jul 28 2011

Desayuno en Tiffany´s

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Parece ser que Truman Capote era una persona difícil de carácter por su extravagancia, traicionero con sus amigos, drogadicto y no sé cuántas cosas más. Y, por si fuera poco, era escritor. No un escritor cualquiera sino un genio de la literatura, lo que significa que cualquiera de sus defectos se verían multiplicados de forma alarmante. Eso seguro.
No me gustan mucho los escritores. Sin embargo siento especial debilidad por Capote. Él sabía que ser eso, escritor, significaba muchas cosas, un gran compromiso consigo mismo y con los demás, una forma de abordar la vida intentando derribarla antes de que ella le derribase a él. Debilidad que viene de la lectura de toda su obra, pero, especialmente, de las sucesivas lecturas que he realizado de su novela Desayuno en Tiffany´s desde el año mil novecientos noventa hasta hoy. Cada año la leo. Cada año echo un vistazo a la película dirigida por Blake Edwards. Entre otras cosas porque no tienen nada en común. Cuentan cosas bien distintas y, afortunadamente, Edwards no trato de se fiel a lo escrito. Si lo hubiera intentado y hubiera conseguido lo que nos presentó con la Sra. Hepburn al frente, tendríamos que haber juzgado a ese hombre condenándole a cadena perpetua.
Mientras la película trata de mostrar la cara amable de un mundo refinado y excesivo en casi todo, la novela hace todo lo contrario. Por ejemplo, en la película no se escuchan cosas como la verdad es que lo eres. Eres una mala puta o lárgate a hacer de puta a otra parte. En la novela sí se pueden leer cosas así. Y mucho peores. Porque la intención de Capote era bien clara. Capote quería hablar de él mismo, de su trabajo como escritor, del mundo real enfrentado a la ficción, del egoísmo, de la falsa amistad y de la cobardía humana. Dicho de otro modo, quería hablar, sobre todo, de literatura utilizando vehículos oscuros y siniestros.
Capote era un escritor de los de verdad, de los que saben qué es eso de escribir. Mirar con cara de estúpido el mundo para poder soñar ese mundo. Eso es a lo que dedicó gran parte de su vida y lo que hace su personaje principal en esta novela. Soñar el mundo para conseguir crear un lugar en el que hasta la mismísima Holly sea capaz de vencer sus depresiones. La realidad le destroza. Un sueño (representado por una joyería de lujo) es la única forma de salir adelante. Y cuando los mundos comienzan a mezclarse, ella huye hasta llegar a otro lugar que le envuelve en su irrealidad, que le protege en su distanciamiento del tiempo y espacio. Se defiende de los demás, de lo que le toca vivir. Holly pasa la mayor parte del tiempo filtreando con todo y con todos. Todo es accesorio, nada importa. Ella va por delante del mundo. Incluso por delante de sí misma. Se siente una criatura salvaje que puede hacer daño, pero desdichada por serlo. La historia de Holly es una de las tragedias más terribles de la literatura del siglo pasado.
Porque Holly es la misma literatura, es la farsante auténtica que dibuja Capote en su novela.
Ni la novela, ni la película, deberían pasar desapercibidos para alguien que se quiere acercar al arte de narrar. Sea cual sea. Porque Capote es un genio. Y la película una obra de arte.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Aparentemente sencilla aunque la exigencia es alta.
Tipo de lector: El que esté dispuesto a pensar sobre lo que le cuentan.
Personajes: Perfectos.
Argumento: La escritura.
¿Dónde puede leerse?: Junto a la ventana. Esperando escuchar a una mujer cantando.
¿Dónde puede comprarse?: No se me ocurre una sola librería en la que no pueda ser.


jul 27 2011

El amor mágico. Secretos de la sexualidad sagrada

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

¿Sabía usted que una característica fundamental del Tantra es el papel de la mujer porque es la diosa, la que revela e ilumina? ¿Sabía que Eros era amor por la belleza y que el mal no era más que producto de la ignorancia o un error según los griegos? Pues cosas así pueden conocerse en este volumen editado en su día por Vital.
Se trata de un repaso por el sexo que va desde el amor en tiempos del edén hasta nuestros días parándose, de forma especial, en la India y su cultura. Lo mágico, lo que esta cerca de los dioses, lo que atañe al ser humano es motivo de comentarios que no siempre son lo que el lector espera (demasiado espiritual a veces y teórico en exceso).
Se adornan los textos con imágenes de diferentes culturas y explicaciones técnicas sobre textos elegidos para desarrollar las ideas que se quieren transmitir.
En conjunto no deja de ser un libro curioso. Pero lo cierto es que se queda a las puertas de cualquiera de los temas que aborda.

