sep 19 2011

Lupus

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Todo aficionado al cómic está obligado a leer y a disfrutar de los libros de Frederik Peeters. Con Píldoras azules ya deslumbró narrando la relación con su esposa y su hijo (ambos portadores del virus VIH). Con los cuatro volúmenes de Lupus (reunidos en uno solo por Astiberri) vuelve a dejar un magnífico sabor de boca en el lector.
Lupus es una novela gráfica que se presenta como una especie de cómic-road; una narración en la que el personaje se intenta encontrar consigo mismo y con el mundo a través de un viaje convertido en huída, a través de una infancia que carece de figuras esenciales (que estuvieron, pero a las que no puede poner cara) como la del padre.
Para ello, Frederik Peeters, utiliza un texto muy bien construido que se ajusta con maestría al dibujo. Los silencios que dejan los trazos expresionistas, el diseño de cada página buscando que el lector conozca el conjunto al mismo tiempo que lo hace el personaje, nos llevan por un universo extraño e inmenso en el que ocurren las mismas cosas siempre. El espacio no cambia nada. Eso es cosa de los personajes.
La acción se desarrolla con buen ritmo debido a una dosificación de la información más que acertada. No se pierde tensión narrativa en una sola página. Y; llegado el momento de resolver, de dar fin a la aventura; la resolución encaja perfectamente con el diseño de un personaje hondo y complejo. Lupus ha evolucionado mucho, el lector sabe mucho de él. Cualquier final no cabe.
Un excelente trabajo.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Muy agradable. Requiere cierto grado de atención en algunas viñetas que se deben descifrar con cuidado.
Tipo de lector: Cualquiera que este dispuesto a hacerse preguntas.
Engancha desde el principio y no le sobra ni una viñeta.
Argumento: La búsqueda personal.
Personajes: Exquisitos y muy bien diseñados.
¿Dónde puede leerse?: A solas.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


sep 18 2011

La casa de las bellas durmientes

Artículo escrito por: Carmen Neke

En el artículo que Mario Vargas Llosa dedica a este libro en La verdad de las mentiras, el autor peruano señala muy acertadamente lo difícil que es para un occidental leer literatura escrita en un idioma y desde un modo de entender el mundo tan distantes de los nuestros como son los japoneses. Pero esta vez el problema no radica en mi opinión tanto en la traducción del primero como en la aceptación del segundo: Vargas Llosa hace una lectura ética de esta novela sobre una casa donde los ancianos caballeros pueden dormir abrazados a jóvenes desnudas que duermen bajo los efectos de un narcótico, viendo en el erotismo que la impregna el decadentismo propio de las culturas avanzadas que han dejado a un lado el sexo como medio de perpetuar la especie y se han entregado a él como forma de placer refinada y un poco perversa. Esta es una lectura que revela la tradición de pensamiento cristiano de quien la hace, y que poco tiene que ver con el universo literario de Kawabata.
Yasunari Kawabata se muestra en sus obras commo un autor esencialmente amoral en cuestiones amorosas, sus protagonistas masculinos buscan la satisfacción de sus deseos como algo que les corresponde por derecho y sin que los sentimientos de las esposas que dejan en casa o de las mujeres a las que persiguen jueguen papel alguno en el proceso. Las impresiones sensoriales del protagonista de La casa de las bellas durmientes van a ser el detonador de la memoria y de las reflexiones que le van a ocupar tanto como la contemplación y el disfrute de los hermosos cuerpos desnudos de las jóvenes que duermen a su lado, y este microcosmos erótico-sensorial va a ocupar la totalidad de la novela: el protagonista no vive a los ojos del lector más que en las noches que pasa en la casa de las bellas durmientes y en los recuerdos que estas noches sacan a relucir en su memoria. Y la sensualidad extrema y a veces incluso cruel que le domina durante las horas nocturnas va a retratar a Eguchi, mejor que cualquier descripción exhaustiva de su figura podría llegar a hacerlo, como un hombre mayor que se acerca a la muerte y que tiene miedo de no haber vivido lo suficiente. El erotismo y la decadencia presentes en la novela no son los de una cultura o los de una moral determinada, sino los de un hombre que no se resigna a despedirse de los placeres de los sentidos porque forman parte integrante de su identidad.
Calificación: Único en su categoría.
Tipo de lector: Cualquiera con paciencia para leer un libro sin argumento y sin acción.
Tipo de lectura: Intrigante y sensual, con un toque de melancolía.
Engancha desde el principio.
No le sobra ni una página.
Argumento: El señor Eguchi descubre en la casa de las bellas durmientes que yacer junto al cuerpo desnudo de una joven que duerme es una experiencia capaz de remover lo más profundo de su espíritu.
Personajes: El señor Eguchi y sus bellas durmientes, tan diferentes todas ellas en su hermosura común. Con la presencia invisible de los otros clientes, y la sombra de la muerte que lo preside todo.
¿Dónde puede leerse? En la cama, mientras su pareja duerme.


