dic 24 2010

Un árbol de noche

Artículo escrito por: Augusto Prieto

En sus cuentos, Capote fue un maestro en crear atmósferas inquietantes, pedazos de cotidianeidad que dejan traslucir un fondo perturbador; relatos en los que personas, objetos
o meteoros, van adquiriendo cualidades inesperadas: La nieve, un sueño o una niña que se convierten en fetiches con significados rituales.
Dio vida con habilidad a narradores atractivos, pero engañosos; produjo inesperadas apariciones, interrogó al lector con la utilización de signos que dejan los finales suspendidos en una reflexión.
Son cuentos formalmente hermosos, pero cargados de presagios, irreales en su agobiante realidad.
El tema puede ser, siempre, la soledad de la mente humana y el extrañamiento que produce; la decepción de vivir, el desencanto, el fin de toda esperanza que Dante vio escrito en el umbral de la puerta. Lasciate ogni speranza.
Los vehículos narrativos: un tren que avanza, desde el que se puede ver Un Árbol de Noche; un Profesor Miseria, que comercia con sueños ajenos y la ciudad deshabitada en la que dos mujeres que se llaman Miriam se encuentran –o no- (¿Una niña, es una mujer?; ¿lo es la señorita Bobbit que vieron por primera vez unos Niños en su Cumpleaños?); es La Botella de Plata que contiene la ilusión; y una pintura, onírica y extraña, cuyo fondo es El Halcón Decapitado.
Mi Versión del Asunto varía sin duda en la cabeza de otros lectores y ese es uno de los grandes logros de Truman Capote que nunca Cierra la Última Puerta de un cuento.
Truman Streckfus Persons, que escondió su apellido bajo el de un padrastro cubano, no hizo lo mismo con su personalidad, que brilló, polémica, en la sociedad de los años
cincuenta y sesenta del pasado siglo. Fue escritor y periodista, enfant terrible de la literatura norteamericana.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Cualquiera con ganas de interrogarse.
Tipo de lectura: Sencilla con fondo complejo.
Argumento: Inesperado y enigmático.
Personajes: Brillantes como lo fue su creador.
¿Dónde puede leerse?: En una estación, en un tren de noche.
¿Dónde encontrarlo?: Deberían tenerlo en cualquier librería porque es un clásico.