jun 26 2010

Vintage Egipt

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Acompáñenme a soñar. Emprendamos un viaje maravilloso.

Con el subtítulo Cruising the Nile in the Golden Age of Travel, Alain Blottière nos propone un recorrido fotográfico por el país del Nilo cuando se sabía viajar. Unos breves textos introductorios nos sitúan en la época dorada de la primera mitad del siglo XX, y las imágenes despliegan ante nosotros un mundo suntuoso y fascinante.

La reina Isabel de Bélgica, jugando a los aros en la cubierta del Esperia en el invierno de los años treinta, envuelta en zorros; los interiores desaparecidos del hotel Shepheard´s decorados a la oriental; Bárbara Hutton, heredera del imperio Woolworth mirando a cámara con cara de mala leche en la terraza del Mena House, en el campo de las pirámides; y la legendaria Pavlova subida en un camello haciendo el Grand Tour.

Imágenes de archivo, algunas inéditas que nos transportan a un mundo al que siempre quisimos pertenecer.

Un recorrido por El Cairo y Alejandría, un repaso a las tenures que se usaban para el thé time a bordo de los grandes cruceros. No descuidemos un vistazo a la brillante escena social, con la hermosísima princesa Fawzia retratada por Armand y su hermano el rey Farouk instalado en el tren real o el exótico príncipe Hassan Hassan con un estilismo estremecedor. Um Khaltoum y Samia Gamal, estrellas del cine.

Hombres con trajes blancos y sombreros de panamá, bailarinas exóticas. Lujo y sensualidad.

La espectacular fotografía a doble página de una mujer desconocida con pamela y dos mecánicos circulando bajo la pirámide de Keops es su Packard Phaeton convertible, merece por sí sola el libro entero.

Porque estamos hartos de ordinarieces, de turismo de masas, vamos a soñar.

Calificación: Excepcional.

Tipo de lector: Cualquiera.

Tipo de lectura: Inglés bastante asequible. Amena.

¿Dónde puede leerse?: En el lobby del Old Catarats.

¿Dónde encontrarlo?: www.machadolibros.com


jun 26 2010

Peyton Place

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Peyton Place, es la novela escrita por Grace Metalious en 1956. Ha sido reeditada en estas últimas semanas y vayan ustedes a saber por qué anda en boca de todo el mundo como si se tratara de una verdadera revelación literaria. Debo decir que no es cierto, como se ha publicado en algunos medios, que fuera imposible conseguir esta novela si no se adquiría en librerías de segunda mano. Soy la prueba viviente de que ello no es cierto, esta novela  fue reeditada por Orbis Editorial en el año 1988. Como prueba la fotografía que se incorpora junto a este texto.

La novela de Metalious (a quien llamaban “Pandora en Vaqueros”), que la encumbró como escritora en su momento, pero que supuso su muerte civil, fue considerado el segundo best seller de la historia, tras la novela Lo que el viento se llevó de  Margaret Mitchel.  Estuvo en la lista de los libros más vendidos en los EEUU durante 59 semanas. Recuerdo haber leído la novela, allá por el año 1988, durante un verano de convalecencia. En aquel momento me pareció estar leyendo un folletín novelesco que no me causó ninguna impresión especial.

El argumento de la novela: La vida de las personas que habitan en una pequeña ciudad de Nueva Inglaterra en los Estados Unidos. Relaciones incestuosas, corruptas, el  despertar sexual, el aborto, la religión, el mantenimiento de las formas y la hipocresía de los que pregonan una forma de vida que en nada casa con la que llevan en realidad.

Hace unas semanas  volví a releer el libro para ver si, transcurridos los años, conseguía encontrar en la novela aquello que, al parecer no había sabido encontrar hace 22 años. Pues va a ser que no, sigo pensando que es un folletín escrito con bastante buenas armas y poca cosa más. Entretenido, eso sí.

