jul 10 2010

Donald en el país de las matemágicas

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Cada generación establece su comunidad mediante una serie de códigos compartidos, literarios o audiovisuales. Hasta la irrupción de las nuevas tecnologías estos códigos eran además, limitados en sus formatos y su distribución. Quizá por esto, los que iban dedicados a los niños y a los adolescentes insistían sobre todo en informar y educar al tiempo que cautivaban la atención de los pequeños.

Varias generaciones de estos niños, en los Estados Unidos y en Europa, compartieron conocimientos y valores gracias al que fue el gran mago del entretenimiento, Walt Disney, al imperio formado por él y que en su primera época fue fiel a estos valores educativos.

Una de los más importantes personajes de los tebeos y las películas de animación de la factoría fue el Pato Donald y sus aventuras editadas en España en la colección de tebeos Dumbo.

En esta aventura, que antes fue película, Donald y sus sobrinos recorren para los niños lectores el Pais de las Matemáticas convirtiéndolo en un mundo mágico y atractivo, se repasan los orígenes de la trigonometría y del cálculo desde las civilizaciones de la antigüedad hasta nuestros días, como una divertida aventura: Pitágoras, el ajedrez, los cuerpos geométricos, el número Pi. Es el Espíritu de las Matemáticas el que guía a los muchachos y les demuestra la utilidad práctica del cálculo.

Donald en el País de las Matemágicas sigue siendo interesante e instructivo a pesar de los cincuenta años transcurridos desde su creación. Va acompañado de una divertida aventura del Ratón Mickey y Super Goofy en la que los Golfos Apandadores roban los animales de un zoológico y de otras protagonizadas por las ardillas Chip y Chop y del Lobo Feroz.

El tebeo es difícil de encontrar y salvo reediciones que desconozco se debe buscar en tiendas especializadas y de coleccionismo.

Es instructivo para los pequeños y traerá muchos recuerdos a los adultos (de un tiempo perdido)

Calificación: Educativo.

Tipo de lector: pequeños.

Tipo de lectura: Divertida. sencilla

Argumento: Entretenido

Personajes: Entrañables

¿Dónde puede leerse?: Con los pequeños en cualquier sitio.

¿Dónde encontrarlo?: En tiendas especializadas y de coleccionismo.


jul 10 2010

Una vida en China

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Mao en el poder. Un pueblo siguiendo sus pasos aunque estos le lleven a la destrucción total. El desarrollo del gran salto adelante y sus consecuencias nefastas, el lanzamiento de la revolución cultural y la desintegración del pueblo chino, el sufrimiento y muerte de millones de personas que destrozan su pasado para labrar un futuro dibujado con armas, miedo al enemigo mundial y hambre. La china de mediados del siglo XX en adelante.

El cómic firmado por Ôtié y Li Kunwu da un repaso, desde dentro, a ese auténtico desastre que consistió en hacer una propaganda descomunal entre un pueblo que no se enteraba de nada más que de la ideología de su gran timonel, Mao. Kunwu pone al servicio de la narración su propia experiencia y su forma de entender las cosas en cada momento, su evolución ante la misma cosa al comprobar sus efectos devastadores entre la sociedad. Estética y textos casan perfectamente en un territorio que trata de ser aséptico con la historia.

Astiberri ha editado el primer volumen de Una Vida en China (El tiempo del Padre) y los aficionados al cómic ya esperamos un segundo volumen que desarrolle una vida que bien podría ser la de todos los chinos.

Quiero dejar aquí uno de los poemas de Mao. El pueblo escuchaba esto y debía sacar sus propias conclusiones. Imaginen las posibles lecturas y los movimientos populares después de leer el poema.

El gigantesco pájaro recorrió 90,000 leguas

El cielo azul a sus espaldas

La mirada recorriendo el suelo.

Todavía hay de comer

Las patatas están cocidas

Añadimos carne.

No merece la pena tirarse un pedo.

Calificación: Muy bueno.

Tipo de lectura: Asequible. Requiere atención en el dibujo. No deje de leer el prólogo.

Tipo de lector: Cualquiera.

No sobran viñetas aunque, es verdad, la narración pierde algo de intensidad en la zona final.

¿Dónde puede leerse?: Frente a la embajada china.

¿Dónde puede comprarse?: En cualquier librería especializada. En la Fnac está seguro.