jun 16 2010

El juego de la lógica

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Ensayo matemático y filosófico de Charles Dodgson, el británico también conocido como Lewis Carroll, autor de Alicia en el País de las Maravillas, supone una introducción al otro tipo de vida que llevó el autor, pues muchos dicen que mientras pergeñaba el mundo absurdo de su propia literatura, el tipo llevaba una vida, por las mañanas, de lo más ordenada como profesor de Matemáticas. Ya en la propia concepción de la obra se nos advierte de cómo esa obsesión por tenerlo todo calculado es de por sí exasperante y lleva al autor a querer sistematizar de tal modo toda realidad, incluso la más emocional, que sus teorías suenan muchas veces demasiado disparatadas, si bien científicamente apropiadas a sus propios esquemas. Hay lucidez y complejidad en el mundo eidético de este autor y en este caso se recomienda no tomar a la ligera lo que dice, si bien tampoco seguir sus indicaciones ad peddem litterae ante un método de cálculo que sigue las indicaciones de Henderson o Kirk hasta el delirio; la oportunidad por la que la lógica no lo define todo queda encubierta en casos de método como el simbólico y existe un esfuerzo más que aparente por dividir las lecciones entre lo abstracto de las fórmulas, los diagramas, subíndices y sorites y convertirlos en ejemplos concretos a través de proposiciones y conclusiones en el estudio que va más allá del silogismo de Aristóteles.

Termina estudiando dos interesantes ejemplos de paradoja en torno a un caso por el que los dueños de una peluquería discuten, a partir de la hipótesis de que dos empleados no están allí en ese momento, cómo un tercero sí debe estar y también con la reflexión extemporánea que una tortuga le plantea al guerrero griego Aquiles, en torno a la homogeneización de todo lo que en sí mismo es heterogéneo.

Calificación: Interesante, pero extenuante.

Tipo de lector: Especializado. Uno puede leerlo en otra clave, pero debe necesariamente estar interesado en la lógica filosófica y matemática.

Tipo de lectura: Difícil, pero gratificante.

Argumento: Si A no es B, y B no es C, ¿qué coño es C?

Personajes: El lector volviéndose loco, intentando descifrar.

¿Dónde puede leerse? En su escritorio, tomando notas, pero sabiendo cerrarlo a tiempo.


jun 16 2010

Pyongyang

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Excelente novela gráfica firmada por Guy Delisle que narra su paso por Corea del Norte. El trazo es maravilloso y los textos rebosan ironía, una crítica brutal al régimen que instauró Kim Il-Sung (presidente de la nación aún después de muerto).

Miedos, un control feroz de la población (física y mental); situaciones absurdas diseñadas para honrar el nombre de un dictador (del padre y del hijo) egocéntrico, paranoico y delirante; falta de un mínimo sentido del humor del que un ser humano no puede prescindir o cosmética para una vida terrible. Eso es lo que encontrará en las 176 páginas de este cómic.

Muy recomendable para los jóvenes. Sabrán qué es vivir bajo un régimen dictatorial, sin una sola esperanza. Y (los que no lean) comprobarán que hay muchas formas de arrimarse a la literatura sin pasar calamidades intelectuales, ni ratos aburridos. Pero muy recomendable para los adultos, también. No está mal saber que es lo que se cuece a la vuelta de la esquina. Más que nada para evitarlo en casa si es que lo vemos venir.

Texto fácil aunque lleno de mensajes e ironía. Dibujos excelentes. Un conjunto sólido, coherente y atractivo. Eso sí, uno no sabe si partirse de risa desde la primera viñeta o echarse a llorar desconsoladamente. Cada lector tendrá que elegir.

Calificación: Extraordinario.

Tipo de lector: Padres y adolescentes.

Tipo de lectura: Divertida.

Argumento: La vida bajo amenaza.

Personajes: Excelentes.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier parte.

¿Dónde encontrarlo?: En tiendas especializadas. O en la Fnac.


jun 16 2010

Domus Aurea

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Sin excepción, todos los libros editados por Franco María Ricci antes de la venta de su firma a una tal Marilena, son espléndidos. Después ya no. Es una pena.

El número 13 de la colección El Grand Tour nos adentra en el mistérico palacio de Nerón, en Roma, la legendaria Domus Aurea. Devastada por las rapiñas y enterrada bajo las termas de Trajano y de Tito, la morada neroniana se reveló por casualidad en torno a 1480, reinando Sixto IV y revolucionó el mundo del arte.

Los frescos, de un colorido asombroso se reprodujeron en todos los palacios de Europa.

Era el primer gran repertorio de pintura antigua que se encontraba y sorprendió su sutileza.

Después, la incuria y el abandono borraron las pinturas. Se cerró el último capítulo hace dos o tres años cuando la República, incapaz de velar por el mantenimiento de un patrimonio excesivo, se vio obligada a cerrar las cámaras subterráneas tras unas lluvias torrenciales.

Por eso esta iniciativa es destacada, porque Ricci rescata para nosotros los dibujos del álbum de sesenta láminas, coloreadas con témpera, conservado en el Louvre. Nace en el settecento por mecenazgo de Ludovico Mirri sobre tres artistas: Vicenzo Brenna, Francesco Smuglewicz y Marco Carloni.

Vestigia delle Terme di Tito e loro interne pitture.

Las reproducciones, muchas de ellas copiadas de frescos que ya no existen, son espectaculares, verdadera maravilla de maravillas y los textos que las acompañan en una cuidada edición bilingüe  italiano-ingles, reducidos y estupendos. En el primero de ellos Gianni Guadalupi nos introduce en el contexto histórico mientras que el segundo debido a  Marie-Nöelle Pinot de Villecheon repasa las vicisitudes del álbum y analiza el impacto de la iconografía arqueológica en las artes, en paralelo a la descripción de la Domus.

La belleza se prolonga en la encuadernación en seda negra Orient, en el estuche blasonado con tréboles, en las estampaciones de oro. En la firma -en fin- del más importante editor del siglo XX.

Calificación: Una obra de arte.

Tipo de lector: Refinados y exquisitos. Aficionados al Arte.

Tipo de lectura: Informativa y amena.

¿Dónde puede leerse?: En la soledad de la biblioteca.

¿Dónde encontrarlo?: Puede intentarse en fmrarte@fmrarte.es