El Libro de las Maravillas

Artículo escrito por: Augusto Prieto

Esta es la crónica que desveló el mundo moderno tal y como lo conocemos. El diario de una hazaña épica y prodigiosa que alucinó a Europa y clausuró la Edad Media.

En el año de 1252, Nicolás y Mafeo Polo salen en misión comercial hacia Levante y llegan hasta las tierras de los tártaros. Regresarán con el sello real y una encomienda ante el Santo Padre. El regreso de los Polo asombra a Venecia. Un año después, cegados por el exotismo de aquel continente remoto, recogen a Marco, de diecisiete años, hijo de uno y sobrino del otro y parten de nuevo hacia la Ruta de la Seda. Reinaba la Santidad de Gregorio X que envía acompañándoles legados ante Kublai Khan.

Marco Polo no regresaría hasta veinte años después, habiendo recorrido Asia, aconsejado al Emperador de China y recorrido costas y territorios. El testimonio que escribió, este libro, ha quedado grabado en la memoria colectiva como una epopeya y los prodigios que vio y recogió  pasaron de boca en boca durante siglos.

Por primera vez Europa se enfrentaba a una civilización de un refinamiento exquisito, donde se imprimía sobre papel y circulaban las letras de cambio. Ciudades amuralladas sobre las que estallaban, en las noches augurales, fuegos de artificio que iluminaban un mundo que hasta entonces había permanecido a oscuras. Donde había gusanos que producían tejidos sin igual y se conservaba el secreto de la fabricación de porcelana.

Polo describe con ojo de comerciante rutas y ciudades. Informando de sus poblaciones y de los bienes con los que comerciaban. Define sus sistemas políticos y la extensión de sus territorios y encadena maravillas: desiertos encantados por genios, animales fabulosos como la jirafa, países donde reina el silencio absoluto. Reinos de ensoñación cuyos nombres refulgieron en Italia como las gemas de un collar: El Tibet, Ceilán, Pamir, Zanzíbar.

Describió las costumbres de esos pueblos extraños con minuciosidad notarial y referenció sus religiones.

Prisionero de los Genoveses después de una batalla naval, Polo dictó en la cárcel estas memorias a un escribano, Rustichello de Pisa, que añadió a la crónica un aire de literatura trovadoresca y provenzal, que unida a la visión del propio Marco da un resultado brillante.

Se publicó por vez primera en 1477. Se conoce también como La Descripción del Mundo o Il Milione, El Millón.

Dos siglos más tarde, obsesionado por los palacios de Cipango, totalmente construidos en oro, otro marino será capaz de llegar hasta los confines del mundo, se llamaba Cristobal Colón y en sus diarios intuye la cercanía de las ciudades míticas.

La lectura del Libro de las Maravillas nos asombra aún hoy por sus prodigios, como La China lo hace.

Calificación: Extraordinario

Tipo de lector: Cualquiera

Tipo de lectura: Amena. En algunos momentos se hacen prolijas y repetitivas las descripciones.

¿Dónde puede leerse?: En cualquier sitio

¿Dónde encontrarlo?: En cualquier librería.


Comentarios cerrados.