Calificación: Curioso y prescindible.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Fácil y, todo hay que decirlo, aburrida.
Personajes: Todos los seres humanos, todos los dioses, todas las ideas. En fin, todo de todo.
¿Dónde puede leerse?: Antes de acostarse sin intención de dormir.
¿Dónde puede leerse?: En la editorial Dilema les pueden informar. Es la única forma de encontrarlo que conozco.


jul 26 2011

Las tumbas de Saint-Denis y otros relatos

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Además de sus obras más conocidas como Los tres mosqueteros o El conde de Montecristo, Alejandro Dumas –padre- escribió pequeños cuentos de género fantástico.
Tres de ellos fueron publicados juntos en una colección de relatos breves del diario El País.
El que da lugar al título, Las tumbas de Saint-Denis, está ambientado durante los turbios sucesos de la Revolución Francesa, cuando los exaltados violaron los panteones de los reyes de Francia en la basílica de Saint-Denis, cerca de París. El escritor utiliza una voz implicada para fingir presencia y recuperar la atmósfera del momento, vindicando el honor del pueblo y de sus monarcas, y remata el cuento con una fantasmagoría romántica.
Encontramos a Los dos estudiantes en Bolonia, en un ambiente italiano, antiguo para Dumas de cien años. Es una extraña fantasía, profundamente homoerótica por mucho que queramos (que no queremos) justificar los detalles por las trampas del lenguaje o la diferencia de las costumbres. Al menos hoy no lo podemos ver de otra manera y está bien así. Bebe de los cuentos del Decameron, con fantasmas que regresan y crímenes que se han de vengar desde el más allá.
Por fin, la Historia del demonio familiar del señor de Corasse parece extraída de las Noches orientales. Es un cuento de genios y maravillas escrito con brillantez. Crece con la hábil revelación, oportuna en el tiempo, de su narrador testigo.
Tres relatos muy breves y llenos de encanto.

Calificación: Encantadores.
Tipo de lector: Cualquiera, aficionados a la literatura fantástica.
Tipo de lectura: Curiosa.
Argumento: No por previsibles son menos atractivos.
Personajes: Románticos.
¿Dónde puede leerse?: En Saint-Denis especialmente.
¿Dónde encontrarlo?: Puede intentarse en www.uniliber.es


jul 25 2011

Cuentos y leyendas de los armenios. Un pueblo del Cáucaso

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Reine Cioulachtjian prologa y recopila una serie de cuentos que explican la forma de pensar y de entender la supervivencia del pueblo armenio.
Durante muchos años (casi siempre) los armenios han sido acosados, perseguidos e invadidos por pueblos extranjeros. Ignorados por todos, han tenido que ir perfilando su propia identidad a través del mito, de la leyenda y del cuento. Esta es la muestra de lo profundo y necesario del relato para el hombre, para los pueblos enteros.
Entre las ilustraciones exquisitas de Catherine Chardonnay, podemos entender y conocer al pueblo armenio. Historias que llegan a través de la tradición oral que se pierde más allá de la memoria, vendedores de espíritus; reyes, sabios y campesinos. El lenguaje es asequible para los niños y las moralejas se llenan de valores clásicos en cualquier territorio del mundo. Además, en cada cuento, a pie de página, encontramos explicaciones sobre las costumbres del pueblo armenio que ayudan a entender el significado de lo narrado.
Una cultura desconocida para casi todos que puede hacerse un hueco a través de estas historias. Bellas y entrañables. Los niños disfrutarán escuchando a la vez que aprenden. Los adultos disfrutarán leyendo en voz alta a la vez que aprenden.

