Die Nibelungen

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El poema épico del Cantar de los Nibelungos fue el pretexto, en este libro de pequeño formato, para crear una de las obras maestras del modernismo austriaco, conocido también como movimiento de la Secesión Vienesa.
Fue impreso en 1909 por Gerlach & Wiedling, con una segunda edición en Viena y Leipzig en 1924, y formó parte de una colección de cuentos adaptados para los jóvenes.
Es exquisito. Por su diseño y su grafismo pero –sobre todo- por las extraordinarias láminas que lo iluminan. Litografías en negro, azul, rojo y oro de la mano de Carl Otto Czeschka. Czeschka, que practicó un lenguaje formal muy cercano al de Gustav Klimt, fue maestro, entre otros, de Oscar Kokoschka. Las ilustraciones de Die Nibelungen son consideradas una de sus obras maestras. Son simbolistas, enigmáticas, hermosas, crean un ambiente que atraviesa el tiempo y el espacio, una civilización inquietante que preludia la modernidad; y proyectan el espíritu del ciclo germánico con imágenes de gran fuerza visual. Ocho magistrales viñetas a doble página, creadas originariamente para una obra de teatro, y que servirían después de fuente de inspiración a Fritz Lang, para su película Die Nibelungen (1922/24).
Franz Kleim, historiador y dramaturgo de la escuela de Hebbel, adaptó la historia de Sigfrido con gran economía, pero conservando la fuerza de la acción y el carácter sobrenatural de esta epopeya, que Hume comparó con la Ilíada de Homero. Una historia de venganzas y de pasiones.

Calificación: Extraordinario.
Tipo de lector: Exquisitos.
Tipo de lectura: Las ediciones originales son en un sencillo alemán adaptado para los jóvenes. Existen ediciones en español.
Argumento: Trepidante.
Personajes: Heroicos o traicioneros.
¿Dónde puede leerse?: Tumbado en la chaise-longue.
¿Dónde encontrarlo?: Las ediciones originales excepcionalmente en librerías anticuarias o subastas internacionales.


Comentarios cerrados.