Cosmópolis

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Cosmópolis, del escritor americano Don DeLillo, es un texto premonitorio, una sátira sobre el capitalismo y la virtualidad, construida bajo la forma de una odisea urbana.
El marco es Nueva York, la gran manzana de los mercados financieros; la nueva Babilonia donde cualquier cosa puede suceder, en cualquier momento, por descabellado que parezca. Odiseo es el joven multimillonario Eric Packer, y su nave una inmensa limusina blanca con la que debe atravesar la ciudad.
Por medio de ese personaje, DeLillo nos hace reflexionar sobre la interacción entre tecnología y capitalismo, en una sociedad donde no existe la duda. Ya nadie duda. Donde la pobreza excluye y la riqueza aísla, como bien dejo dicho la Justine de Durrell.
Al convertir la capacidad de hacer dinero -o de perderlo- en Arte, el especulador financiero deviene artista, en su plena significación de agitador social, performador, individuo que se enfrenta a la sociedad para removerla, poseído por la pura subjetividad y por lo arbitrario. Y por eso nos resulta simpático en la insustancialidad de su poder.
Es el capitalismo devorador y suicida, la sociedad de lo cibernético, la abstracción de los mercados. Un mundo digital plagado de imágenes, encuentros y desencuentros. Una novela creada sobre una visualidad icónica y moderna.
Divertida. Más actual hoy que nunca.

Calificación: Excelente.
Tipo de lector: Cualquiera.
Tipo de lectura: Amena y divertida.
Argumento: Sorprendente.
Personajes: Grotescamente reales.
¿Dónde puede leerse?: En una limusina blanca, atravesando Nueva York.
¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería habitual.


Comentarios cerrados.