El invierno del dibujante

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

El invierno del dibujante es un tebeo que habla sobre todos los tebeos, sobre todos los que los hacen. Pero también es un tebeo que habla sobre un momento histórico de España, sobre lo que significa la falta de libertad y el coste de lograrla. Y también sobre la condición humana que se pega a cada individuo y queda transformada en un mal dibujo o en algo grande.
Paco Roca, el autor, mantiene un tono narrativo distante aunque no puede evitar rozar territorios difíciles desde la injerencia. Pero, ciertamente, el conjunto queda más acá de la frontera y no causa molestias narrativas al lector.
Dibujantes que buscan dar un paso que les lleve a ser dueños de su trabajo, profesionales de la edición que ocultan sus frustraciones, dibujantes que tras una apariencia amable ocultan una cara oscura y denigrante, lo ridículo que resulta dar un salto social, maquinarias empresariales y falta de libertad son algunos asuntos que trata el autor desde una trama llena de amargura. Y desde un dibujo cuidado y muy apropiado.
Tres personajes que pueden parecer secundarios soportan, sobre todo, la carga ideológica del cómic. Rafael González representa la represión el sistema y, al mismo tiempo, la posibilidad de salir adelante más que bien adaptándose al sistema. Vázquez es la imagen de la anarquía que desemboca en lo menos deseado cuando la presión supone que la capacidad de prosperar es nula. La delación. Ibáñez es la imagen del que quiere triunfar y lo hace a base de trabajo, pero tragando todo lo que puede alguien tragar. Desde esa base se construye el edificio que termina siendo este tebeo. Barcelona, su retrato, forma parte fundamental de la narración y es presentada con mimo por el autor.
Como siempre que la obra está firmada por Paco Roca, el producto final es excelente. Conviene echar un vistazo tranquilo a una forma de entender la historia. Por supuesto, los jóvenes pueden acercarse a este cómic con la garantía de encontrar en él un anclaje estupendo a su afición por la lectura.

Calificación: Excelente.
Tipo de lectura: Muy cómoda aunque exige cierta calma para entender lo que sucede.
Tipo de lector: Jóvenes y adultos. Sin distinción.
Personajes: Muy humanos.
Argumento: España bajo el peso de la dictadura.
¿Dónde puede leerse?: En un banco de las ramblas de Barcelona.
¿Dónde puede comprarse?: No hay problema alguno.


Comentarios cerrados.