Entiendo que en su momento, dado el contenido de la novela, la sociedad en la que se presentaba, causara cierto revuelo y que, la mayoría de las personas, la leyeran esperando encontrar un retrato expreso de todo aquello que ellos mismo vivían y que nadie se había atrevido a decir de una manera tan clara y descarnada. En la novela se mostraba que en realidad el llamado “sueño americano”, familias bien, educadas, con recursos, no era más que una débil fachada tras la que se  ocultaban las más sucias de las traiciones, la hipocresía moral de toda una sociedad, el fracaso de los adultos que no consiguen cumplir los sueños de su juventud. En realidad, una puesta sobre la mesa de la realidad más descarnada de la sociedad del momento.

Como he dicho, el libro causó una enorme impresión en la sociedad norteamericana. De hecho he leído en algún lugar, creo que muy exageradamente, que esta novela fue un paso previo al revisionismo feminista americano. No sé a qué se lo achacan, ellos sabrán el motivo por el que lo dicen. No se puede negar que su autora (que se dice que en esta novela, Peyton Place, lo que hizo fue retratar a sus vecinos), fue enormemente valiente al escribirla. Otra cosa distinta fueron las consecuencias personales que ello le supuso. Una muerte prematura  a los 39 años producto de una cirrosis que dicen se fraguó a la sombra del éxito literario de Peyton Place y a su ocaso como ciudadana estadounidense. Han sido necesarios muchos años para que se rehabilitara la figura de Grace Metalious pese a que esta novela ha llegado a servir de guía para varias películas y series televisivas entre ellas la famosa Melrose Place y Twin Peacks.

En cualquier caso, lo cierto es que Metalious (que es su nombre de casada, pues su verdadero nombre era Marie Grace de Repentigny), fue todo un carácter de mujer y cuando se le preguntaba sobre su mala fama como escritora acostumbraba a contestar “si tan mala escritora soy, entonces es que debe haber una increíble cantidad de gente con mal gusto”.

Clasificación: Folletín bien escrito.

Tipo de lector:  Cualquiera que quiera conocer la Norte América de finales de los años 50.

Tipo de lectura: Sencilla.

Engancha: Sobre todo si les gustan los programas del corazón.

Argumentos: Vida y milagros de las gentes de Peyton Place.

Personajes: Muy bien dibujados.

¿Dónde leerse? La peluquería, la consulta del dentista, el autobús. Da igual.

¿Dónde adquirirse? Como acaba de reeditarse podrán adquirirla en cualquier librería.


jun 26 2010

Rebecca

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Escalofriante y terrorífica novela gótica de la bella e inquietante escritora inglesa Daphne Du Maurier, adaptada al cine por Alfred Hitchcock, a quién también se debe su éxito editorial. Se trata de una novela que se reconcilia con la clave misteriosa de contar historias subyugantes, que más tarde heredaría el género negro, para sí mismas. El relato se cuenta como un recuerdo de Catherine de Winter hacia Manderlay, la mansión inglesa donde transcurre la peripecia y de la que es dueño Maxim, un aristocrático hombre de negocios, en cuya vida habita el fantasma de su ex mujer, Rebecca, hundida presuntamente cerca del acantilado al que da la mansión, una casa llena de criados y donde acuden vecinos y familiares para conocer a la nueva esposa de Maxim, una mujer, la protagonista-narradora, a la que conoció en unas vacaciones de lujo en Montecarlo y que se presentó a sí misma como chica de compañía. Con sólo estas dos pinceladas, Du Maurier define a sus dos personajes a la perfección; él, un solitario que presuntamente paga por tener compañía; ella, una mujer de alto standing que se casa con tal de abandonar una vida que no le debe ser muy grata, pero de la que gracias a la criada Danvers, no termina de salir.

Contada con riqueza expresiva y haciendo ver cómo desde el principio ella se siente ciertamente incómoda, Rebecca logra conciliar el realismo de la trama policial con elementos psicológicos realmente perturbadores; lejos de que, después de una presentación coherente que nos introduzca debidamente en los detalles, la cosa decaiga, nos encontramos con casi 500 páginas de inquietud, suspense y acción trepidante.

La sensación simultánea de claustrofobia y agorafobia creadas resultan espectacularmente eficaces y concienzudamente prolijas.

Calificación: Extraordinaria.

Tipo de lector: Aficionado al género gótico o de terror. También apto para los que simplemente busquen entretenerse.