sep 17 2011

Granada morisca, la convivencia negada

Artículo escrito por: Augusto Prieto

La expulsión de los moriscos de España es decidida por Felipe III, tras las deliberaciones del Consejo de Estado, que en fecha 4 de abril de 1609, con voto decisorio del valido duque de Lerma, se pronuncia por esa solución.
Es un acto definitivo, consecuencia de un siglo de negación de la convivencia con los diferentes, los que profesaban otra religión y hablaban otra lengua, de aquellos que habían sido vencidos y eran sospechosos de traición.
En su ensayo, Manuel Barrios Aguilera, analiza exhaustivamente los motivos que llevaron a esta decisión, estudia la sociedad morisca –cultura, religión, instituciones- y resume las consecuencias de los sucesivos desalojos, repoblaciones y repartos, en una obra técnica y densa, que va más allá de lo meramente divulgativo, y puede parecer impertinente al profano por las continuas referencias entre capítulos, que servirán bien, sin embargo, a los estudiosos.
Son extremadamente interesantes sus análisis sobre la estructura de la administración de justicia, y de los papeles asumidos por la Iglesia y por la Inquisición, así como los que se refieren a los aspectos de la vida cotidiana de los moriscos, sus creencias, prácticas y celebraciones; porque el historiador hace una interpretación ecuánime del proceso sin caer en el juicio de valor, pero destacando con discernimiento el encadenamiento de consecuencias, y desarrollando un retrato acertado y comprensible de una convivencia compleja que se reveló fallida.
La aventura –desventura- de esta convivencia negada comienza con la rendición del reino nazarí de Granada a los reyes de Castilla y de Aragón, y el establecimiento -y posterior desistimiento- del estatus mudéjar.
Se insertan, como complemento a cada capítulo, textos interesantes y oportunos que enriquecen la lectura, escrupulosamente referenciada a sus antecedentes documentales.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Interesados en la Historia y estudiosos.
Tipo de lectura: Densa pero diáfana.
¿Dónde puede leerse?: En un viaje por Granada, las Alpujarras o la Axarquía.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


sep 15 2011

Apocalipsis Z, los días oscuros

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Segunda parte de la novela Apocalipsis Z, que iba de zombis y pasaba por ser post-moderna. Sus méritos como best-seller se deben más al auge del género fantástico en el cine, antes que a sus cualidades literarias. De estilo premeditadamente descuidado, esta segunda aventura (ignoro si pasa igual con la primera parte, pues su lectura debiera ser independiente) cuenta con el escollo de estar narrada desde lo más profundo del averno. Y todo por un empeño incomprensible del autor por convertir la peripecia en un partido de fútbol mal contado, obviando las construcciones de atmósferas y seduciendo al público con la llegada a España de una tercera república a raíz de la que se desencadena una guerra civil que echa más leña al fuego a la ya de por sí oscura y extraña historia. La Z del título da ya debida cuenta del despropósito al género de terror, pareciendo a veces cómica y jugando también con clichés de la aventura y el noir, todo ello para convertir lo fácil en algo premeditadamente complejo.
En este cambio de registros se ve que Manel Loureiro quiere encontrar subversión. Se le compara con Stephen King, y ni por asomo miren, ya que se debe tratar este tema en concreto desde el trazado de una frontera y no desde su disolución. El hecho de esta mezcolanza no sólo entorpece la fluidez natural del relato, sino que aburre al más mitómano.
Convertido en genio de márketing a través de Internet, su autor sitúa la acción en torno a la aparición de TSJ, un virus parecido al ébola, por el que sus víctimas son no sólo mortales, sino capaces de resucitar bajo la apariencia de No-Muertos (o No-Vivos); en este mismo concepto no hay más que un profundo galimatías del que jamás se sale.

