Como una novela

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Decepciona un poco la levedad de lo que pretende ser un pequeño ensayo sobre la iniciación y el placer a la lectura. Pennac, francés, nacido en Casablanca, que ejerció como profesor de instituto, hace un pequeño repaso, muy ilusionante es cierto, sobre la relación de los niños y los jóvenes con el mundo de la lectura, con reflexiones interesantes sobre los fallos del sistema educativo con los adolescentes y alerta contra el acomodamiento de los docentes en las rigideces del academicismo.

Es un libro fresco, pero demasiado ligero. Útil para profesores y sobre todo para padres preocupados por la relación de sus hijos con el mundo de la lectura. Sutilmente pedagógico.

El ensayo termina con un famoso decálogo en el que aparecen los derechos del lector, derecho a no leer, a saltarse las líneas de un libro, etc.

Pennac es brillante escribiendo y certero en la elección de los ejemplos literarios, por eso se echa de menos algo más de profundidad en la materia que analiza. Todo se queda en un rosario de buenas intenciones y de pensamientos atrapados al desgaire.

El libro tuvo un gran éxito en Francia donde adquirió una fama de transgresión y de novedad bastante desproporcionada.

Calificación: Flojo.

Tipo de lector: Cualquiera. Interesados en la enseñanza.

Tipo de lectura: Amable.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio.

¿Dónde encontrarlo?: En tu librería habitual.


Comentarios cerrados.