Sauce ciego, mujer dormida

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Se presentan 24 relatos al perfecto estilo Murakami; considerados algunos por él mismo como el germen de una voz que posiblemente se desarrollará en novela; hablamos de ambientes y personajes que se definen por una particularidad psicológica o física que les hace ser engullidos, para finalmente resurgir de sus cenizas por asimilación. El jazz, la cocina o el paisaje son fundamentales, de tal forma que sumergirse en su esencia, aporta la paz de las pesadillas que al despertar dejan cierta cefalea, sintiendo que ha dormido más o menos de la cuenta, a veces prosaicamente, otras desde la poesía. Al leer a Murakami no sabemos bien si estamos ante una tradición anglosajona u oriental, así como se diluyen las fronteras entre lo literario y lo comercial, muchas veces para darse la mano afablemente. Lo que está claro es que resulta todo tan fantástico como fácil de identificar, tan irreal en ocasiones como intenso otras e identificable y fácil de concebir las más de las veces.
El primer cuento que da título al libro es una parábola imposible que puede ser de mil formas diferentes. La chica del cumpleaños es un Alí-Babá de único deseo. También se juega a la metapoesía de profundidad prosaica, ensalzando más la lectura que la escritura propia.
Por otro lado, El espejo es un cuento de adolescencia, en cuya última frase se juega a mitigar la necesidad de apariencia e identificación, a través de un chico que tiene miedo a confrontarse y aún así crece, se instala la realidad de una inexistencia perturbadora de cuarta pared.
Muy diferente a Salinger, Un día perfecto para los canguros, narra con belleza la escena contemplativa y familiar de un hijo que se sale de la bolsa de su madre. Ojalá para tantos fuese tan natural, fluida y sencilla la vida.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lectura: Reposada, fruitiva.
Tipo de lector: Dispuesto a cubrirse y descubrirse ante sí mismo.
Argumento: Vitalistas encuentros en el más allá, que está más acá.
Personajes: Cuervos que aconsejan, monos que te roban el nombre, hombres-espaguetti,…
¿Dónde leerlo?: En un lugar interior.


Comentarios cerrados.