Tipo de lectura: De gran riqueza léxica y, a la vez, accesible.

Argumento: Pasiones o temores de una muchacha a la que se vuelve todo en contra (no lo duden, la omisión es también un delito, en este sentido es una obra modernísima). No sobran páginas.

Personajes: No sólo bien definidos, sino al servicio de la trama.

¿Dónde puede leerse? Con la tele sin voz, viendo “Ricas y famosas”.


jun 25 2010

Bajo las ruedas

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Bajo las ruedas es la segunda novela del alemán Herman Hesse, que  en el año 1946 fue galardonado con el Premio Nobel  de Literatura. Narra la historia de Hans Giebenrath, un niño que vive con su padre, un hombre de poco carácter. La vida de Hans se desarrolla en un ambiente sencillo y rural donde dedica sus momentos de ocio a la pesca y a nadar. Su educación correrá a cargo, inicialmente, de su padre, un hombre demasiado influenciable e inocente. Poco a poco, arrastrado por el maestro del pueblo, Hans dejará de lado las cosas que más le gustan para centrase en su ingreso en el seminario, perdiendo sus años más valiosos cultivando amistades, odios, pasiones que terminarán aplastándole. En el seminario, Hans conocerá a Heilner. A través de él, se dará cuenta de todo lo que ha dejado atrás y comenzará a perder interés por todo aquello que hasta el momento era su único objetivo. Hans terminará siendo expulsado del seminario y volverá a su pueblo con la decepción de todos aquellos que esperaban de él que se consagrara. Hans entrará en una debacle de la que le costará recuperarse. Cuando lo consigue, volverá a estrellarse de nuevo contra un desenlace brutal que pondrá de manifiesto, una vez más lo nefasto del sistema educativo en el que se vio inmerso desde un principio.

Esta novela de Herman Hesse se ha dicho que es en cierto modo autobiográfica. En realidad, es una crítica feroz al sistema educativo de la Alemania de principios del siglo XIX, en el que se hacía primar a los clásicos y lo políticamente correcto, sobre la imaginación de los jóvenes y la necesidad de la propia experimentación como paso imprescibible para el desarrollo de un pensamiento y personalidad solido. Este encorsetamiento educativo fue sufrido por el autor en sus propias carnes.

Quizá por ser una de las primeras novelas del escritor no es la mejor.

La escritura de Hesse se verá profundamente influenciada por las  constantes desilusiones de su vida personal y la influencia de los conflictos bélicos vividos por éste. Todo ello, sin lugar a duda, dió paso a unas novelas  posteriores mucho más simbólicas, elaboradas y cercanas al psicoanálisis de Jung. Aún quedaba mucho para el Herman Hesse de El lobo estepario.

Los tintes autobiográficos no volverán a aparecer en los trabajos de Herman Hesse, pero sí que  nos mostrarán su talante contestatario y pacifista frente a nacionalismos exacerbados que, entre otras cosas, habían llevado al encumbramiento de Hitler. Una de las notas que caracterizan la obra de Hesse es la sensación de estar ante un autor distinto en cada una de las obra que escribió.

En los años 60 Herman Hesse fue un autor de culto. Los jóvenes se identificaban con las ideas pacifistas que sostuvo durante su vida, ideología ajena a cualquier partido político del momento, pero que, en muchas ocasiones, le supuso estar en la lista de los autores menos recomendables y censurados de la Alemania de tu tiempo.

Calificación: Interesante como paso previo a la lecturas más elaboradas de Hesse.

Tipo de lectura: Lenta.

¿Dónde leerse?: En un butacón sentado. Sin prisas.

¿Dónde adquirirse? En su librería habitual.


jun 25 2010

Lisístrata

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El acto grotesco de las mujeres de Atenas que deciden cerrar sus piernas y abstenerse de complacer a sus maridos para parar la guerra con Esparta, es utilizado por el griego Aristófanes, considerado como el mejor poeta cómico de la época clásica, como pretexto para provocar la farsa lasciva e irreverente, pero encierra una crítica social y moral de una profundidad devastadora.

