jun 14 2010

Haiku de las Cuatro Estaciones

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Para un escritor, la única forma de dominar la realidad es modificándola y, además, hacerlo a través del lenguaje. Esto debe darse antes de aprender recursos técnicos que de poco sirven cuando el escritor no sabe a lo que se enfrenta para narrar. Porque la realidad no es otra cosa que eso que podemos verbalizar. lo que no podemos decir no puede ser. Si lo prefieren, aquello que arrastra una simbología inexplicable (desde la razón y, por tanto, imposible de enunciar con cierta seguridad) no forma parte de la realidad. Es lo que llamamos trascendente.

Pues por esto, entre otras cosas, existe la poesía. Es la única forma de dominar la realidad. Y por eso existen los haiku.

Una muestra de ellos es el libro de Matsuo Basho, editado por Miraguano y titulado Haiku de las Cuatro Estaciones. Es una recopilación que va enseñando cada estación desde un registro que parece muy accesible, pero que esconde la realidad más cercana, esa que dificilmente sabemos enunciar. Lean unos ejemplos y, luego, compren un ejemplar. Es económico y les servirá para entender mejor su entorno.

Primavera

Desde el fondo de la peonía

de mala gana

sale la abeja

Verano

Allí donde el cucú

desapareció

hay una isa

Otoño

Más blanco que las piedras

de la montaña rocosa

el viento de otoño

Invierno

No olvides nunca

el sabor solitario

del rocío blanco

Calificación: Bueno.

Tipo de lector: Cualquiera.

Tipo de lectura: Cómoda.

No sobra nada. Es una buena selección.

¿Dónde comprarlo? En tu librería habitual.


jun 14 2010

Casandra

Artículo escrito por: Daniel Glez. Irala

Bella novela de la autora alemana Christa Wolf que desarrolla el mito del personaje de la diosa romana Casandra ambientándola en un contexto bélico, más cercano en el tiempo al de la Guerra de Troya entre griegos y romanos. Para ello se sirve de personajes secundarios inventados o anecdóticos en la historia que sirven para hacer ver cómo siempre uno de los dos bandos cuenta con una idea ingenua de lo que es el conflicto y por ello desde el principio, sobre todo, pierden a más hombres.

Hija de Príamo y Hécuba,  Casandra consiguió enamorar a Apolo. Al ser abandonado, actúa despechado y hace que el pueblo la maltrate. Con un gran don para prevenir catástrofes, Casandra quiere ser algo más que mera sacerdotisa o aurora y siente que su papel es el de hacer trascender la realidad de hombres, mujeres y guerreros, en su fin vital último, que no es otro que el triunfo; tal vez estos ojos capaces de ver más allá la mantienen en una raíz filosófica distinta de la que ella no es consciente, como tampoco es consciente de lo cruel que puede llegar a ser en sus apreciaciones; aspira, por tanto, a una vida en el mundo de los humanos. Sin embargo, le falta espontaneidad y cierto cinismo ante el mundo; así pues, ¿qué le lleva a querer sentir como Eneas el fragor de la batalla aunque se pierda y deba huir?, ¿por qué Paris, su hermano, y hasta la bestia parda de Aquiles, le son tan atractivos? Existe una idea de coqueteo que en Eneas, que la invoca, es mayor y más consciente y con la que Casandra juega a ser real, y tan manifestable y vivible directamente y sin artificios, como su imagen seductora junto a su cesta de mimbre. Todo esto unido a la destrucción de una cultura, convierten a Casandra en un personaje, tratado aquí, más desde la leyenda que desde el mito.

Calificación: Muy recomendable.

Tipo de lector: Apasionado de la Historia Antigua.

Tipo de lectura: Densa pero afortunada. No sobran páginas.

Argumento: Intento de hacer cobrar vida a una diosa mitológica a través de la que se trata de explicar un modo insólito de ver el mundo.

Personajes: Definidos con irregularidad.

¿Dónde puede leerse? En cualquier sitio.


jun 14 2010

Carta del descubrimiento de Brasil

Artículo escrito por: Augusto Prieto

El primer día de Mayo del año 1500, Pero Vaz de Caminha, redacta una carta dirigida a Manuel I, Rey de Portugal refiriendo una noticia que multiplicará el mundo. Desviada de su ruta original, por azar, la expedición a la India capitaneada por Pedro Álvarez Cabral avista las costas de Brasil.

Una nave de pertrechos es despachada a la corte de Lisboa con la noticia del descubrimiento.

Ésta es la descripción de un paraíso poblado por seres puros y un auténtico tratado antropológico y geográfico de las nuevas costas exploradas.

Describe con intensidad el impacto del conocimiento mutuo y la intuición de una naturaleza exuberante.

Atónito ante ese encuentro con un mundo nuevo, Caminha da rienda suelta a una prosa concreta y cercana, ajena a todo prejuicio. Llena de admiración.

De profunda formación humanista, familiarizado con la cultura clásica, el autor de la carta morirá siete meses después en un ataque musulmán contra el enclave portugués de Calicut.

La carta se publica con notas aclaratorias y un ensayo de Isabel Soler que sitúa el texto y el hecho del descubrimiento en la historia de las exploraciones.

Es un diario breve y esclarecedor.

Calificación: Curioso.

Tipo de lector: Cualquiera.

Tipo de lectura: Fácil y evocadora.

¿Dónde puede leerse?: En un viaje a Brasil.

¿Dónde encontrarlo?: En tu librería favorita.