Calificación: Malo.
Tipo de lector: Dispuesto a dejar tomarse el pelo.
Tipo de lectura: Aburrida, farragosa.
Argumento: Que si quieres pan, Catalina.
Personajes: Diluidos.
¿Dónde leerlo?: Mejor no hacerlo.


sep 14 2011

Solar

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El desarrollo de la energía Solar en éste planeta exhausto, es el pretexto que utiliza Ian McEwan para componer una novela mordaz, muy crítica con los componentes de un sistema monstruoso y depredador.
En un esperpento real y creíble -porque casa bien con lo que vemos y leemos cada día en los medios de comunicación-, Michael Beard, el protagonista, es un antihéroe débil, grotesco, pagado de sí mismo, excrecencia de una sociedad arrodillada bajo las imágenes falsas de los ídolos: premios Nobel, financieros, científicos de élite, políticos y artistas; charlatanes nefastos embarcados en la ficción de la sostenibilidad, mientras consumen incesantes. Gurús. Becerros de oro.
Y recordemos que el oro no es más –así lo creyeron las antiguas culturas preincaicas- que el resplandor fosilizado de la luz solar.
El libro comienza en la crisis de madurez de ese hombre, que inicia un declive compulsivo. Incursiona después en la novela negra, filosofa siempre con ingenio y cercanía alrededor de la relatividad de todo –ligando, de alguna manera, la reflexión sobre el mundo con las teorías de Einsten, que devienen correlato-, con un fondo científico, técnico, difícil de manejar como material literario, pero accesible para el lector profano; creíble por la misma naturaleza de la narración, sin que sean necesarias más explicaciones que la intuición lectora.
Un relato que habla de lo corrupto del sistema y de la impostura de una ciencia manipuladora y manipulada, alejada de la realidad, al tiempo que lanza unas interesantísimas teorías, inesperadas y astutas.
Ian McEwan es uno de los más destacados escritores de la generación británica de la postguerra. La consideración de que la última parte de la novela pierde el vigor de su inicio; de que el escritor no remata bien la historia, sino que lo hace de una manera forzada; la idea de que este fallo echa a perder lo que era hasta llegar a la última parte -titulada 2009- una narración brillante; todo esto debe entenderse más como un error de percepción de quien escribe éstas líneas, que como un desliz del autor, largamente premiado, referente inevitable de la literatura contemporánea.

Calificación: Lo que era muy bueno, flojea al final.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Entretenida, divertida y amena.
Argumento: Interesante y fluido.
Personajes: Completamente vivo el protagonista, bastante vil.
¿Dónde puede leerse?: En un viaje por el Ártico, o en un crucero por la Antártida.
¿Dónde encontrarlo?: En cualquier librería, es uno de los libros de moda, merecidamente.


sep 13 2011

Nuestro derecho a las drogas

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Un eterno debate este de las drogas. ¿Tiene un ciudadano cualquiera derecho a consumir lo que crea oportuno? En un mundo al que tenemos acceso a las armas, al dinero como mecanismo de destrucción o a otras drogas que pasan por legales cuando no se diferencian tanto de las prohibidas, ¿es normal esta prohibición? ¿No sería mucho más saludable que las drogas se cortasen en las boticas como se hacía antes? En fin, estas y otras preguntas de interés es lo que nos presenta en el ensayo Nuestro derecho a las drogas el profesor Thomas Szasz.
Defiende el autor que todo el entramado legal que prohibe las drogas es un enorme mecanismo de control estatal al que nos someten dejando nuestra libertad individual en entredicho. Arranca con esa premisa para desarrollar toda la tesis.
El texto es apasionante, está muy bien escrito y se arma desde una sensatez que casi nunca aparece en los debates sobre este asunto. Mientras otros dan voces defendiendo una postura u otra, Szasz organiza el discurso desde la negación absoluta a ese paternalismo estatal que quiere cuidar de todos y desvía los ingresos hacia zonas bajo su propio control, pero lo hace sin obligaciones para el lector. Eso sí, la potencia de las ideas que maneja el autor hace que, al menos, la conciencia del lector se remueva. Desde el sí o el no. Eso es lo de menos. La obra es provocativa para todos y eso es siempre de agradecer.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lectura: Fácil y entretenida.
Tipo de lector: Dispuesto a entender nuevas miradas.
¿Dónde puede leerse?: Tirado en un parque. fumando un peta o sin fumarlo.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