Aristófanes era un autor populista, que se manejaba con lo grosero, lo chabacano, lo escatológico, lo cual le hacía muy atractivo y muy cercano a las clases más populares que asistían a los teatros. No por ello dejó de cultivar un firme mensaje social. Su sentido del humor es cercano pero extraño y siempre son difíciles de modular en una traducción los equivalentes semánticos al contexto y al momento histórico. Lisístrata está construida sobre una estructura definida, que el dramaturgo utiliza con gran flexibilidad y donde el prólogo da paso a las entradas del coro y a las partes de debate formal entre los bandos, hombres y mujeres. Alternó el verso y las partes cantadas.

Es una comedia muy actual, cuyo mensaje pacifista continúa vigente. Su autor adquirió fama en vida de asocial y desarraigado, gustaba de ir descalzo y renunciaba a ser remunerado, su sociedad era una ciudad-estado rica, inquietada por las guerras del Peloponeso y a punto de precipitarse en la decadencia. Se agotaba el siglo quinto antes del nacimiento del Cristo.

Es quizás, la primera obra feminista que gestó la mente humana y por ello es moderna y transgresora.

Calificación: Buena.

Tipo de lector: Cualquiera.

Tipo de lectura: Muy variable según la versión. Una de las mejores la de Gredos.

Argumento: Muy teatral y divertido.

Personajes: Fuertes.

¿Dónde puede leerse?: En casa.

¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual, con los clásicos grecolatinos.


jun 24 2010

Soy leyenda

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Soy Leyenda es una obra de arte de la ciencia ficción. Narra como un último superviviente en un mundo hostil poblado por vampiros acaba transformándose en un monstruo. Lo individual frente al grupo siempre lo es.

Richard Matheson, autor de la novela, maneja con solvencia los pocos recursos estilísticos de los que hace gala. No hay en el relato ni grandes imágenes, ni grandes descripciones de los escenarios ni usos retóricos del lenguaje, ni un vocabulario extenso o culto. Elige con mucho acierto un tono que se pliega perfectamente a lo que la acción requiere. Todo es tan sencillo como la vida del personaje principal. Un hombre solo que quiere acabar con lo que representa el pasado de la humanidad; sin atender al futuro, puesto que no cree que eso pueda existir nunca más.

Repasa la violencia del hombre, su zona salvaje, la soledad, el grupo y el individuo, lo absurdo de la vida y su grandeza. La condición humana, en definitiva.

Es una novela que gusta mucho a los jóvenes. Y a los adultos. Es una novela perfecta para conocer el género de la ciencia ficción que acostumbramos a confundir con cohetes y marcianos horribles. Es una novela que no envejece en absoluto porque, como todas las buenas novelas, afronta asuntos universales. Es una novela que no puede faltar en su biblioteca. Pruebe a regalar un ejemplar a sus hijos. No fallará.

Aviso que poco tiene que ver con la película estrenada hace un par de años. Aquí no hay tanto espectáculo. Aquí lo que encontrará es buena literatura.

Calificación: Extraordinaria.
Tipo de lector: De 12 años en adelante. Pero conviene que no sea una primera novela para el lector.
Tipo de lectura: Muy asequible.
No sobra casi nada. Quizás algunas explicaciones técnicas para soportar la trama se quedan difusas, pero nada importante.
Personajes: Excelentes.
¿Dónde puede leerse?: Acompañado para no sentir pánico.
¿Dónde puede comprarse?: Lo encontrarás en cualquier librería. Compra libros. No podemos dejar que nos los cambien por maquinitas.


jun 24 2010

Mamá

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Extraña y conmovedora novela de Joyce Carol Oates, elogiada en su día en “Los perros ladran” de Capote y con un gran recorrido y carrera. Es aspirante al Nobel. Cuenta una historia en torno a la educación sentimental de una mujer y bien podría ser autobiográfica. Sin embargo, se trataría de un intento por convertir en personajes determinados rasgos. La conclusión a la que el lector llega es que más que conocerlos, la escritora tiene la cabeza llena de detalles sobre un determinado modo de vida familiar burguesa de clase media, cuya madre es una sensible ama de casa, amiga de meter a extraños en las fiestas que organiza, criticona para con los demás sin aplicarse el cuento y proactiva ya que reparte su tiempo libre entre actividades de voluntariado en hospitales y parroquias, producto de una educación solidaria y una actitud de bonhomía por parte de su marido.

