A puerta cerrada

Artículo escrito por: Carmen Neke

Esta obra de Jean-Paul Sartre, donde el infierno que se nos pinta como una simple habitación de hotel con tres condenados, dos mujeres y un hombre. En el transcurso de la historia, ellos se van dando cuenta del castigo que les fue asignado: su convivencia.

Este fue mi primer contacto con Sartre, un autor al que siempre había rehuído por parecerme un pedante insoportable. Y no sé cómo sería en la vida real (un pedante insoportable sin duda alguna) pero tengo que reconocerle que sabía escribir. Esta pieza de teatro es soberbia, estupendamente construida y elaborada, y se lee en un suspiro.

“El infierno son los otros”. De tan repetida la frase se ha convertido en algo manido y casi sin sentido; pero aquí tenemos la demostración detallada de cómo una eternidad en la compañía de otras dos personas puede ser peor que cualquier tortura inventada por la Inquisición. Y no por la maldad intrínseca de estas personas, sino por el efecto que sus palabras y acciones pueden tener sobre nosotros. Una idea muy inquietante, me parece.

Calificación: Estremecedor.

Tipo de lector: Tan elitista que quiere haber leído las obras de las que provienen las citas que usa. O más modestamente, cualquiera que aprecie el buen teatro moderno.

Tipo de lectura: Devoradora, tanto activa como pasivamente.

Engancha desde el principio.

No le sobra ni una sola escena.

Argumento: El infierno son los otros.

Personajes: Demasiado humanos, demasiado reconocibles, su destino nos afecta a todos.

¿Dónde puede leerse?: En lugares de gran aglomeración humana: la sala de espera del médico, el metro, la Feria del Libro.


1 Respuesta en “A puerta cerrada”

  • Gabrielle Dupré ha escrito:

    Busaba un blog como este´, genial!!!!!!!!!!!!!!!!!! Me ha encantado y me quedo, serás mi coach en las lecturas, eres un genio!.

    Sartre es un genio, le importo poco despreciar el Nóbel, junto a él estuvo una gran mujer! Simone de Beauvoir, quizá mi novelista francesa favorita.

    Me quedo, me quedo, me emociona hasta los huesos haber encontrado esta joya en la red. Felicidades!