sep 12 2011

La caída de Madrid

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

En torno a la muerte, junto a la cama de Francisco Franco, Caudillo de las Españas, se estructuran voces, que son pensamientos, que son sentires y acciones, definiendo un puñado de personajes, que desde la traición o fidelidad a sí mismos, nos recuerdan una Transición democrática difícil y en la que, ya fueras tirio o troyano, tenías que actuar en una dirección: la hoy por todos conocida y reconocible en nuestras vidas.
Tiene la novela de Chirbes una inmediatez que no da tregua al lector que busca el compás y la armonía, quizás porque no existió tal, pues cada uno de ellos con su máscara y coraza tiene su peculiar modo de vestirse o desnudarse ante la narración. El objetivo es no sentirse hipócrita ante nadie, definiendo el panorama de las dos Españas que tanto furor hace en la capital.
El identificable José Ricart, nos recuerda a su Crematorio, a la vez que define el legado de la empresa familiar tan común, por el que sus hijos son príncipes y los nietos pordioseros.
Es esta una novela más apta para el desapego político que para tragar con lo que viene y enriquecerse de inmediato. Nos encontramos además con víctimas del pasado, como el agente Maxi, súbdito de los fachas que enloquece ante el amor de una prostituta, un estudiante desencantado que luchó con los grises y dos profesores de Universidad, que independientemente de la materia que imparten buscan medrar y/o tener sueños de izquierda.
Alternando el monólogo interior con la escasez de aliento corto, temas como el sexo están tratados desde la ingenuidad o torpeza hasta el vicio o la dominación, todavía demasiado masculinizada.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lector: Alguien que le guste perderse por laberintos, aún a sabiendas de que se puede encontrar.
Tipo de lectura: Amena, interesante.
Argumento: Las dos Españas, la ambición, la pérdida.
Personajes: Estupendos.
¿Dónde leerlo?: Con buena compañía.


sep 11 2011

El delta del Ebro

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Tierras emergidas, inmensos arrozales en los que se refleja el sol del amanecer, cofradías de pescadores de entre las más antiguas de España, concesionadas sobre derechos de pesca otorgados en el siglo XII; un sistema dunar perfectamente conservado; salineras y saladares.
Poblaciones estables de flamencos.
El Delta del Ebro es un sistema natural complejo e inestable, marco de la lucha secular de la ciudad de Tortosa contra la corona, en su defensa de antiguos derechos.
El libro recopila fotografías de este monumento natural y textos informativos.
Tortugas mediterráneas que vuelven a poblar las aguas gracias al esfuerzo de los naturalistas, balsas de ninfeas -los ullats-; flores raras.
Las imágenes congelan un mundo cambiante como las migraciones de las aves, impenetrable como la ornitomancia, llamado a desaparecer hundido bajo las aguas como una nueva Tartessos por la desmesura de las aguas embalsadas, por las políticas erráticas de aprovechamiento del territorio, por la amenaza de trasvases demenciales. La mano del hombre crea y destruye.
Un mundo cercano que merece la pena conocer.

Calificación: Interesante.
Tipo de lector: Aficionados a la naturaleza y la ornitología.
Tipo de lectura: Sencilla.
¿Dónde puede leerse?: Sentado cómodamente en el puente de Lo Passador.
¿Dónde encontrarlo?: En el ecomuseo del Parc Natural del Delta de l´Ebre.