Calificación: Estupendo.
Tipo de lectura: Fácil y enriquecedora.
Tipo de lector: Todas las edades.
Personajes: Un pueblo entero.
Argumento: El mundo según los armenios.
¿Dónde puede leerse?: Comenzando la ascensión de las montañas de Ararat.
¿Dónde puede comprarse?: En tu librería habitual.


jul 22 2011

Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Después de intentar leer este libro, sigo fumando. No lo digo como si fuera algo maravilloso. Al contrario. Soy esclavo de un vicio repugnante que no le recomiendo probar a nadie. Una estupidez de jovencito que me pasa factura cada día. Tendré que intentar un método distinto porque esto de leer libros tan mal escritos me produce daños cerebrales, posiblemente, irreversibles.
La intención es buena. El mecanismo una auténtica desfachatez. Incluso este tipo de libros debe estar bien escrito. No pido que se haga escritura de gran calado. Pido una corrección mínima.
El caso es que, Allen Carr, nos muestra el camino que nos lleva a dejar el tabaco definitivamente. Cuenta con la experiencia propia y reparte consejos a diestro y siniestro. Se dirige al lector como si le tuviera delante, alentando a todo aquel que se deje. Fumar es malo. Único mensaje. Buen mensaje. Pero es que la redacción es penosa, casi insultante.
El que sea capaz de leer semejante cosa que lo haga si eso sirve para dejar fumar. Pero luego lean algo que merezca la pena por aquello de la contaminación desde el lenguaje y los daños cerebrales irreversibles.
Por cierto, fumo desde los 22 años. Lo dejé durante cinco años. De 1993 a 1997. Volví a fumar. Es un asco. Si no lo han hecho nunca evítenlo. Si ya lo hacen lean este libro o apaguen su último cigarro sin avisar (así lo hice yo y funciona al menos cinco años). Es un asquito. Se lo digo yo.

Calificación: Peor escrito no podría estar. Pero igual les ayuda con el tabaco.
Tipo de lectura: Una tortura.
Tipo de lector: Pues ya saben.
¿Dónde puede leerse?: En la puerta de un estanco por si les pasa lo que a mí.
¿Dónde puede comprarse?: En su librería habitual.


jul 21 2011

Andrei Tarkovsky

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Hablar del cine de Andrei Tarkovsky no es sencillo. Su obra es corta, pero de una intensidad, de una profundidad, que produce vértigo a todo el que se acerca con el ánimo de analizar o, simplemente, de sacar alguna conclusión.
Sin embargo, Carlos Tejeda firma un libro sobre el autor y su cine que cualquier seguidor del director ruso o, sencillamente, aficionado al cine, tendrá que agradecer al echarle un vistazo. Tejeda logra algo muy difícil al escribir con claridad de una obra sumamente compleja. Analiza cada elemento del cine de Tarkovsky (al menos los fundamentales aunque revisa una buena parte de la totalidad) y resume cada película del autor aportando una visión extensa y enriquecedora. Los sueños, el agua, el fuego, la levitación como forma de expresión amorosa; aspectos que pueden resultar crípticos para los seguidores de Tarkovsky y, por supuesto, para los que se acercan a su cine por primera vez. Carlos Tejeda, añade una extensa bibliografía al final de la obra que puede ser muy útil para los que deseen continuar indagando en el mundo de Tarkovsky (están anotados los volúmenes más interesantes, sin duda).
Es este un libro detallista que quiere mostrar lo importante. Pero no sólo del contenido sino del continente de cada película. Porque también señala con acierto cómo Tarkovsky mueve la cámara, la importancia que esto tiene si atendemos al punto de vista; porque también señala los detalles de los decorados; porque también echa un vistazo a elementos sicológicos de los personajes que resultan más que interesantes. Y lo hace sin pontificar, arrimándose lo justo a la obra, con la perspectiva adecuada. Un buen ensayo.

