personaje de Felix, es un snob manierista y decadente que vive su vida como un actor de método que lo sacrifica todo para poder meterse en la piel del personaje que representa a costa de todos los que le rodean. Pero esta antipatía hacia el protagonista de la novela no es más que un juicio de valor personal y subjetivo, el libro es la obra de un autor con una técnica narrativa absolutamente impecable que cediendo la palabra a su personaje va a invitar al lector a tomar residencia en la mente de un ser egoísta hasta la perturbación, pero tan culto y tan articulado que será capaz de mantener la atención de este lector página tras página de reflexión inactiva.
A diferencia de Philip Roth, que en sus novelas se revela como un exhibicionista sexual cargado de un tremendo sentimiento de culpa, Howard Jacobson parece ser fundamentalmente amoral en cuestiones de sexo. Esto va a hacer que las reflexiones sobre el tema superen en cantidad y calidad a las descripciones plásticas del acto, escasas y no demasiado explícitas. El libro no se centra en el cómo sino en el porqué del doloroso atractivo de los celos maritales y lleva a sus últimas consecuencias una situación insostenible sin que haya moraleja final. Se le puede achacar al libro lo inverosímil de la manera tan cilivizada como llevan los personajes una situación de sentimientos extremos: pero no olvidemos que estamos hablando de las clases altas de la sociedad británica, donde las buenas maneras hacen al hombre. Y a la mujer.

Calificación: Exquisito e inquietante.
Tipo de lector: Víctima de una exposición excesiva a la cultura, que no conciba otra forma de explicar sus sentimientos que la de acudir a ejemplos ilustres del mundo de las artes y las letras.
Tipo de lectura: Densa y entretenida a la vez para el tipo de lector que acabo de describir.
Engancha desde el principio.
No le sobra ni una sola letra.
Argumento: Los celos son el combustible que mantiene encendida la llama del amor masculino.
Personajes: Muy pero que muy británicos.
¿Dónde puede leerse? En un parque otoñal, a las cuatro de la tarde por supuesto.


1 Respuesta en “Un acto de amor”

  • elizq ha escrito:

    4PM, la hora de la entrega.
    Lo estoy intentando en versión original, no sé si podré con él o podrá conmigo.
    Quién se puede resistir a leerlo con esta critica?