Confabulario definitivo

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Los relatos recopilados en el Confabulario definitivo, brevísimos muchos de ellos, son un descubrimiento feliz para cualquier lector.
No es tarea fácil buscar un denominador común porque temas, técnicas e intención varían y se cruzan, pero un aire de incertidumbre, una ironía sutil y un tono farsesco se encuentran en casi todos ellos.
Hay parábolas inquietantes que desarman el funcionamiento de las sociedades materialistas, y en algunos, los animales aparecen como símbolos de una sociedad que se ha extraviado, en su caminar de espaldas a la naturaleza. En general escoge un ambiente de pesadilla que se prende en lo subconsciente mediante la palabra con finales desconcertantes.
Juan José Arreola escribe sobre las profundidades de la obsesión amorosa y la implicación en el adulterio, desde diferentes puntos de vista, pero también reflexiona sobre lo metafísico y el hecho religioso, sobre el acto definitivo de la condenación. Gusta por lo herético y lo heterodoxo.
Recurre continuamente el escritor a lo patafísico, introduciendo autoridades en la ficción, para legitimarla, que rescata de lo histórico y lo erudito a la manera de Borges; y trabaja desde la psicología de narradores engañados o engañosos.
Juan José Arreola es considerado, uno de los escritores mejicanos más peculiares y brillantes, su obra es escasa. El primer Confabulario, origen de éste, apareció en el año de 1952.

Calificación: Brillante.
Tipo de lector: Cualquiera con ganas de reflexión.
Tipo de lectura: Amena e intensa.
Argumento: Diferentes.
Personajes: Excepcionales.
¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


Comentarios cerrados.