jun 9 2010

Los formidables Kalandrian

Artículo escrito por: Carmen Neke

Por una vez en la vida, y sin que sirva de precedente, el texto de la contraportada de un libro tiene razón. La fuerza de Los formidables Kalandrian de Jorge Berenguer Barrera reside precisamente en su poder de atraparnos y conmovernos a golpe de carcajada. ¿Disparatada, cínica y gamberra? Sí, también, pero eso es lo de menos. Lo fundamental es la enorme ternura que el autor siente por sus personajes. Aunque les haga pasar por situaciones terribles, los Kalandrian nunca van a perder su dignidad ni su enorme dimensión humana. Son, básicamente, unos buenos chicos a los que la vida (y la muerte) van marcando un destino incierto que pocas veces pueden tener en sus propias manos.

Pero una novela no es solamente lo que pasa en ella, también es cómo se cuenta lo que pasa. Y ambos factores no deberían ser elementos separados e independientes, sino tener una relación intrínseca mutua: esto es algo que Jorge Berenguer ha logrado con singular maestría en este libro, sobre todo en los capítulos dedicados a Fabio Kalandrian, alias el Rana. Hacer que el narrador de los capítulos anteriores ceda la palabra al propio Rana para que él mismo, en sus propias palabras, cuente la historia de su vida es un gran hallazgo del autor, quien además consigue recrear con un realismo y una credibilidad enormes el lenguaje de la calle. La narración de la vida de los otros Kalandrian hace sonreir (o reír a carcajadas)  con su estilo elegante, su lenguaje poético y su ternura; Fabio Kalandrian el Rana, en cambio, representa el lado oscuro, lo más negro que algunos llevamos dentro. Conseguir que sintamos empatía con este personaje, que comprendamos porqué hace lo que hace, es una hazaña mucho mayor.

Los formidables Kalandrian es una novela de construcción muy imperfecta, pero muy efectiva (que no efectista) donde el autor nos muestra el enorme potencial literario que lleva dentro. Si algún día decide tirarse a la piscina literaria de cabeza y llegar hasta el fondo, el resultado puede ser realmente espectacular. Espero estar ahí para poder verlo.

Calificación: Inclasificable

Tipo de lector: Cualquiera, realmente.

Tipo de lectura: Divertida e intensa al mismo tiempo.

Argumento: La vida de una familia de las mejores familias, de esas en las que pasa todo lo impensable.

Personajes: Excéntricos y entrañables.

¿Dónde puede leerse?: Donde sea, si no le importa que le vean reírse a carcajadas con un libro.

¿Dónde encontrarlo?: La edición está casi agotada, así que dese prisa en conseguirlo.


jun 9 2010

Las nueve caras del corazón

Artículo escrito por: Nuria A. Quintero

Existe en India un arte en el que se entremezclan la danza y el teatro tradicional, es el Kathakali. Los bailarines/actores mediante sus intervenciones narran leyendas hindúes que provienen, sobre todo, del Mahabharta (texto escrito en sánscrito que se considera, en parte, el origen del hinduismo, que relata historia de dioses, demonios y monarcas). Estas representaciones se efectúan mediante un complejo lenguaje de gestos y pasos de danza. Sus bailarines son siempre hombres especialmente preparados en este arte. Las representaciones se llevan a cabo en los templos hinduistas y duran toda la noche.

El epicentro de la novela de Anita Nair es precisamente el Kathakali. Si alguien tiene interés en conocer este arte y la vida de un maestro de esta danza puede asomarse a Las nueve caras del corazón.

La novela se divide en nueve capítulos. Su estructura sólo puede entenderse si uno tiene un cierto conocimiento de la danza Kathakali ya que de lo contrario puede llegar a parecernos un caos difícil de seguir en cuanto al desarrollo de su trama y aburrirnos hasta el infinito. Pero no es, para nada, una novela aburrida.

El argumento de la novela es un continuo encuentro y desencuentro entre personas que se relacionan a través del Koman. Un periodista británico llega al sur de Kerala para escribir sobre Koman, un conocido maestro en el arte del Kathakali. Al llegar a India conoce a Radha, la sobrina del maestro, una mujer hindú, joven, casada y que no puede tener hijos. Con su llegada a Kerala, Cris se encontrará con un mundo donde la magia, la danza y el teatro se entremezclan, que hará que afloren recuerdos de su infancia y sentimientos que creía olvidados. Radha, a través de la relación que establecerá con Cris, descubrirá una vida más allá de la que mantiene con su esposo Shyam. La llegada del periodista supondrá un descubrimiento de secretos y rescate de sentimientos para todos aquellos con los que se relacionan, incluido el maestro Koman, quien rescatará la difícil historia de amor que su padre (hindú), mantuvo con su madre (musulmana), un amor imposible, condicionado, por sus diferencias religiosas y culturales. Una historia que el propio Maestro volverá a repetir.

El libro que tiene una estructura un tanto compleja utiliza un lenguaje sencillo, mezclando lo tradicional con lo actual. Sin embargo, como digo, puede despistar sin uno no conoce nada, ni siquiera la existencia de esta danza, pues para la escritora es fundamental. Sin embargo, pese a este hándicap, es un libro muy recomendable pues muestra las diferentes formas en que un mismo hecho puede ser visto, sentido e interpretado en función del personaje que nos lo presenta.

Calificación: Gratificante.

Tipo de lector: Curioso y paciente.

Tipo de lectura: Un poco densa.

Argumento: Una mirada hacia el interior del mundo del kathakali y aquellos que viven en él.

Donde leerse: En un lugar relajante, sobre unos cómodos almohadones y con música de Ravi o de Anouska Shankar de fondo.

Donde encontrarlo: En su librería habitual.