Aquí empieza nuestra historia

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

El que escribe puede afirmar, sin temor a equivocarse, que leer a Tobias Wolff marco un antes y un después en su relación con la lectura. Perder la inocencia al leer es doloroso. Por ejemplo, uno tiene la sensación de haber leído miles de páginas para nada, de haber leído mal. Perder la inocencia al leer, de la mano de los relatos y novelas de Wolff, es algo brutal y, casi, inexplicable.
Este autor norteamericano es uno de los máximos exponentes del llamado realismo sucio. Deudor de Chéjov, de J. D. Salinger y de Raymond Carver; presenta su mundo desde lo pequeño, desde lo cotidiano, desde esos lugares que nadie quiere creer que le son propios. Lo hace sin grandes alardes técnicos, pero con una contundencia que deja al lector frente a un monstruo que llamamos vida.
Aquí empieza nuestra historia es un libro de relatos que recoge treinta y uno de los mejores que ha firmado Wolff. Entre ellos se encuentran El Otro Miller, Di que sí (escritos hace ya tiempo) y los más recientes, como, por ejemplo, El perro de ella.
El nivel técnico que alcanza este autor es más que notable. Destaca el uso de los silencios, tanto de sus personajes como de la voz narrativa (siempre acertada y construida con solvencia). Y este recurso, junto a la mirada fija en elementos casi imperceptibles para otro autor, aporta a la narración un nivel de expresividad potentísimo.
Un excelente libro de relatos.

Calificación: Ejemplo para autores de todo tipo. Imprescindible.
Tipo de Lectura: Apasionante aunque exigente.
Tipo de lector: Todo aquel que este dispuesto a parar cada poco para entender qué es lo que le cuentan. Todo aquel que quiera aprender a leer o escribir
No sobra ni una sola página. Enganchan todos sus relatos de principio a fin.
Personajes: Magistrales siempre.
¿Dónde puede leerse?: No se me ocurre un solo lugar en el que no sea una delicia hacerlo.
¿Dónde puede comprarse?: En cualquier librería. Si no lo tienen en la suya es mejor que busque una alternativa para siempre.


Comentarios cerrados.