Calificación: Muy bueno.
Tipo de lectura: Exigente aunque puede hacerse por partes dependiendo del interés de cada uno.
Tipo de lector: El que quiera saber sobre Tarkovsky. Pero, sobre todo el que quiere entender.
¿Dónde puede leerse?: Frente a una pantalla en la que se pueda ir viendo lo explicado.
¿Dónde puede comprarse?: En su librería habitual.


jul 20 2011

El Fayum

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Ojos.
Ojos que nos miran desde lo remoto.
Desde la eternidad.
Los retratos funerarios hallados en las localidades egipcias de Er Rubayat y Hawara, en el oasis de El Fayum, hace un siglo, nos asombran con sus miradas.
Esas representaciones son una bisagra entre Oriente y Occidente, entre la pintura ritual y la búsqueda del realismo, entre un arte arcaico y el humanismo de la edad moderna.
Un motivo que fascinó a Franco María Ricci.
Bajo sus auspicios editores, se extrajeron de sus tumbas herméticas de vidrio para ser fotografiados, estudiados, reunidos, introducidos por Klaus Parlasca, ensayado su estudio por Jacques-Edouard Berger, expuestos en este libro como en un museo ideal, envueltos en seda negra.
Les acompañan unos textos, contemporáneos de los retratos, recopilados por Rosario Pintaudi, Papiros del Egipto grecorromano: contratos, invitaciones, escrituras, actas de divorcio, constituciones de hipoteca…
Berger inscribe los retratos en la estela de las pinturas legendarias de la antigüedad: la Gigantomaquia de la Stoa Poikilé cuyo implacable realismo aterrorizó a los embajadores persas; la Naturaleza muerta de Zeuxis con unos racimos de uvas tan perfectos que los mismos pájaros se dejaban engañar; o la Afrodita de Apeles que enamoró a Alejandro.
En estos días, algunos de los retratos pueden verse en el removido Museo Arqueológico Nacional, es una oportunidad única. Vienen de Londres y de Viena. Se ha forzado su inclusión en Photoespaña junto con un video de Adrian Paci, con el que parece que se relacionan indirecta y sutilmente. Bueno.
Los retratos de El Fayum son para Gerardo Mosquera, comisario de la exposición de Madrid, las primeras fotos de carné –o sea, de identificación-.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Exquisito.
Tipo de lectura: Informativa y curiosa.
Personajes: Inquietantemente modernos.
¿Dónde puede leerse?: En casa.
¿Dónde encontrarlo?: En libreros de viejo o en www.uniliber.com


jul 19 2011

Los justos

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Los justos es una de las obras que escribió para el teatro el autor y filósofo francés Albert Camus, que regresa en ella a una serie de temas sobre los que trabajó y que le obsesionaron, a unas reflexiones provocadas por las circunstancias de su infancia, de su juventud, de su lugar de nacimiento, que el escritor repercutiría sobre el mundo de las ideas del siglo XX.
Vuelve en Los justos a darle vueltas a ese poder de decisión que algunos hombres adquieren o pretenden sobre la vida de otros, por la violencia del terror o por el terror social. La pena de muerte, la condena, el asesinato meditado, la justicia con la que las ideologías se justifican para convertirse en razón, sin darse cuenta de que no hay felicidad en el odio.
Pero la vigencia de ésta obra se sostiene difícilmente, desbordada por los excesos del mundo moderno, que han quitado todo atisbo de romanticismo a la lucha terrorista, porque el terrorismo ha sido deslegitimado por la historia y por la mayoría de las sociedades, por su maldad intrínseca, pero también a causa de sus excesos y sus extraños compañeros de viaje, y las razones de las que se dotan éstos justos resultan excéntricas para comprender a los individuos de esas otras sociedades -o tribus- que aún lo legitiman.
No hay justos.
Porque hoy el terrorismo se ha convertido en un fin en sí mismo, en vez de un medio para llegar a alguna parte, como soñaron equivocadamente los movimientos socialistas y anarquistas del pasado, y los nacionalismos coloniales. Una tiranía, un fanatismo, una mafia.
Los justos está basada en los hechos reales que despertaron a Rusia de su sueño imperial.
Queda de interesante en el papel, el trabajo de Albert Camus sobre el poder de las ideas -y sobre las trampas del lenguaje- en una obra breve, de diálogos precisos e insuficiente dramaturgia.

Calificación: Obsoleta.
Tipo de lector: Aficionados al teatro y a Camus.
Tipo de lectura: Sencilla.
Argumento: Cerrado sobre sí mismo y obsesivo.
Personajes: Firmes en sus certezas y en sus dudas.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier lugar es un texto breve.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.