El malestar al alcance de todos

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Unos relatos que nos incomodan, alternados con unos poemas que aún lo hacen más.
Mercedes Cebrián (Madrid, 1971) demuestra ser una escritora subversiva, hábil para captar las corrientes emocionales subterráneas en la sociedad, ese poso sutil y chocante que dejan las relaciones humanas.
Su campo de experimentación es la ciudad y la familia, el círculo de ¿amigos?, la maldad escondida en lo cotidiano, nuestras -las de los personajes, quiero decir- tiranías e intolerancias.
Hace en este libro Cebrián un elogio del raro, del inadaptado, de aquel que no consigue encajar en el grupo y que deja en el gran puzle de la vida social un hueco, a través del cual se ve el tablero de la mesa, un agujero informe, con pestañas en forma de ameba que se incrustan en las piezas adyacentes, penetrándolas; hiriéndolas con su vacío hostil.
El factor que aglutina todas las piezas del libro, es la irrupción de lo inesperado en la cotidianeidad.
Lo híbrido del género -poema/relato- potencia las extrañas asociaciones de ideas formando un conjunto inquietante de textos alternados.
Deliciosamente manipuladores y malvados.

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Inquietante y divertida.
Argumentos: Engañosos.
Personajes: Mezquinos.
¿Dónde puede leerse?: En el metro, mirando a las caras de los otros viajeros.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual de nuevo o de viejo.


Comentarios cerrados.