Lettres à un jeune marocain

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Dieciocho cartas se ponen aquí sobre la mesa. Se dirigen a un joven marroquí. A todos los jóvenes marroquíes. Las escriben intelectuales: escritores, poetas, estudiantes, artistas; muchos de ellos escriben en la diáspora y varios lo hacen originalmente en las lenguas que les han acogido: francés, catalán o neerlandés. Todos intentan de una u otra manera remover las conciencias de los jóvenes, vivan estos dentro o fuera de Marruecos; llamarlos a no dejarse vencer por el derrotismo, a salir de la inacción; movilizarlos para que tomen las riendas de un futuro mejor. Su futuro. Son unas cartas sinceras. Omar Berrada, poeta y traductor reflexiona sobre el multilingüismo y la identidad, reivindicando el mestizaje que es el destino feliz de la humanidad. Rachid Benzine, profesor y escritor, reflexiona sabiamente sobre la necesaria reinterpretación del Corán en las claves de la modernidad. Valiente. Hichan Tahir, joven estudiante de tecnología en Kenitra, dirige una desgarradora carta a un suicida, en la que le reprocha no haber aprovechado sus oportunidades, pensando que la felicidad está siempre fuera, en Europa o en la muerte; y Younés Boumehdi, fundador y director en Rabat de Hit Radio, nombra la miseria y la exclusión para hacerlas visibles y pide a los jóvenes que no escuchen a la Casandra que les anuncia que no hay nada que hacer. Marruecos camina hacia el futuro con pasos de gigante; con un crecimiento sostenido, con planes para grandes infraestructuras, con la reforma del código de familia, la Mudawana; lo hace, en gran parte, gracias al esfuerzo de sus emigrantes. Pero aún queda mucho por hacer y apremia llenar con un poco de esperanza los bolsillos vacíos de su juventud que se enfrenta a las exigencias perversas de la tradición y a los problemas endémicos del país. Las cartas están elegidas y presentadas por el joven escritor Abdellah Taïa con el patrocinio de Pierre Bergé y son una iniciativa valiosa e ilusionante. Servirán para algo. ¡Inshallah!

Calificación: Muy interesante.
Tipo de lector: Multiculturalistas e interesados en el mundo árabe.
Tipo de lectura: Clara y sincera. Está publicado en francés.
Personajes: Conmovedores.
¿Dónde puede leerse?: Un viaje a Marruecos puede ser un buen momento y no es el único.
¿Dónde encontrarlo?: Internet puede ser una buena herramienta si no hay a mano una librería especializada en literatura en francés.


Comentarios cerrados.