Cartas a una amiga veneciana

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Cartas a una amiga veneciana es una recopilación realizada por José J. de Olañeta y traducida por Manuel Serrat Crespo, de alguna de la correspondencia que Rainer Maria Rilke mantuvo, entre los años 1907 y 1912, con Adelmina Romanelli, mujer burguesa de la sociedad veneciana, con quien mantuvo una relación amorosa, estando casado con la escultora Clara Westhoff y siendo padre de su hija Ruth.
La mayoría de cartas están escritas durante el periodo en el que el poeta trabajaba en sus Cuadernos de Malte Laurids Brigge.
En general, la obra de Rilke es una muestra de la experiencia cósmica que para él era la vida y la muerte. Su obra se caracteriza por estar cargada de un importante simbolismo. Absolutamente romántica, cercana al misticismo. La  influencia, en su obra, de Auguste Rodin, incluso de la de Sigmund Freud,  se hace evidente en sus escritos mediante la observación en estado puro que hace de las cosas.
Leer lo que escriben los escritores cuando lo hacen en su cotidianeidad, sobre la realidad que viven, suele ser un curioso ejercicio, pues nos muestran lo que es difícil observar en sus textos literarios.
Sin embargo, estas recopilaciones quedan cortas y muchas veces sin sentido cuando, como es el caso, no se recogen las que remite a su vez el interlocutor. Esta omisión puede llegar a provocar, junto con el hecho de estar leyendo en un momento totalmente descontextualizado, que nos formemos una idea totalmente equívoca de la personalidad o vivencias que, en un momento determinado, vivió esa persona.
En el caso que nos ocupa, Rilke queda como un patán enfermizo, preocupado sólo en demostrar que su obra es lo único que le preocupa, más que la relación amorosa que mantiene  con Adelmina Romanelli pese a que estamos frente a una correspondencia absolutamente privada. Aparece como un hombre necesitado de los constantes halagos y lisonjas de la interlocutora de las cartas. Contestaciones que demorará durante meses, con la excusa de necesitar concentrarse en su trabajo.
En cualquier caso, esta corta recopilación es una buena muestra de la vida que llevaba uno de los poetas más reconocido de todos los tiempos.

Calificación: Cartas y más cartas.

Tipo de lector: Cualquiera a quien le interese Rainer Maria Rilke.

Engancha: Francamente, no.

Argumento: Las cartas que Rainer Maria Rilke remitió a Adelmina Romanelli.

¿Dónde puede leerse? A la sombra de un pino. O en el sofá de su casa.

¿Dónde encontrarlo? En su librería habitual.


Comentarios cerrados.