Haiku de las Cuatro Estaciones

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Para un escritor, la única forma de dominar la realidad es modificándola y, además, hacerlo a través del lenguaje. Esto debe darse antes de aprender recursos técnicos que de poco sirven cuando el escritor no sabe a lo que se enfrenta para narrar. Porque la realidad no es otra cosa que eso que podemos verbalizar. lo que no podemos decir no puede ser. Si lo prefieren, aquello que arrastra una simbología inexplicable (desde la razón y, por tanto, imposible de enunciar con cierta seguridad) no forma parte de la realidad. Es lo que llamamos trascendente.

Pues por esto, entre otras cosas, existe la poesía. Es la única forma de dominar la realidad. Y por eso existen los haiku.

Una muestra de ellos es el libro de Matsuo Basho, editado por Miraguano y titulado Haiku de las Cuatro Estaciones. Es una recopilación que va enseñando cada estación desde un registro que parece muy accesible, pero que esconde la realidad más cercana, esa que dificilmente sabemos enunciar. Lean unos ejemplos y, luego, compren un ejemplar. Es económico y les servirá para entender mejor su entorno.

Primavera

Desde el fondo de la peonía

de mala gana

sale la abeja

Verano

Allí donde el cucú

desapareció

hay una isa

Otoño

Más blanco que las piedras

de la montaña rocosa

el viento de otoño

Invierno

No olvides nunca

el sabor solitario

del rocío blanco

Calificación: Bueno.

Tipo de lector: Cualquiera.

Tipo de lectura: Cómoda.

No sobra nada. Es una buena selección.

¿Dónde comprarlo? En tu librería habitual.


Comentarios cerrados.