Nikky es una chica rebelde, soltera y sin compromiso, que acude a la casa de su madre en Mt. Ephraim, para tratar de reconciliarse con ella; a estas fiestas va también su hermana Clare y su marido Rob, que tienen una hija llamada Lilja con la que Kitty se trata de hacer la moderna, ya que la protagonista luce un peinado punk, muy acorde con su trabajo de periodista entrevistadora de personajes ilustres, para el periódico Beacon de la localidad; tanto la madre de Nikki, Gwen, como su hermana, reprochan a su familia, su escaso deseo de compromiso leal y cierto con los hombres, y la critican por acabar siempre con hombres ya casados. En concreto, Gwen es capaz de tratarla como una víctima y de desdeñar a sus parejas por considerarlas adúlteras e irresponsables, lo que hace que Nikki se rebele por sentir que se le coarta en su libertad de hacer lo que quiera y como quiera.

Calificación: Regular. A medida que la acción avanza la acción gana, pero con estas premisas parece que estemos ante “Sushi para principiantes”.

Tipo de lector: A las mujeres les gustará más, pero mantiene el tipo para todo tipo de lector.

Tipo de lectura: Asequible, aunque con algunas páginas de experimentalismo tipo Safran Foer.

Argumento: Además de lo dicho, hay un cadáver en un sótano, ¡la cosa se pone interesante!

Personajes: Bien perfilados.

¿Dónde puede leerse? En el bungalow de nuestra urbanización favorita, junto con una copia en DVD de “Terciopelo azúl”.


jun 24 2010

Mientras el aire es nuestro

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Mientras el aire es nuestro es una antología de la poesía de Jorge Guillén. Acercarse a la lectura de la poesía no es sencillo,  a la buena poesía menos aún.

Jorge Guillen, escritor de la Generación del 27, es uno de los poetas más reconocidos de su generación. Su poesía, pese a lo que pueda parecer, no es nada sencilla. Leída hoy en día incluso nos puede parecer fuera del mundo.

La poesía de Jorge Guillen se inunda de  puro existencialismo. Sin embargo, sí que es cierto que ofrece una visión positiva del mundo. En su poesía, el universo está en armonía y el hombre, que es el eje de todo, disfruta y celebra el conjunto de sus aspectos vitales.

La escritura del poeta está profundamente influenciada por el pensamiento de Ortega y Gasset; sin embargo, entiendo que,  en realidad, la poesía de Guillen recoge el espíritu de la época en la que vivió.

Entender la poesía de Guillen precisa de comprender que, en general, la poesía recoge interioridades inventadas por el autor y que, por eso, en la mayoría de ocasiones, estos poemas sólo son representaciones de lo imaginado. No son actos de comunicación. Por eso, los poemas,  al menos los de Jorge Guillén, en sí mismos ni expresan, ni simbolizan, ni dicen, ni sugieren nada, sólo “son”.

De Jorge Guillen se dijo que era un existencialista puro (somos los hombres, de forma individual, los que creamos el significado y la esencia de nuestra vida. El ser humano es libre, el único y total responsable de sus actos.). Con toda seguridad lo era. Su poesía, no lo tengo tan claro.

Nadie sueña y la estancia

No resurge habitual

¡Cuidado! Todavía

Sigue aquí la verdad.

Para siempre en nosotros

Perfección de un instante

Nos exige sin tregua

Verdad inacabable

¿Querré yo? Querrá

Mi vida. ¡Tanto impulso

Que corre a mi destino

Desemboca en tu mundo!

Necesito sentir

Que eres bajo mis labios,

En el goce de hoy,

Mañana necesario.

Nuestro mañana apenas

Futuro y siempre incógnito:

Un calor de misterio

Resguardado en tesoro.

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Que no tema acercarse a la poesía.

¿Dónde puede leerse? Donde se sienta tranquilo, sin prisas.

¿Dónde encontrarlo? Su librería habitual.