Lecciones de estética disidente

Artículo escrito por: Augusto Prieto

He oído que hay gente que piensa de Luis Antonio de Villena que es antipático y pedante. He oído también que cantidad de personas opinan que Belén Esteban es divina. Es lo que hay.

Lo que nadie puede negar es que de Villena es un escritor cuidadoso, ensayista culto y académico, poeta notable. Su conocimiento de los clásicos grecolatinos es envidiable.

Esta obra, es el compendio de trece conferencias escritas, pronunciadas y publicadas separadamente en diversas revistas y diarios

Tienen el interés de la variedad de los temas y del ingenio de su relator y puede ser que la frase con la que se inicia la primera, transmita el hilo conductor que pueda unir a cada una con las otras:

“No me parece exagerado proclamar que nuestro mundo se va volviendo –más cada día- horrible.”

Para escapar de este horror, Luis Antonio de Villena se sumerge en el estudio del amor alejandrino, que él mismo inventa y define; en los sucesos del olvidado escritor Cansinos-Asséns y del idolatrado Byron, así como en diferentes divagaciones sobre la estética, la juventud y otros temas y personajes extravagantes.

Es brillante el texto en el que se analiza el significado del concepto de esplendor a través de tres ciudades: Córdoba, Florencia y Venecia. Cuidado y evocador. Echamos en falta aquí la voz del conferenciante.

Son unos ensayos breves, frescos y lúcidos. Para leer y releer en cualquier momento

Calificación: Bueno

Tipo de lector: Diletantes

Tipo de lectura: Culta

¿Dónde puede leerse?: En el boudoir

¿Dónde encontrarlo?: Pídelo en tu librería favorita o acude a www.libreriaberkana.com


Comentarios cerrados.