La Analfabeta

Artículo escrito por: Gabriel Ramírez Lozano

Agota Kristof es húngara de nacimiento aunque reside en Suiza desde 1956. Posiblemente, es una de las autoras que más me han conmocionado con su literatura. Creo que será difícil que alguna vez más en mi vida me encuentre con algo parecido a El Gran Cuaderno.

Pero ha escrito, además, una pequeña autobiografía verdaderamente interesante. La Analfabeta. Cuenta en ella sus primeros años en Hungría, su paso por un internado catastrófico, el recuerdo de la apisonadora del camarada Stalin, su huida para llegar a Suiza, su tristeza hasta que comienza a conocer el idioma y se hace realidad su sueño: ser escritora. Once pequeños cuadros que explican todo esto.

No dice nada del otro mundo. Lo importante es porqué lo dice. El lenguaje es nuestro mundo y sin él no podemos llegar a encontrarnos con nosotros mismos. Soy de los que piensa que el ser humano puede renunciar a todo excepto a eso, al lenguaje, porque es lo mismo que renunciar a explicarse a sí mismo. Es la muerte. Y en esta pequeña obra Kristof dice eso y lo dice muy bien, desde las entrañas, desde el convencimiento íntimo de haber salvado la vida gracias a las palabras.

Los jóvenes que quieren ser escritores deberían echar un vistazo a La Analfabeta. Los que no quieren serlo, también, para entender mejor qué es lo que se le pasa por la cabeza al escritor además de la trama. Y los que ya lo son, también. No conviene olvidar ni llenar de vanidad cada frase dando la espalda al pasado.

Calificación: Excelente.

Tipo de lector: Todo el mundo.

Tipo de lectura: Agradable.

Argumento: ¿Por qué escribir?

Personajes: Las palabras.

¿Dónde puede leerse?: Son veinte minutos de lectura. Si puede ser tranquilo, mejor.


Comentarios cerrados.