Los doce hilos de oro

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano


En las estanterías de las librerías siempre hay un hueco para libros como este titulado Los doce hilos de oro. Yo no sé si en este tipo de cosas se encuentran soluciones para vidas perdidas, para ánimos desolados o rutinas machaconas. Ni lo sé ni me interesa lo más mínimo. En este ejemplar, desde luego, con lo que se topa el lector es con un lenguaje ramplón y con ideas más gastadas que los bajos de mis vaqueros. Es, sencillamente, lamentable, patético y bochornoso.
Lo más gracioso es que se venden como churros.
Algunos de los consejos que encontrarán en esta especie de novela repugnante son, por ejemplo, ponle emoción a la vida (impresionante) o no tomes decisiones precipitadas (conmovedor).
La autora es una tal Aliske Webb. Yo mismo, si pudiera, prohibiría escribir a esta mujer una sola línea más. Y es que este tipo de libros no ayuda a nadie. Como mucho les puede confundir al hacerles creer que la solución pasa porque les cuenten una historia infame. Lo voy a decir. Sé que me la juego, pero lo voy a decir. Alguien que se siente mejor leyendo esta bazofia debería plantearse empezar de nuevo revisando hasta qué punto su ignorancia es alarmante. Les garantizo que leer a Faulkner (la peor de sus novelas) deja un poso más importante y más hondo que esta baratija de Webb.

Calificación: Esto es una pocilga literaria.
Tipo de lector: Pues no se me ocurre, la verdad.
Tipo de lectura: Aburrida. Es una enorme pérdida de tiempo.
Le sobran hasta las tapas. Qué desperdicio de árboles.
Personajes: Lamentables.
Argumento: El mundo es guay, pero hay que descubrirlo.
¿Dónde puede leerse?: Mejor no hacerlo.
¿Dónde puede comprarse?: Que no me entere yo.


6 Respuestas en “Los doce hilos de oro”

  • Judith ha escrito:

    En lo personal, considero que el que a usted no le haya agradado el libro de esta autora no le da las herramientas necesarias para criticar y juzgar el trabajo de este libro. Considero que es más un juicio de valor que una verdadera crítica al libro, y además demuestra la poca educación que tiene al utilizar ese tipo de expresiones

  • Mónica ha escrito:

    Solo decir que no todo el mundo está en el “mismo punto” de análisis o aprendizaje o temas de interés, etc, etc en su vida, con lo cual lo que a uno/a le viene bien o necesita no es necesariamente lo mismo que al otro/a. Y hacer una crítica así sin considerar el primer párrafo que he dicho, es estar MUY lejos de entender nada respecto a los demás, por tanto, Gabriel Ramírez Lozano no sabes lo que sí o no ayuda a los demás y encima te quejas de la ignorancia de los demás y no miras la tuya. Veo que en tu facebook sigues la misma linea, … quien te creerás que eres…? (pobrecico)

  • admin ha escrito:

    Gracias por leer el blog, Mónica.

  • Francisca ha escrito:

    Hay demasiado snob suelto que desprecia todo aquello que no es capaz de entender y cuyo mejor ánimo es arremeter contra su propia tonta y vacía existencia.
    Paso de usted y de gente como usted Sr. Ramírez, aunque a veces les retruque.

  • admin ha escrito:

    Muchas gracias por leer el blog, Francisca. Una muestra de excelente educación la suya.

  • j samuel torres g. ha escrito:

    mi comentario: algunas personas que llegana triunfar. creen tener el dercho de decir tonterias, como si ellas imperara en personas que tenemos mas de dos dedos de frente