Ficciones

Artículo escrito por: Carmen Neke

Ningún editor en su sano juicio publicaría en la actualidad una colección de relatos como los de Borges, sería lo más parecido a un suicido comercial. Ficciones es un volumen muy apto para tirar el libro contra la pared a la quinta página y correr a la librería a que nos devuelvan el dinero, porque el lector desprevenido corre el riesgo de no entender nada de lo que se cuenta en él. Para comprender bien a Borges hay que haber leído mucho a Borges, y esta contradicción puede llevar a la desesperación a muchos. Conmigo casi lo consiguió.

Lo que no quiere decir ni mucho menos que los relatos sean inaccesibles. La lectura de Ficciones es un auténtico desafío, pero sus relatos cortan la respiración tanto por su dificultad como por la belleza y la maestría con las que están escritos. Son auténticas obras maestras de estructura y composición, y su lenguaje es tan preciso, perfecto y efectivo como el de un poema. También rebosan un fino humor y una sutil ironía que no son tan evidentes en las primeras lecturas, y que alcanza sus mejores momentos en esos juegos de referencias bibliográficas apócrifas, citas falsas, mezcla de autores reales con obras inventadas… a los que Borges era tan aficionado.

A pesar de toda esta ironía formal, los cuentos tienen un transfondo muy serio. En ellos aparecen reflexiones profundas sobre la literatura, Dios, el hombre, el valor y la cobardía, la libertad de elección y el destino. Cada uno de los cuentos de este volumen merecería por sí solo un artículo monográfico en este blog, pero es mucho más gratificante para el lector lanzarse a su lectura, atreverse a desentrañar los acertijos que ha ido dejando Borges a lo largo de sus escritos, y volver a la luz al otro lado del relato, agotado pero con un sentimiento de felicidad que ningún best seller va a poder proporcionarle jamás.

Calificación: Fuera de categoría.

Tipo de lector: Con la musculatura lectora bien desarrollada y una curiosidad insana por ir más allá de lo que el texto ofrece en apariencia.

Tipo de lectura: Relativamente accesible a un primer nivel, los niveles más profundos se van descubriendo (o no) en las relecturas.

Personajes: El hombre, el mundo, la literatura, los libros, Dios, el cristianismo, los gauchos. Todos juntos, y a veces incluso revueltos.

¿Dónde puede leerse?: Llévelo siempre consigo, y úselo a discrección en pequeñas dosis.


Comentarios cerrados.