Diario de lecturas

Artículo escrito por: Carmen Neke

¿Por qué querría alguien leer un libro en el que el autor habla sobre los doce libros que se ha leído durante un año, y las conexiones que ha ido estableciendo entre estos libros y su vida cotidiana, sus recuerdos personales, las noticias y sus otras lecturas? Puede haber dos motivos fundamentales: o bien los libros comentados le interesan mucho al lector, o bien el autor es capaz de contagiar su estusiasmo por estos libros.

Alberto Manguel consigue esto último en su libro Diario de lecturas. Los doce libros que comenta, uno por mes, son todos relecturas y por tanto libros a los que el autor quería volver por motivos muy diferentes según el caso. Manguel es un escritor, pero aquí se nos muestra esencialmente como lector, como el poseedor de una biblioteca a la que ama por encima de muchas otras cosas y como alguien que sabe gozar de sus lecturas. En varias ocasiones dice que leer es establecer conexiones entre lo leído y el mundo personal del lector: su realidad diaria, su pasado, los otros libros de su biblioteca. Conexiones puramente subjetivas y casuales, que van formando una obra nueva con cada lectura, porque nunca va a haber dos lectores que lean el mismo libro. En su diario Manguel nos va ofreciendo su lectura personal de los títulos elegidos, no para decir la verdad última y absoluta sobre ellos sino como una invitación al lector a que acuda a estos libros y haga su propia lectura personal de ellos. Al final de la introducción afirma:

Para el lector, cada libro existe en un estado de ensueño, hasta que las manos que lo abren y los ojos que lo examinan despiertan las palabras a la consciencia. Las páginas que siguen son mi intento de dejar constancia de algunos de esos despertares.

Calificación: Encantador.

Tipo de lector: Amante de libros sobre libros.

Tipo de lectura: Muy agradable y accesible, cumple perfectamente la máxima clásica de “enseñar deleitando”.

¿Dónde puede leerse? En cualquier parte.

¿Dónde comprarlo? Encárguelo en una buena librería, donde después también podrá encargar alguno de los títulos que se comentan en este libro. Que el entusiasmo de Manguel por sus lecturas es contagioso en grado sumo.


Comentarios cerrados.