jul 1 2010

La vida exagerada de Martín Romaña

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Novela polimórfica y absorbente del peruano Alberto Bryce Echenique que se despoja de sus disfraces para volver a ponérselos cuando convenga, y es que de sus fans es sabida la terrible depresión que padeció tras el éxito de Un mundo para Julius, pero también éstos y sus otros lectores, deben saber que se encuentran aquí con un novelista que enriquece sus tramas hasta con lo personal, o quizá escondiéndolo y utilizando el viaje por Europa de un peruano licenciado en Derecho, que quiere parecerse a Hemingway, para asaz conocimiento de los pros y contras de mayo del 68.

Y es que Martín Romaña no es Echenique, de hecho éste aparece, junto a otro de los grandes, Ribeyro, como un fantasma que referencia más que ayuda a vivir y que parece estar ahí para hacer reaccionar al personaje, que, por otro lado, es tan Bryce como el propio autor, o al menos ¿qué otro registro que el testimonial para definir una convivencia tan estrecha con un tipo aparentemente tan gris, frío, melancólico, feo? Romaña, así, a lo suave, es un perdedor de la revolución y lo es también con las mujeres, sin embargo el autor lo quiere tanto, le inspira tal ternura, que acaba disculpándolo. Por eso su vida es bonita y está tan bien contada, quizás porque sabía que no pintaba nada en esa revolución y en el empeño encomiástico y abracadabrante de escribir una novela sobre los sindicatos pesqueros apoyados, no precisamente por el sector estudiantil popular, sino por los ricachones que acuden a París a por un título que los haga capaces de algo en algún sitio. También fracasa Martín con las mujeres, sobre todo tras vivir esa depresión neurótica mezclada con diarrea contenida, que le lleva a anclarse a un psiquiatra, sólo porque le gusta Franz Kafka, lo que le lleva a comprenderlo mejor a él, que el médico al paciente.

Calificación: Extraordinario.

Tipo de lector: Desprejuiciado y abierto de miras, dispuesto a contemplar el milagro de la literatura bien concebida.

Tipo de lectura: En ocasiones plomiza, pero muy humana y reconciliadora con ese espíritu. No sobran páginas.

Argumento:  Memorias de un perdedor contadas por sí mismo o del poder sanador que mece las palabras.

Personajes: Con secundarios de lujo con los que pasamos momentos tan divinos, el propio Martín Romaña es algo más que un diagnóstico, un modo de entender la vida genial y apasionante.

¿Dónde puede leerse? Aislado en el sillón Voltaire, del que, creo, la misma escritora Clara Sánchez, posee un apreciado por similar ejemplar.


jul 1 2010

Todo sobre mi abuela

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

¿A quién le interesa nuestra vida? Puedo dar una respuesta muy borde y decir que sólo nos interesa a nosotros mismos, pero la verdad es que ésta es una respuesta ramplona e incierta. Nuestra vida les interesa, por lo general a los nuestros (en ocasiones, incluso a alguien más). La historia de nuestra vida es el pequeño legado que podemos dejar a los que vienen detrás de nosotros.

¿Se ha preguntado ud. alguna vez como se conocieron sus padres? ¿Conoce ud. cual fue el primer libro que leyó su abuelo? ¿Sabe ud. que hechos ocurrieron cuando sus padres decidieron compartir su vida? ¿Sabe ud. cuales eran las cosas que más le gustaban hacer a su madre cuando era una niña? ¿Sabe si su abuelo tuvo una mascota a la que lloró el día que paso al cielo de los perros o los gatos, o del bicho que sea?

No todo el mundo puede dar respuesta a estas preguntas. Podrán parecerles intrascendentes, que no sirven para nada, pero yo creo que tienen una utilidad no estoy de acuerdo, sirven para conocer a esos de los cuales descendemos, nos pueden ayudar a comprender el por qué de algunas cosas o, simplemente, ayudarnos a entretenernos durante unos días.

El libro que hoy dejo aquí, no es tal. Es en realidad un cuaderno que contiene diversos interrogantes que esperan ser rellenados (la abuela de bebe, de niña, de estudiante, de joven, de novia, de madre, de abuela). Está pensado para que, el guión preescrito, sea rellenado por los niños, para que recojan las historias de sus abuelas. Está pensado para que los crios interactúen con sus mayores y se conozcan. Un entretenimiento, desde luego. Sin embargo, a mi me parece interesantísimo.

Este libro que no ganará nunca el Pulitzer, ni el Nobel de Literatura, seguro que llegará a ocupar, caso que se decidan a entregarlo a sus niños para que lo rellenen, un lugar de importancia en la librería de su casa. No transformará el mundo pero desde luego será un será un recuerdo entrañable para el que decida conservarlo para el futuro.

Calificación: Entrañable.

Personajes: En este caso, la abuela y sus nietos. Pero existen más modalidades.

Argumento: Una vida corriente.

Tipo de lector: Debería poner de escritor, un niño

¿Dónde puede leerse? En casa, acompañado de los suyos.

¿Dónde encontrarlo? En “Banana Natura”, pero seguro que en cualquier librería que tengan libros infantiles podrán encontrar algo parecido y, si no es así, láncense a las manualidades.